ActualidadNotas de prensaSira Rego

Sira Rego considera “bienvenidos” los debates sobre una empresa pública de energía pero advierte de que aún lo son más las “decisiones ágiles, porque las familias no pueden esperar”

La portavoz federal de Izquierda Unida defiende que “hay muchos más elementos que se pueden poner en marcha” y apunta un profundo cambio en el bono social porque ahora “está en manos del oligopolio y debe cambiar para que sea verdaderamente social y dé cobertura a las familias más vulnerables”

La portavoz federal de Izquierda Unida, Sira Rego, ha señalado esta mañana que “bienvenidos sean los debates” como el que existe en el propio seno del PSOE entre algunas de sus ministras más destacadas sobre la propuesta lanzada hace ya meses por Unidas Podemos para crear una empresa pública de energía para hacer frente al desbocado precio de la luz. No obstante, advirtió de que aún son más bienvenidas “las decisiones ágiles, porque las familias no pueden seguir esperando y están en una situación precaria”, ya que a la crisis por la pandemia le tienen que sumar ahora lo que tachó como “escalada especulativa” en el recibo eléctrico.

En una rueda de prensa telemática y a preguntas de los periodistas, Rego consideró “normal” que se suscite un debate sobre la creación de una empresa pública que compita con el oligopolio privado, como ya planteó IU desde antes incluso de que se dispara el precio de la luz. Destacó que tanto la formación de la que es portavoz como el grupo de Unidas Podemos trabajan sobre “elementos constructivos y propositivos que van al cuerpo y a la necesidad de resolver los problemas de las familias trabajadoras”.

“Hay una alarma social razonable por la escalada de precios -dijo-, debido a una intervención oligopólica en base a unos intereses de élites que están ganando muchísimo dinero con esto. Los poderes públicos tenemos muchísimos instrumentos, a pesar del corsé europeo, para desplegar estrategias que operan en otros países y que parecen que son exitosas”.

La también portavoz de IU en el Parlamento europeo señaló que “somos más ambiciosas en este tema, creemos que hace falta una reforma mucho más profunda y más estructural de lo que es el mercado eléctrico, pero creemos que este es un primer paso necesario, que requiere una pequeña cantidad de audacia pero tampoco nada extraordinario”.

Avisó de que este “elemento lamentable” de la subida descontrolada de la luz, que “hace unos meses nos parecía un hecho dramático” no puede convertirse “en normalidad”. Para lograrlo, “sigue siendo prioritario intervenir. Hay que poner en marcha más medidas que verdaderamente intervengan, frenen esta burbuja especulativa y sean útiles contra esta escalada de precios, que no pueden ser en ningún caso un elemento de normalidad porque afecta a la vida cotidiana de muchas familias”.

Rego expuso que la iniciativa de la empresa pública de energía ya registrada por Unidas Podemos como proposición de ley en el Congreso debe servir, además, “para evitar este pulso que el oligopolio está generando hacia el Gobierno de nuestro país. Es preocupante”.

“Somos conscientes -dijo- que el ámbito europeo es restrictivo y de que la estructura del mercado viene impuesta por Bruselas”, pero apuntó también “cómo en muchos países europeos hay empresas públicas que hacen viable la protección a las personas más vulnerables. Esto hace posible desplegar una estrategia completamente diferente a pesar de tener una estructura de mercado eléctrico similar a la de nuestro país.

Sira Rego defiende que “hay muchos elementos que se pueden poner en marcha”, entre ellos “una intervención pública puntual de los precios”, entre otras razones porque “hay mecanismos dentro de las directivas europeas que permiten esta intervención. Estamos en un momento de especulación extraordinario en el que hace falta que los poderes públicos intervengan”.

De la misma forma, consideró que se debe abrir “el debate del bono social, un bono social que está en manos del oligopolio y creemos que esto debe cambiar para que sea verdaderamente social y dé cobertura a las familias más vulnerables. Lo más importante es que el precio de la electricidad no termine repercutiendo en el bolsillo y en la factura de las familias que peor lo pasan”.

Contenido relacionado

Botón volver arriba