ESTATUTOS DE IZQUIERDA UNIDA APROBADOS EN LA XII ASAMBLEA FEDERAL

Formato .pdf

 


 

Formato texto:

I. EXPOSICIÓN DE MOTIVOS: PREÁMBULO

Izquierda Unida (IU) queda definida en el artículo primero de estos Estatutos como un Movimiento Político y Social (MPS) anticapitalista que pretende la transformación del actual orden económico y social en un nuevo país socialista, feminista, plural, federal, republicano y ecologista fundamentado en los principios democráticos de justicia, igualdad, solidaridad, libertad y respeto por la naturaleza, los animales, la ecología y las diferencias personales y defensora de la paz como principio para la convivencia entre los pueblos. Asimismo, se afirma que dicha sociedad socialista se organizará a través de un estado social y democrático de derecho, republicano, federal y laico.

El MPS forma parte de un bloque más amplio compuesto por la clase trabajadora y los sectores populares golpeadas por el capitalismo, así como por aquellos otros actores que los expresan políticamente. Este MPS debe avanzar en su integración en todos los espacios de la sociedad civil, organizando los conflictos de toda índole y construyendo espacios propios de socialización y organización, anticipando el bosquejo de la nueva sociedad socialista. Para ello, debemos superar la visión exclusivamente institucional de la política para entenderla como una lucha permanente por la hegemonía: además de la conquista de las instituciones y de su transformación democrática, debemos extender la lucha cultural y crear contrapoderes sociales que abarquen todos los ámbitos de la sociedad civil. Sólo así podremos convertir el bloque político y social en bloque histórico, es decir, en un bloque dirigente, popular y democrático capaz de presentar sus intereses como los intereses generales de un proyecto de país propio y autónomo.

Izquierda Unida se pretende organizar como uno de los instrumentos de los que se dota la sociedad para avanzar en ese proceso de transformación política, económica y social. Asimismo, en atención a la finalidad con la que está constituida, Izquierda Unida aplica a su funcionamiento interno una serie de principios y valores que pretenden ser coherentes con esa nueva forma social que se defiende para el conjunto de la ciudadanía.

Estos principios, que se van concretando a lo largo del articulado de los Estatutos, sirven de base para la interpretación de los mismos y, más allá, de pauta para la actuación de los órganos y de las afiliadas y los afilados a Izquierda Unida.

Partiendo de la idea de que la organización debe servir para facilitar la consecución de los objetivos políticos, adecuándose de manera flexible a los mismos, se intenta, a través de los Estatutos, mantener un equilibrio entre la imprescindible flexibilidad para agrupar la variedad de experiencias, prácticas, sensibilidades, tendencias, realidades geográficas, procedencias políticas y culturales que se pretende que convivan en Izquierda Unida, con la también imprescindible coherencia global y eficacia práctica para contribuir a la transformación social. Ese equilibrio entre la flexibilidad y respeto por la diferencia y la necesidad de un mínimo organizativo unitario y coherente al que todas las personas afiliadas y órganos han de adecuar su comportamiento, es una de las pretensiones fundamentales de estos Estatutos.

Son objetivos buscados con estos Estatutos, que se pretende sirvan de pauta a la práctica del conjunto de la organización, los siguientes:

A. Facilitar la participación y las aportaciones en Izquierda Unida y a Izquierda Unida del mayor número de personas, sectores y colectivos de la izquierda alternativa, transformadora y progresista comprometidos con la transformación y superación del sistema capitalista. Izquierda Unida promoverá en todos sus ámbitos de actuación la plena participación política y la visibilidad de las personas trabajadoras, así como de las minorías sociales, que forman parte y representan la pluralidad y la diversidad de nuestra sociedad. Esta participación se pretende no sólo desde la afiliación a Izquierda Unida, aunque éste sea un objetivo claro, sino también desde la aportación por otras personas, colectivos u organizaciones sociales que, aunque partan de una perspectiva crítica hacia Izquierda Unida o no se hayan afiliado a Izquierda Unida, deben tener las puertas abiertas para hacer aportaciones, con mecanismos que permitan el enriquecimiento mutuo.

B. Facilitar la convivencia de las personas que se implican, en mayor o menor medida, en esta organización.

C. Ser coherente entre lo que se defiende y lo que se practica.

D. Potenciar la iniciativa desde lo local, llegando a una actuación coherente en lo general.

E. Practicar la democracia participativa.

Para ello, en su actuación política y en las relaciones internas de Izquierda Unida, deben respetarse los principios rectores que a continuación se describen.

 

II. PRINCIPIOS RECTORES

1. PRINCIPIO DE DEMOCRACIA PARTICIPATIVA (funcionamiento democrático, consenso y elaboración colectiva)

Si entendemos la democracia participativa como un elemento superador de la democracia representativa, debemos, coherentemente con el modelo de participación que defendemos en la sociedad, aplicarla en nuestra organización para garantizar la máxima participación en la toma de decisiones desde el ámbito local al estatal.

A. Siendo la democracia el modelo de funcionamiento social por el que ha optado desde sus orígenes Izquierda Unida para regular la convivencia y facilitar la plena realización política y social de las personas, y desde el convencimiento de que la aplicación de la democracia integral es, en sociedades como la española, la única forma de organización social que posibilitará la consecución de justicia social, de respeto por el equilibrio medioambiental y por las diferencias personales, no puede ser otro el modelo de funcionamiento para el interno de la organización. La democracia participativa es un concepto superador de democracia, entendida en nuestra sociedad como democracia representativa.

B. La aplicación de criterios de funcionamiento democráticos exige elaborar procesos democráticos y respetarlos para permitir el máximo de participación de las personas afiliadas a Izquierda Unida.

C. Partiendo de que la soberanía en Izquierda Unida reside en su afiliación, la aplicación radical de los criterios democráticos debe llevarnos a facilitar la participación de personas que, sin haber asumido el compromiso de la afiliación, sí que facilitan, a través de su voto, o a través de las actividades sociales u opiniones públicas, la presencia de Izquierda Unida en las instituciones y su actividad cotidiana. Dicha participación habrá que facilitarla desde las asambleas de base hasta las redes de activistas.

D. El funcionamiento democrático y participativo de Izquierda Unida se basa en la primacía del funcionamiento de la asamblea en sus diferentes ámbitos. Por lo tanto, deben ser las asambleas, en cada ámbito y especialmente en las organizaciones de base, quienes tomen las decisiones en última instancia en el ámbito de sus competencias o en procesos de refrendo organizadas por las direcciones respectivas en el desarrollo de la política, valores, programa y acuerdos de Izquierda Unida. La asamblea es el instrumento que garantiza la participación más directa de las personas implicadas en Izquierda Unida, al que se añadirán los mecanismos que permitan conocer la opinión y recabar las propuestas de aquellas personas cercanas a nuestro proyecto que no hayan optado por su afiliación.

En las asambleas locales debemos garantizar que se dan condiciones adecuadas para conseguir:

    • Un ámbito agradable y atractivo para la participación, con respeto escrupuloso a las discrepancias, a las diferentes tendencias ideológicas dentro de Izquierda Unida, así como a los símbolos o referentes históricos que las represente, a las reglas que garanticen la democracia interna, a las minorías y a las decisiones mayoritarias.
    • Unos métodos de funcionamiento y reuniones que faciliten la elaboración colectiva y la aportación individual de opiniones y propuestas.
    • Una planificación y duración de las reuniones que permitan la conciliación de la militancia con la vida personal y la implicación social.
    • Facilitar la incorporación de nuevas personas a Izquierda Unida, con especial atención a las mujeres y personas jóvenes y a quienes participen en organizaciones sociales.
    • El acceso de toda la afiliación y simpatizantes a la máxima información.
    • Una dirección de las asambleas que, además de expresar criterios políticos, sea motor y dinamizadora de la actividad y participación de la afiliación, los y las simpatizantes y los movimientos y organizaciones sociales que acompañan el proyecto político de Izquierda Unida.
    • La elaboración de planes de trabajo evaluables y actualizados por la propia asamblea.
    • Mecanismos de evaluación del cumplimiento de las metas u objetivos acordados para el conjunto de la organización y para los órganos o cargos públicos.
    • La estrecha colaboración entre cargos públicos y la organización, lo que entre otras cosas significa que es ésta quien decide las líneas de su trabajo y ante quien deben de rendir cuentas, al menos anualmente o cuando sean requeridos por su asamblea correspondiente. El incumplimiento de este mandato de manera reiterada puede acarrear la apertura de un expediente disciplinario.
    • En los municipios, se deberá reunir a las asambleas locales o a la colegiada local siempre que sea posible antes de cada pleno municipal para favorecer la colaboración entre cargos públicos y la organización, el buen traslado de la información municipal y la difusión de dicha información a toda la ciudadanía.
    • El contacto habitual, sistemático y organizado con las organizaciones sociales y personas con inquietudes de su entorno.

E. Elaboración colectiva. La elaboración colectiva se articula en Izquierda Unida mediante el mecanismo de planificación y evaluación interna, todos los órganos deben desarrollar lo aprobado por las asambleas poniendo en marcha planes de trabajo anuales que deben ser evaluados semestralmente. Con este mecanismo garantizamos el ejercicio de la crítica y autocrítica, la evaluación permanente y la rendición de cuentas. La autocrítica sirve para la evaluación a todos los niveles organizativos y es un elemento básico en el funcionamiento del Movimiento Político y Social.

La elaboración colectiva, como proceso de participación activa que, tras el análisis de los problemas concretos de nuestra realidad social, propone las alternativas y se moviliza por ellas, es un principio básico en Izquierda Unida porque establece una forma distinta de hacer política sujeta a dinámicas participativas y, en consecuencia, supera la disociación existente entre quienes hacen la política y quienes la reciben.

La elaboración colectiva convierte en sujetos protagonistas a quienes desean intervenir en el ámbito social facilitando un encuentro que permite superar las contradicciones que introduce el sistema. Esta elaboración se canalizará principalmente a través de los diferentes niveles organizativos (asambleas y órganos) y de las redes de activistas, que se constituyen como instrumentos de participación y movilización social. Las redes deben ser, además de marcos de elaboración, impulsoras de propuestas de movilización y de las acciones reivindicativas o políticas.

Es imprescindible la presencia de Izquierda Unida en el tejido social para acercarse a las demandas de personas y movimientos sociales con propuestas alternativas para compartir con ellas, al mismo tiempo que se contribuye a la articulación de la sociedad mediante la actuación de sus personas adscritas. La elaboración colectiva introduce elementos de transversalidad en los procesos participativos que permiten, igualmente, superar la compartimentación territorial y la estratificación social y política.

Las redes de activistas son los instrumentos para hacer realidad este principio.

La elaboración colectiva, en definitiva, aporta a la organización descentralización política, horizontalidad, capacidad participativa, coherencia, cohesión y posibilidades alternativas y de movilización, propias de un movimiento político social.

F. Si bien en una institución o entidad en la que existan intereses o posturas enfrentadas la democracia tiene un punto culminante en la votación para decidir la posición mayoritaria, la caracterización de Izquierda Unida como formación social y política que pretende aglutinar a diferentes sensibilidades sociales y tendencias políticas, con el objetivo común al inicio expresado, exige que los procesos de debate no se promuevan con dinámica de confrontación, sino con la de la búsqueda de la síntesis de las aportaciones y de enriquecimiento que los diferentes planteamientos o posturas aportan. Es por ello por lo que el objetivo primero en todo proceso de debate interno será el de la consecución del consenso, en el que la gran mayoría pueda sentirse reflejada e identificada.

Sin embargo, partiendo de la conciencia de que no en todas las ocasiones será posible alcanzar el consenso, cuando tras el proceso participativo de intercambio de opiniones no se llegue a posturas consensuadas, se acudirá a la votación que determinará la posición oficial de Izquierda Unida en sus diferentes ámbitos.

La democracia aplicada al interno de Izquierda Unida no sólo exige la aplicación de mecanismos democráticos para la toma de decisiones, sino también la asunción individual de la idea democrática, de manera que se asuman las decisiones tanto por quien queda en minoría, con respeto hacia las decisiones adoptadas, especialmente en los espacios y ámbitos públicos y con mayor relevancia cuando ocupan espacios de representación de nuestra organización, como por quien queda en mayoría, con el respeto pleno que ha de mostrarse hacia las posiciones y personas que han quedado en minoría.

2. PRINCIPIO DE COHESIÓN, UNIDAD DE ACCION Y PROGRAMÁTICA

Las condiciones políticas, económicas, sociales y culturales en las que tenemos que actuar en los diferentes niveles territoriales, exigen cohesión y coordinación en la elaboración de los contenidos generales de un mismo proyecto transformador, que se plasmen no sólo en principios sino también en normas organizativas y de resolución de conflictos.

Esta práctica no está exenta de contradicciones, diferencias y matices, inherentes, como es lógico, a toda actividad humana o política, y mucho más en lo que atañe a un proyecto político transformador y en un momento de acelerados cambios tecnológicos, materiales y sociales. Ante ello, el buen sentido indica que no debemos fragmentar lo que exige unidad, sino potenciar y articular, combinando el debate más amplio y plural con la unidad de acción para el desarrollo del proyecto común en las condiciones específicas que se dan en un Estado plurinacional como es el Estado Español.

En todo caso, y salvaguardando el derecho de libre expresión de cualquier miembro, está establecido el carácter vinculante para todas y todos de los acuerdos adoptados en el marco de las competencias determinadas para cada estructura o parte de la organización y en la medida en que los mismos sean coherentes con el programa y las normas de Izquierda Unida. En el ámbito federal, estos acuerdos constituirán la posición y la línea de actuación unitaria del conjunto de Izquierda Unida, estableciéndose para ello mecanismos que garanticen la unidad de acción política y programática.

3. PRINCIPIO DE FEDERALIDAD

Es imprescindible la correcta aplicación del principio de federalidad, entendiendo que las decisiones estratégicas son compartidas y elaboradas por todas y todos y la aplicación de la política aprobada se adaptará a cada realidad territorial, pero sin que ello contravenga lo aprobado o genere desigualdades entre territorios.

A. El proyecto político y organizativo que representa Izquierda Unida se sustenta en el más amplio reconocimiento del pluralismo interno. Dicho pluralismo se expresa tanto en la vertiente ideológica como en la vertiente geográfica o cultural al encontrarnos en un Estado plurinacional.

Las distintas posiciones solo serán superadas con la búsqueda del diálogo y el consenso en la defensa de la cohesión y del proyecto común. Izquierda Unida pretende hacer compatible el reconocimiento de la especificidad y la realidad plurinacional de las diferentes naciones y culturas que conviven en España, con la corresponsabilización solidaria desde la aplicación de los principios del federalismo.

El federalismo no es sólo una técnica jurídica u organizativa, sino también el reconocimiento de la soberanía de cada una de las partes en lo que atañe a su ámbito como condición primera para avanzar democráticamente y, por medio de voluntad política, hacia la unión federal.

La validez de esta afirmación topa con la dificultad de administrar en lo concreto diversidad y proyecto unitario, evitando las tendencias centrífugas y centrípetas. La superación de esta dificultad requiere, en primer lugar, más allá del error o acierto en tal o cual propuesta organizativa (siempre mejorable y modificable), la aceptación del pluralismo territorial y cultural de los pueblos del estado español como un hecho real y enriquecedor para el proyecto de Izquierda Unida y no como un elemento de conflicto.

B. Cualquier principio de funcionamiento federal razonable exige:

    • Comprender la necesidad de un acuerdo político de fondo que nos lleve a un funcionamiento organizativamente coordinado, con expresa voluntad política de realizarlo.
    • Un acuerdo sobre las competencias de cada federación y sobre las competencias comunes, el cual se plasma en los presentes Estatutos y en los de las federaciones de Izquierda Unida que deriva del marco estatutario integrado por los presentes Estatutos y los de sus federaciones, así como de los protocolos suscritos entre éstas e Izquierda Unida Federal o los que en el futuro se concierten.
    • Las federaciones de Izquierda Unida son iguales en derechos y deberes.
    • Un mecanismo para resolver los conflictos competenciales basado en el agotamiento de las posibilidades de acuerdo sobre la base del mantenimiento del proyecto y la organización común.

C. El Pacto Federal está basado en el reconocimiento de la autonomía y de la soberanía de cada una de las federaciones, en el ámbito de sus competencias y de la corresponsabilidad de las mismas tanto en el desarrollo ideológico, político y organizativo del proyecto común como en el respeto de las competencias conferidas a los órganos federales.

Cualquier variación sustancial de esta situación, derivada de un cambio en la configuración político-territorial de España o de Europa o como consecuencia de las necesidades políticas de cada una de las partes, deberá debatirse y aprobarse, con documentación y propuestas razonadas, en los órganos competentes y posteriormente ser sometida a referéndum.

4. PRINCIPIO DE PLURALISMO

A. El pluralismo es un valor que Izquierda Unida considera consustancial a la apuesta por la renovación cultural, política y organizativa de la izquierda transformadora. La afirmación positiva de este principio en Izquierda Unida tiene que ver con los distintos planos en los que se articula hoy la diversidad de la izquierda transformadora: el plano ideológico y el ámbito de los territorios, al que se ha hecho referencia con anterioridad.

El pluralismo ideológico hunde sus raíces, en primer lugar, en las distintas tradiciones ideológicas y culturales de quienes forman parte de Izquierda Unida desde sus orígenes (socialista, comunista, libertaria, cristianismo de base, republicana, federalista, laica, feminista, ecologista, pacifista, antimilitarista, animalista, etc.) y busca la ampliación a quienes parten de inquietudes sociales que van emergiendo con los cambios sociales que se producen constantemente.

Esta apuesta se sigue formulando desde el absoluto respeto a la identidad ideológica de cada cual, individual o colectiva, sin la pretensión de que nadie renuncie a su trayectoria ni a su identidad para contribuir a la tarea de renovación política y cultural de la izquierda. Y sin pretender, por tanto, forzar la aparición de una nueva identidad ideológica única de todas las personas miembros de Izquierda Unida que elimine u ocupe el lugar de la diversidad, aunque sí se intentará lograr una identidad organizativa basada en el respeto a las decisiones tomadas y la lealtad al proyecto común expresado en sus documentos.

Junto a estos componentes básicos del pluralismo en Izquierda Unida hay que tener en cuenta la diversidad de opiniones y propuestas que surgen en torno al debate político y programático que se produce al hilo del análisis de la situación política y de las iniciativas a tomar.

Asumido el pluralismo como seña de identidad básica y admitida la complejidad de la articulación práctica de este pluralismo en una organización de carácter federal, en la que las personas afiliadas se pueden organizar, a su vez, en partidos y corrientes, y en la que se pretende un contacto intenso con los movimientos sociales, hay que buscar el equilibrio entre esta pluralidad y la efectividad política que evite convertir a la organización en un mero foro de debates. De lo que se trata es de complementar el respeto al pluralismo y a las diferencias de opinión con la cohesión necesaria para ir dando más concreción al programa y actuar en consecuencia.

B. Para complementar el pluralismo con la cohesión hay que partir de la aceptación en la práctica, entre asamblea y asamblea, de las normas y principios de comportamiento recogidos en los documentos programáticos y estatutarios de Izquierda Unida, pues estas normas y principios de comportamiento han sido pensadas para hacer la síntesis de las diferencias y facilitar la operatividad práctica de la organización en su conjunto.

C. En aplicación de este principio, los Estatutos reconocen el derecho de sus miembros a pertenecer a otras organizaciones sociales, culturales o políticas siempre que estas organizaciones políticas estén integradas en Izquierda Unida o sus federaciones, que sus objetivos globales y principios de funcionamiento no entren en contradicción ni en competencia electoral con Izquierda Unida y sin que este hecho pueda suponer privilegio alguno ni reconocimiento de situación especial en el seno de la organización, ni condicione la personalidad jurídica de Izquierda Unida ni la de sus federaciones.

D. Asimismo, para el desarrollo de esa pluralidad, los Estatutos reconocen el derecho de las personas afiliadas a organizarse en corrientes de opinión.

E. También, en aplicación de este principio, se regula la elección de los órganos de dirección y coordinación que deben respetar la pluralidad.

F. En lo relativo a las candidaturas se establece un mecanismo que compatibilice el objetivo de cohesión en la configuración de equipos de trabajo en los grupos electos y de favorecer el consenso entre la pluralidad existente.

G. Consecuentemente, todos los procesos electivos en el conjunto de las organizaciones de Izquierda Unida, tanto internos como externos, deben tener como base la proporcionalidad para así hacer efectivo el principio de pluralismo.

H. Con la excepción de la candidatura a la presidencia del Gobierno, para el resto de candidaturas a cualquier otro proceso electoral (europeo, generales, autonómicas y municipales) habrá de aplicarse el principio de proporcionalidad, integrando obligatoriamente en el conjunto de la candidatura la elección de la cabecera de lista, si ésta se eligiera aparte. Excepcionalmente, en caso de concurrir en una candidatura de convergencia y si la organización de Izquierda Unida del territorio correspondiente así lo aprobase, podrá elegirse mediante otro procedimiento de primarias a la persona cabeza de lista.

5. PRINCIPIO DE EQUILIBRIO DE SEXOS

Izquierda Unida, desde su apuesta inequívoca por la paridad y plena igualdad entre mujeres y hombres, tanto en la elección de estructuras orgánicas como en las candidaturas para las instituciones, conformará listas cremallera.

A. Ámbito interno:

    • En los procesos en los que la elección de órgano o delegación fuese única o por consenso, al menos el 50% de sus miembros tendrán que ser mujeres.
    • En la composición de órganos o delegaciones que se presenten varias candidaturas, no se aceptará ninguna candidatura cuya composición no sea paritaria, teniendo que estar compuesta al menos por mujeres todos los puestos pares o impares de dichas candidaturas. En los órganos electivos federales en cuya composición existan miembros natos, una vez cumplidos los mecanismos estatutarios en todas sus partes, si la componente nata produjera como resultado una participación de mujeres inferior al 45%, se incorporarán a los mismos el número necesario para garantizar este porcentaje mínimo estipulado en estos Estatutos.

B. Ámbito institucional:

    • Las candidaturas de Izquierda Unida al Congreso, Senado y al Parlamento Europeo estarán configuradas de forma paritaria, teniendo que estar al menos todos los puestos pares o impares ocupados por mujeres. La composición final del Grupo Parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados tendrá que estar compuesta al menos por un 40% de mujeres, para ello la dirección federal procurará teniendo en cuenta las competencias establecidas en el artículo 7 que al menos la mitad de las circunscripciones electorales estén encabezadas por mujeres. La estimación para la paridad en las cabeceras de las candidaturas que darán lugar a grupos institucionales se hará en base a la composición vigente como resultado de las anteriores elecciones.
    • En los procesos electorales en los que la configuración de listas no sea competencia federal, se instará al cumplimiento de la paridad y del presente artículo a los órganos competentes en su aprobación.

Con respecto al resto de la representación institucional de Izquierda Unida en órganos de segunda elección o de representación parlamentaria (Consejo de Administración de RTVE, personal de confianza, etc.), la aplicación de este criterio se traducirá en que al menos la mitad de los puestos a cubrir lo sean por mujeres.

La Coordinadora Federal, en función de lo estipulado en estos estatutos, articulará los mecanismos necesarios para que la aplicación de este principio no entre en contradicción con cualquier otro de los presentes estatutos.

Este principio impone, más allá de la regulación estatutaria, la necesidad de impulsar la afiliación de mujeres y su participación en todas las actividades de nuestra organización, removiendo los obstáculos que la dificulten de tal forma que su presencia sea la consecuencia natural de su implicación en todos los procesos. Asimismo, también impone que el conjunto de la afiliación, cargos públicos y dirigentes asuman e integren el discurso feminista en su práctica cotidiana.

Como norma general, en los actos públicos, tanto en los organizados por la propia Izquierda Unida como en los que miembros de la organización sean invitados o invitadas, no podrán participar representantes de Izquierda Unida si en el acto sólo participan hombres.

6. PRINCIPIO DE PARTICIPACIÓN DE LAS Y LOS JÓVENES

Izquierda Unida apuesta de forma decidida por un proceso constante de renovación generacional dentro de todas sus estructuras, con el objetivo de conseguir una organización joven y adaptada plenamente a la realidad que va cambiando con el tiempo. Izquierda Unida es un proyecto joven que posee, como eje fundamental de su política, la transformación de la realidad social hacia una nueva, más participativa y dinámica en la cual la juventud sea protagonista activa de su futuro, potenciando sus inquietudes e integrando las iniciativas transformadoras de sus problemas.

Para ello, en los Estatutos se establece que, con carácter general, tanto en las candidaturas como en los órganos internos y listas de delegadas y delegados a asambleas procurarán incluir un 20% de jóvenes menores de 31 años contando con la presencia de al menos una persona menor de 31 años en tramos de 5 puestos.

Estos mecanismos se articularán para regular la necesidad de rejuvenecer Izquierda Unida en todos sus ámbitos de actuación y, por tanto, fomentar y favorecer la presencia de personas jóvenes.

7. PRINCIPIO DE LIMITACIÓN DE LA PERMANENCIA EN LOS CARGOS PÚBLICOS Y ORGÁNICOS

Desde la IV Asamblea de Izquierda Unida se estableció el mecanismo de la limitación de permanencia en los cargos como un instrumento para evitar la profesionalización, la pérdida del impulso, la dependencia económica y la burocratización política, así como para posibilitar la renovación personal, la incorporación de nuevos valores y el incremento del compromiso de más personas. En el mismo sentido, el automatismo en la limitación de cargos obliga a la búsqueda permanente de nuevas personas capaces y dispuestas a asumir responsabilidades y evita situaciones tensas y traumáticas que, en caso contrario, se producen indefectiblemente. Es, además, un principio político claramente diferenciador de nuestra organización.

También nos ayuda a transmitir a la sociedad la realidad de que Izquierda Unida no está en política para obtener beneficios personales.

Al mismo tiempo, y siendo conscientes de la necesidad de aprovechar al máximo la experiencia, conocimientos y habilidades que se adquieren cuando se han asumido las responsabilidades derivadas del desempeño de los cargos, ha de buscarse un mecanismo que permita conjugar el principio de no perpetuación en los puestos de responsabilidad con la reversión del aprendizaje al conjunto de la organización.

Este hecho, unido a otras circunstancias particulares de cada lugar y tiempo, hacen que, siempre que existan razones suficientes, y con carácter excepcional, pueda flexibilizarse algo esta limitación temporal.

8. PRINCIPIO DE ACTUACION TRANSPARENTE Y HONESTA DE LOS CARGOS PÚBLICOS Y ORGÁNICOS

Siendo una seña de identidad de Izquierda Unida desde sus orígenes la defensa y la práctica de la honestidad y transparencia por todas aquellas personas que ostentan puestos de responsabilidad y representación, por ser éste un requisito básico de una organización política transformadora y de una sociedad realmente democrática, se introducen en los presente Estatutos un mínimo de criterios a los que, en aplicación de estos principios, ha de adecuarse la actividad de sus representantes.

Para ser capaces de convencer a la mayoría de la sociedad de que el ejercicio de la política desde la perspectiva de Izquierda Unida no es ni una carrera profesional ni un medio para obtener beneficios personales, sino un compromiso individual y colectivo, institucional y de base para servir al objetivo de conseguir una sociedad más justa, más ética, más respetuosa con el medio ambiente y más solidaria, es conveniente plasmar los principios de actuación ética que han sido la pauta de actuación prácticamente unánime de nuestras y nuestros representantes en un Código Ético. Asimismo, la transparencia será la mejor herramienta para mostrar que existe otra manera de estar en las instituciones, para rendir cuentas a la ciudadanía y para exigirnos permanentemente la coherencia de la que queremos hacer gala.

9. PRINCIPIO DE RENDICIÓN DE CUENTAS DE LAS Y LOS CARGOS PÚBLICOS DE IZQUIERDA UNIDA

Las y los cargos públicos se deben a las organizaciones que les propusieron y al electorado que les votó. La dirección política de las y los mismos corresponde a sus respectivas asambleas o Coordinadoras.

Los grupos y cargos públicos, en sus distintos ámbitos, deben rendir cuentas de su labor institucional al menos una vez al año a petición expresa de la asamblea, tanto ante sus respectivas asambleas o coordinadoras como ante asambleas de convocatoria o convergencia social.

10. PRINCIPIO DE DIVERSIDAD SOCIAL

Izquierda Unida promoverá en todos sus ámbitos de actuación la plena participación política y la visibilidad de las minorías sociales que forman parte y representan la pluralidad y la diversidad de nuestra sociedad.

En la medida de nuestras posibilidades organizativas, se facilitará la participación de las personas con diversidad funcional en todos los ámbitos de la organización desde las redes, las asambleas regionales o nacionales o la Asamblea Federal. Como mínimo, en las asambleas regionales o nacionales y en la Asamblea Federal, se deberá facilitar la traducción al lenguaje de signos si alguna persona delegada lo solicita. En los procesos de votación y referéndum, si se solicita previamente, se deberá facilitar una papeleta en Braille.

 

TÍTULO I.
DEFINICIÓN, DENOMINACIÓN, DOMICILIO, EMBLEMAS, AMBITO DE ACTUACIÓN Y COMPETENCIAS FEDERALES

Artículo 1. Definición política y jurídica. Fines

Izquierda Unida, como Movimiento Político y Social, forma parte de un bloque más amplio compuesto por la clase trabajadora y los sectores populares golpeadas por la crisis del capitalismo, así como por aquellos otros actores que los expresan políticamente. Este MPS debe avanzar en su integración en todos los espacios de la sociedad civil, organizando los conflictos de toda índole y construyendo espacios propios de socialización y organización; anticipando el bosquejo de la nueva sociedad socialista. Para ello, debemos superar la visión exclusivamente institucional de la política para entenderla como una lucha permanente por la hegemonía: además de la conquista de las instituciones y de su transformación democrática, debemos extender la lucha cultural y crear contrapoderes sociales que abarquen todos los ámbitos de la sociedad civil. Sólo así podremos convertir el bloque político y social en bloque histórico, es decir, en un bloque dirigente, popular y democrático capaz de presentar sus intereses como los intereses generales de un proyecto de país propio y autónomo.

Por tanto, Izquierda Unida es un Movimiento Político Social y cultural de carácter anticapitalista que se conforma en una organización, política y jurídicamente soberana, cuyo objetivo es transformar el sistema capitalista económico, social y político, y superar el patriarcado, en un sistema socialista fundamentado en los principios democráticos de justicia, igualdad, libertad, solidaridad, internacionalismo, democracia participativa respeto a la naturaleza y organizado conforme a un Estado Social y Democrático de Derecho, republicano, laico, federal, plurinacional y solidario.

Es unitario en la línea política general y en el programa, organizativamente federal e ideológicamente plural de la izquierda española y de sus pueblos y naciones donde participan los partidos, colectivos y todas aquellas personas que voluntariamente se adscriban, acepten y practiquen la política de Izquierda Unida aprobada en sus Asambleas Federales, su programa, su política internacional, su funcionamiento administrativo y financiero y los presentes estatutos.

La soberanía de Izquierda Unida reside en sus afiliados y afiliadas y se expresa en la Asamblea Federal, órgano que recoge y representa ante la sociedad el sentir unitario de Izquierda Unida, compuesta por las personas delegadas para ese fin por sus compañeros y compañeras en las respectivas federaciones de acuerdo con las normas que se establezcan en cada caso. La soberanía también se expresa mediante los mecanismos de participación directa de la militancia, sean consultas, referéndums o votaciones para la elección directa de órganos de dirección y cargos públicos mediante el sufragio universal, garantizando siempre la igualdad efectiva de oportunidades para el conjunto de la militancia de Izquierda Unida.

Artículo 2. Definición de los criterios organizativos

Izquierda Unida se constituyó y se estructura con criterios de federalidad, garantizando la unidad y coherencia en la línea política y en el programa político general.

Su actuación interna se someterá a los principios de democracia participativa, cohesión, federalidad, pluralismo, proporcionalidad en los procesos electivos, equilibrio de sexos, limitación de permanencia en los cargos y diversidad social.

Estos principios son de obligado cumplimiento para todas las estructuras de Izquierda Unida y se recogerán expresamente en los estatutos de sus federaciones.

Artículo 3. Denominación

1. Izquierda Unida (IU) es la denominación de la organización federal, denominándose, en las distintas Comunidades Autónomas del Estado:

    • Comunidad autónoma de Andalucía: IZQUIERDA UNIDA LOS VERDES-CONVOCATORIA POR ANDALUCÍA (IULV-CA) o (IU ANDALUCIA).
    • Comunidad autónoma de Aragón: IZQUIERDA UNIDA DE ARAGON (IUA) o CONVERGENCIA ALTERNATIVA DE ARAGÓN
    • Comunidad autónoma de Asturias: IZQUIERDA UNIDA DE ASTURIAS- IZQUIERDA XUNIDA D’ASTURIES (IUA-IXA)
    • Comunidad autónoma de Baleares: ESQUERRA UNIDA DE LES ILLES BALEARS (EUIB) o ESQUERRA UNIDA DE LES ILLES BALEARS – VERDS
    • Comunidad autónoma de Canarias: IZQUIERDA UNIDA CANARIA (IUC)
    • Comunidad autónoma de Cantabria: IZQUIERDA UNIDA DE CANTABRIA (IUC)
    • Comunidad autónoma de Castilla-La Mancha: IZQUIERDA UNIDA – IZQUIERDA DE CASTILLA LA MANCHA (IUCM) o IZQUIERDA UNIDA DE CASTILLA-LA MANCHA (IU-CLM)
    • Comunidad autónoma de Castilla León: IZQUIERDA UNIDA DE CASTILLA Y LEÓN (IUCyL) o IZQUIERDA UNIDA- IZQUIERDA DE CASTILLA Y LEÓN (IU-ICyL)
    • Comunidad autónoma de Catalunya: ESQUERRA UNIDA DE CATALUNYA (EUCat)
    • Ciudad autónoma de Ceuta: IZQUIERDA UNIDA DE CEUTA (IUC)
    • Comunidad autónoma de Extremadura: IZQUIERDA UNIDA EXTREMADURA o IZQUIERDA UNIDA-VERDES EXTREMADURA
    • Comunidad autónoma de Galicia: ESQUERDA UNIDA (EU)
    • Comunidad autónoma de Madrid: IZQUIERDA UNIDA MADRID (IU MADRID)
    • Comunidad autónoma de la Región de Murcia: IZQUIERDA UNIDA –VERDES DE LA REGIÓN DE MURCIA (IU-V-RM) o IZQUIERDA UNIDA DE LA REGION DE MURCIA (IU-RM)
    • Comunidad Foral de Navarra: IZQUIERDA UNIDA DE NAVARRA-NAFARROAKO EZKER BATUA (IUNNEB)
    • Comunidad autónoma de La Rioja IZQUIERDA UNIDA DE LA RIOJA (IUR)
    • Comunidad autónoma del País Valenciano: ESQUERRA UNIDA DEL PAÍS VALENCIÀ (EUPV)
    • Comunidad autónoma Vasca: EZKER ANITZA-IZQUIERDA UNIDA (EA-IU)

2. Las denominaciones de las organizaciones territoriales federadas sólo podrán ser modificadas mediante acuerdo asambleario de la propia organización federada, ratificado por la Asamblea Federal, que únicamente podrá oponerse cuando la nueva denominación atente de manera manifiesta y expresa contra los Principios enumerados en los presentes Estatutos o suponga un evidente apartamiento del proyecto común que representa Izquierda Unida Federal. Excepcionalmente, cuando existan razones fundadas (cercanía de procesos electorales, lejanía de la siguiente Asamblea Federal, resoluciones judiciales o administrativas, por ejemplo) que no aconsejen esperar hasta la siguiente Asamblea Federal, la modificación aprobada por las federaciones podrá ser ratificada por la Coordinadora Federal por una mayoría cualificada de 3/5.

3. Estos acuerdos implicarán la modificación del tenor literal del presente artículo de los estatutos en la denominación correspondiente a los efectos de legalización y anotación de la modificación en el protocolo de Izquierda Unida del Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior.

4. La denominación general y las particulares de cada federación son propiedad, en última instancia, de Izquierda Unida bajo la disponibilidad de la Coordinadora Federal y de sus órganos de dirección que cuidarán de su legalización y protección jurídica.

5. Como denominación genérica, al objeto de poder ser utilizada en los procesos electorales, se aprueba como denominación de Izquierda Unida la de “LA IZQUIERDA”, que podrá ser utilizada tanto por Izquierda Unida como por las organizaciones reconocidas como referentes de Izquierda Unida.

Artículo 4. Emblemas y símbolos

1. El logotipo de Izquierda Unida lo forman el anagrama de Izquierda Unida encerrado en una cápsula roja con bordes redondeados inclinada 12º encima del nombre “izquierda unida” en minúscula y rojo, estando la palabra “izquierda” escrita en Helvética Narrow y la palabra “unida” en Helvética Narrow Bold:

Su modificación y adaptación será competencia del máximo órgano de representación de Izquierda Unida.

2. Los logotipos de las organizaciones territoriales federadas, que deberán guardar una línea acorde al general, son competencia de las mismas, que deberán trasladarlos a la dirección federal a los efectos de legalización y anotación de la modificación en los registros oportunos.

La Coordinadora Federal, de común acuerdo con sus federaciones, aprobará un libro de estilo en el que se recojan los logotipos de las organizaciones territoriales federadas que guardarán una línea acorde al general. Dichos logotipos se adjuntan en el Anexo I a los presentes Estatutos.

3. Los emblemas de Izquierda Unida y de las distintas federaciones son propiedad de Izquierda Unida.

4. La bandera tricolor republicana española presidirá los actos públicos e internos de Izquierda Unida, así como las banderas del territorio si así lo deciden las respectivas asambleas de federación.

Artículo 5. Domicilio social

1. Izquierda Unida tendrá como domicilio social el de la Calle Villablanca, 53-55 28032 Madrid.

2. Sitio web: izquierdaunida.org. Dirección de correo general: info@izquierdaunida.org

3. El cambio de domicilio será aprobado por la Coordinadora Federal.

Artículo 6. Ámbito temporal y territorial

1. El ámbito de actuación de Izquierda Unida es todo el territorio del Estado español. No obstante, en aquellas Comunidades Autónomas, localidades o zonas en las que se reconozcan formaciones políticas afines reconocidas por tales de forma explícita por los órganos federales de Izquierda Unida, se podrá llegar a acuerdos con ellas a efectos de definir las formas de actuación en dichos territorios.

2. Izquierda Unida actuará también extraterritorialmente a través de su Federación del Exterior conformada por las personas que viven y trabajan fuera del territorio español.

3. Izquierda Unida está constituida con carácter indefinido en el tiempo.

4. Izquierda Unida se integra a nivel europeo en el Partido de la Izquierda Europea (PIE) y las personas electas como diputadas y diputados en sus listas al Parlamento Europeo en el grupo de La Izquierda (antiguo GUE/NGL) o bien en el grupo parlamentario en el que decida la Coordinadora Federal de Izquierda Unida.

Artículo 7. Competencias federales y de federaciones

La federalidad debe concretarse en el desarrollo del principio competencial, por lo que, al menos, se establecen en el presente artículo, sin perjuicio de lo dispuesto a lo largo del articulado de los estatutos, tanto las competencias federales como las competencias de cada una de las federaciones. En cualquier caso, siempre debe regir el principio de igualdad entre las diferentes Federaciones que son iguales en derechos y deberes.

A) Competencias federales

Son competencias de las instancias federales de Izquierda Unida las siguientes:

1. Elaborar y aprobar los estatutos federales de Izquierda Unida.

2. Establecer las líneas generales que definen la estrategia política en el ámbito del Estado, de Europa y del resto del mundo, su seguimiento y aplicación. Con independencia de que las federaciones de Izquierda Unida tengan personalidad jurídica propia o no, serán competencias federales fijar la posición política en las cuestiones de ámbito estatal, así como la exclusiva representación general ante las instancias estatales en los procesos electorales (Junta Electoral Central, Tribunal de Cuentas y la Oficina del Censo Electoral) de este ámbito (elecciones generales, europeas y municipales) y la gestión de los mismos.

3. Convocar referéndums para decidir política de alianzas de carácter estatal en el período preelectoral, entre el periodo electoral y de constitución de las administraciones u otras consultas a la militancia y a simpatizantes de carácter interno o externo.

4. La aprobación, concreción y dirección de la política de alianzas. La Coordinadora Federal, por mayoría de tres quintos de los votos presentes, podrá dejar sin efectos aquellos acuerdos de otras instancias de Izquierda Unida que contradigan las líneas políticas fundamentales de Izquierda Unida en la medida que su naturaleza, dirección o contenido programático sean contrarias a la coherencia del proyecto federal, adoptando cuantas medidas políticas y organizativas sean precisas para el pleno respeto y cumplimiento de la política de alianzas aprobadas por la dirección federal.

5. Fijar el calendario y la definición de los criterios de composición de las candidaturas, de acuerdo con lo establecido en el artículo 77.

6. La dirección política y el seguimiento del trabajo de los Grupos Parlamentarios en las Cortes Generales y en el Parlamento Europeo, la definición general de los criterios de composición de dichos Grupos y sus Gabinetes y la ratificación de las propuestas de candidaturas a las elecciones de estas Cámaras. La Coordinadora Federal ratificará las candidaturas siempre que cumplan con lo establecido en los presentes Estatutos y sólo podrán ser denegadas por mayoría cualificada de 3/5 de los asistentes a la Coordinadora Federal cuando dicha propuesta suponga un evidente apartamiento del proyecto común que representa Izquierda Unida Federal y atente contra los principios y los presentes Estatutos.

7. La representación en el marco de sus competencias ante la Administración Central y ante otras fuerzas políticas estatales, ante la Unión Europea y otros foros internacionales.

8. Ratificar a la persona candidata a la Presidencia del Gobierno elegida en primarias abiertas a simpatizantes.

9. Ratificación de la candidatura completa al Parlamento Europeo elegida en primarias abiertas a simpatizantes.

10. La elaboración y aprobación del programa electoral de las Elecciones Europeas y a Cortes Generales en colaboración y coordinación con las respectivas federaciones.

11. La elaboración y aprobación de los programas marco armonizadores de principios para el resto de procesos electorales.

12. La custodia del censo de afiliación a través de la administración de la Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR) tal y como se establece en estos estatutos.

13. El nombramiento de sus representantes ante la Junta Electoral Central.

14. La regulación genérica en estos Estatutos de los derechos y deberes fundamentales de las personas afiliadas a cualquier organización federada, los principios generales de su defensa y principios generales de los procedimientos sancionadores en esta materia.

15. Velar por el cumplimiento de los principios rectores de Izquierda Unida y tomar las decisiones que aseguren su cumplimiento, en el marco de lo establecido en estos estatutos.

16. Aquellas otras que se regulen en los presentes estatutos para los órganos federales.

B) Competencias de las federaciones

Con independencia de que las federaciones tengan personalidad jurídica propia o no, éstas actuarán dentro del respeto y cumplimiento del ámbito competencial atribuido en los presentes estatutos. Para garantizar la cohesión y la coherencia del movimiento político y social es necesario realizar armonizaciones estatutarias después de cada proceso federal y en cada proceso asambleario de Federación.

Son competencias propias de las federaciones:

1. Elaborar y aprobar sus respectivos estatutos en términos que no entren en contradicción con los presentes. En los mismos se deberán explicitar tanto esta distribución competencial como los principios rectores de Izquierda Unida. En todo caso, recogerán las obligaciones paritarias establecidas en los estatutos y se armonizarán respetando los epígrafes y capítulos de los estatutos federales.

2. La elaboración de la política a desarrollar en sus respectivos territorios, sin que pueda entrar en contradicción con las líneas generales aprobadas en el ámbito de las competencias estatales o federales de Izquierda Unida.

3. El desarrollo de los criterios organizativos en los ámbitos local, comarcal, provincial, insular y de federación de sus Comunidades Autónomas.

4. La facultad de dirección política en sus respectivos ámbitos.

5. Los acuerdos o alianzas con organizaciones políticas o sociales dentro de la coherencia, naturaleza y contenido programático del proyecto federal, en su ámbito territorial respectivo.

6. La representación genérica ante las administraciones autonómicas, locales y electorales de su ámbito, y ante las fuerzas políticas en sus ámbitos territoriales.

7. La elaboración y aprobación de programas y convocatoria de primarias abiertas a simpatizantes para la elección de candidaturas para las elecciones que correspondan a las circunscripciones de su ámbito, dentro de la necesaria coherencia con los principios políticos federales.

8. Desarrollar su política de gestión económica, garantizando la contribución al sostenimiento económico de la Organización Federal de Izquierda Unida.

9. La dirección política y el seguimiento del trabajo de los Grupos Parlamentarios de los Parlamentos Autonómicos y la definición general de criterios de composición de dichos Grupos y de sus gabinetes, así como la coordinación y apoyo a los grupos y representantes municipales atendiendo siempre a criterios de transparencia, participación colectiva y paridad.

10. Potenciar y desarrollar las redes de activistas.

11. La gestión, coordinación y certificación de los datos de la Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR)del ámbito de su federación tal y como señala el reglamento de la Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR).

12. Cualesquiera otras no atribuidas de manera expresa a los órganos federales de Izquierda Unida.

Artículo 8. Las relaciones entre la organización federal y las organizaciones territoriales federadas

Las relaciones entre las organizaciones federadas y la organización federal se rigen por:

1. Los presentes Estatutos de Izquierda Unida Federal

2. Los estatutos de cada una de las respectivas organizaciones federadas.

3. El protocolo de relación entre ambas instancias.

Estos tres grupos de textos normativos forman un cuerpo completo que debe guardar coherencia y cohesión entre sí, de acuerdo con el rango enunciado.

1. Todo el funcionamiento de la organización deberá adaptarse a los Principios Generales establecidos en estos Estatutos de Izquierda Unida Federal. Los estatutos de sus federaciones, independientemente de su personalidad jurídica, deberán hacer mención a su carácter de federación de Izquierda Unida, así como a las siguientes cuestiones reguladas en estos estatutos: el reconocimiento de lo establecido en los artículos 3.4 y 4.3, el marco competencial, a los derechos y deberes de las personas y organizaciones que forman parte de Izquierda Unida así como a mecanismos de reforma estatutaria por mayorías simples que permitan los procesos de armonización que pudieran producirse.

2. En el caso de que lo dispuesto en los estatutos de una organización territorial federada entre en contradicción con dichos Principios Generales, prevalecerán éstos y la Coordinadora Regional o Nacional de la organización federada afectada deberá proceder, tras la comunicación a tal efecto de la Secretaría de Organización Federal, a adecuar sus normas según lo expuesto en el punto 2 de este artículo en la siguiente reunión ordinaria de su Coordinadora Regional o Nacional.

3. Las especificidades de las relaciones entre la organización federal y las organizaciones territoriales federadas serán, en su caso, regulada por protocolos específicos. La competencia para su aprobación y revisión está compartida por los máximos órganos de dirección de ambos ámbitos. La elaboración o revisión de un protocolo podrá ser instada o propuesta por cualquiera de las dos partes afectadas. Para su entrada en vigor, los protocolos deberán ser aprobados por la de los máximos órganos de dirección de Izquierda Unida y la respectiva organización territorial federada.

4. La Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas es el órgano competente al que se trasladarán, con carácter previo a su aprobación definitiva, en caso de conflicto, los estatutos y protocolos de relación para el control de la compatibilidad de sus disposiciones con lo establecido en estos estatutos en relación con los principios generales y con las competencias federales. Su dictamen a este respecto se entregará a la Coordinadora Federal, al objeto de que se hagan los procesos necesarios para la armonización estatutaria.

Artículo 9. Resolución de los conflictos federales

Cuando se suscitase cuestión conflictiva entre la instancia federal y las organizaciones territoriales federadas, o entre éstas, su ámbito de tratamiento y resolución será una comisión mixta paritaria de las partes en conflicto.

Cuando ante un acuerdo adoptado por un órgano se entiendan vulneradas las competencias de otros órganos sobre las materias y conceptos regulados en el presente Título, el máximo órgano de dirección de la instancia que entienda vulneradas sus competencias dirigirá escrito al órgano de dirección de la otra parte comunicando los términos exactos materia de conflicto y los nombres de las 5 personas que en su nombre conformarán la comisión mixta paritaria.

El órgano de dirección que adoptó el acuerdo cuestionado deberá alegar sobre los términos del conflicto o, en su caso, adecuar su decisión al requerimiento recibido. Si el conflicto no se resuelve en este trámite, deberá nombrar a sus 5 representantes para que, en el plazo máximo de 15 días, se reúnan con la otra parte.

La comisión mixta elaborará un dictamen, al cual se le podrán añadir los votos particulares que se formulasen. El dictamen será sometido a los órganos de dirección de las partes en conflicto.

Si el dictamen de la comisión no fuese aprobado por ambos órganos de dirección o no solucionase el conflicto, la parte que hubiese instado el proceso podrá presentar recurso ante la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas (CFAG), que deberá resolver previa audiencia a las partes sobre la forma y el fondo en un plazo no superior a 15 días. Su resolución será definitiva, vinculante inmediatamente ejecutiva y de obligado cumplimiento para todas las partes en conflicto.

Para aquellos casos en los que por cuestiones de tiempo no pueda aplicarse el mecanismo anterior, la parte que entienda vulnerada sus competencias, tras comunicarlo a la otra parte, podrá recurrir previa justificación expresa directamente a la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas (CFAG) quien, en un plazo inferior a quince días, deberá de resolver sobre la forma y el fondo.

Artículo 10. Del ámbito de aplicación y alcance de los principios generales federales

Los principios establecidos en el Título Preliminar de estos Estatutos afectan tanto a la instancia federal como a la totalidad de organizaciones federadas y vinculan las actuaciones y relaciones de la absoluta totalidad de los niveles organizativos. Los Estatutos de Izquierda Unida Federal y de las organizaciones territoriales federadas, los protocolos, reglamentos y demás normativa interna de cualquier tipo o nivel deberá adaptarse a lo aquí dispuesto en cuanto ello resultase preciso para la delimitación de las competencias que se establecen en los presentes Estatutos.

 

TÍTULO II.
LAS AFILIADAS Y LOS AFILIADOS A IZQUIERDA UNIDA Y OTRAS FORMAS DE PARTICIPACIÓN: ENTRADA, SALIDA, DERECHOS Y DEBERES

Artículo 11. La participación en Izquierda Unida

En Izquierda Unida se reconocen diferentes formas y niveles de participación.

1. Afiliadas y afiliados. El nivel de participación plena para procesos internos lo tienen aquellas personas afiladas que reúnan todas y cada una de las condiciones para estar en el censo de Izquierda Unida.

2. Simpatizantes. Asimismo, se prevé la posibilidad de participación en asambleas abiertas de aquellas personas simpatizantes no afiliadas que manifiesten su voluntad, de manera expresa y debidamente documentada por las correspondientes organizaciones locales, de implicarse en la toma de posiciones o adopción de acuerdos tomados (entre otras cuestiones, la participación en las primarias para decidir las candidaturas de Izquierda Unida para los diferentes procesos electorales), participar en las redes de activistas y recibir información periódica de Izquierda Unida. En el mismo sentido, se facilitará la participación de entidades sociales.

Otras formas de participación podrán ser reguladas por las organizaciones territoriales al objeto de facilitar la participación de todas las personas con inquietudes sociales y voluntad de cambio que estén dispuestas a aportar ideas, propuestas o críticas a Izquierda Unida.

Artículo 12.  Por una modelo de participación feminista

Garantizar el derecho de participación es una obligación de la organización política. Para ello, se hace indispensable tener presente que no todas las personas que militan en Izquierda Unida tienen la misma disponibilidad de tiempo, ya que no existe un modelo de militancia único. En este sentido, y para poder facilitar la participación de todas las personas, se establecen unos ritmos de participación compartidos e inclusivos para que sean compatibles con todas las vidas, sean joven o mayor, mujer u hombre, trabajador o trabajadora a tiempo completo o parcial, trabajadora o trabajadora precario y/o sin horario fijo, estudiante, jubilada o jubilado, pensionista o en situación de desempleo.

Para ello:

1. Será obligatorio fijar horario de inicio y finalización de las reuniones en todos los niveles. Excepcionalmente, por acuerdo de la Asamblea u órgano de dirección competente, se podrá prorrogar el plazo de finalización si fuera necesario para la toma de acuerdos de especial relevancia para la organización.

2. Se procurará, a la hora de fijar estos horarios, tener presente las necesidades de compatibilidad de vida, trabajo y cuidados de todos y todas las personas que participen.

3. Se establecerán métodos de intervención ágiles para garantizar el cumplimiento de los horarios y que además faciliten la participación y las intervenciones de mujeres.

4. Se evitará celebrar reunión los domingos, tratando de concentrar preferentemente la actividad de la organización en uno de los días del fin de semana. Asimismo, se evitará celebrar reuniones del mismo órgano dos fines de semanas consecutivos.

 

CAPÍTULO I.
LA AFILIACIÓN A IZQUIERDA UNIDA. DERECHOS, DEBERES

SECCIÓN I. LA AFILIACIÓN

Artículo 13. Quiénes pueden afiliarse

La condición de afiliada o afiliado en Izquierda Unida la podrán adquirir aquellas personas mayores de 18 años que, de forma individual y voluntaria, manifiesten su intención de colaborar y participar de forma activa en la organización, respetando y acatando los principios y objetivos de Izquierda Unida, sus Estatutos y los acuerdos de sus órganos de dirección.

No se aceptará la afiliación en Izquierda Unida de aquellas personas que, de manera probada tuvieran posiciones públicas de defensa del modelo capitalista, hubiesen tomado posiciones contrarias a la ética política, de agresión al medioambiente, de la violencia de género, o actitudes contrarias al respeto por las diferencias personales, sean en su vertiente racial, física, cultural, religiosa, de opción sexual o de identidad de género. Tampoco se aceptará a personas que practiquen el maltrato animal. Asimismo, no se aceptará la afiliación de aquellas personas que no respeten todas las sensibilidades ideológicas que hay dentro de Izquierda Unida ni la de quienes participen en otros partidos que no estén integrados en Izquierda Unida.

La afiliación a Izquierda Unida supone una adscripción individual y voluntaria a esta organización, mediante la cual cada persona afiliada adquiere un compromiso de actividad ajustado a su voluntad, sus posibilidades y su disponibilidad.

Las personas afiliadas a los partidos que forman parte de Izquierda Unida tienen el derecho y el deber de afiliarse a la organización correspondiente de Izquierda Unida según lo establecido en estos Estatutos.

Artículo 14. Lugar y documento de afiliación

1. La afiliación se producirá, mediante solicitud expresa individual, a través de las asambleas de base de las diferentes federaciones territoriales. Con carácter general, la afiliación se realizará en la localidad del ámbito de su residencia o del centro de trabajo o estudio, a elección de la persona que se afilie, o bien en la asamblea correspondiente a su actividad profesional en el caso que exista en la federación correspondiente. La asamblea de base es el órgano competente para aprobar o denegar la afiliación. La denegación será motivada y contra la misma cabrá recurso ante el órgano inmediatamente superior, que resolverá en última instancia. En caso de que a la persona a la que se le deniega la afiliación le asista un derecho subjetivo por pertenecer a una organización política integrada en Izquierda Unida, el órgano responsable será en primera instancia la coordinadora de la federación.

2. Si en dichos territorios no existiera organización de Izquierda Unida, la afiliación se producirá a través del órgano inmediatamente superior en la estructura de la federación.

3. Toda persona afiliada a Izquierda Unida que traslade su residencia del ámbito de una asamblea a otra deberá comunicar su traslado y se le reconocerán automáticamente en la nueva asamblea los derechos a que haya lugar, previa comunicación a las Asamblea de destino y cumplimiento de lo establecido en el apartado 1.

4. Cada persona estará adscrita a una sola asamblea de base de una sola organización federada y a aquellas redes que considere. Los traslados entre organizaciones federadas se adaptarán a lo establecido en el Reglamento de la Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR).

5. Para afiliarse será necesario rellenar y firmar un documento específico de forma individualizada en el que se hará constar la voluntad de formar parte de Izquierda Unida. Las características genéricas y los datos mínimos a incluir en este documento de afiliación serán establecidos por el máximo órgano de dirección federal, mientras que la concreción y adaptación a cada ámbito será competencia de cada organización federada. En la ficha constará la cesión de datos a Izquierda Unida Federal.

6. Se podrá formalizar la afiliación a través de la web de Izquierda Unida Federal, cumplimentando la ficha facilitada por la dirección federal. Desde el ámbito federal se comunicará a la asamblea de base y a la federación correspondiente la solicitud de afiliación. Si dicha asamblea de base no respondiese en el plazo de sesenta días, se procederá a dar de alta la solicitud automáticamente.

Artículo 15. El censo de afiliación

Constituye el censo de afiliación el conjunto de personas afiliadas adscritas a una asamblea de base, que reúnan todas y cada una de las condiciones para tener plenos derechos y deberes, unificándose los censos de cotización y afiliación a tal efecto. Serán responsables de dicho censo las personas que ostenten la responsabilidad de organización en la asamblea correspondiente o la persona en la que éstas deleguen.

El censo de afiliación deberá estar actualizado de forma permanente y sus datos personales deberán coincidir con veracidad a la situación actual de las personas afiliada, de conformidad con la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal y demás legislación aplicable. Es responsabilidad de cada federación velar por la corrección y certeza del censo de afiliación de su propio ámbito territorial.

La Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR) será la encargada de la gestión de los censos y los procedimientos de afiliación a través de una única base de datos a la que tendrán acceso las distintas federaciones para actualizar los datos y para realizar el trabajo organizativo, conforme establezcan los Estatutos y sus reglamentos de funcionamiento. Igualmente, las asambleas de base tendrán acceso su base de datos correspondiente para que pueda ser consultada por la afiliación que lo desee.

Artículo 16. Socialización del censo

Las asambleas de base de Izquierda Unida expondrán los censos cada tres meses a los efectos de que el conjunto de la afiliación pueda consultarlos, en las sedes de las mismas, y con la debida custodia a fin de cumplir la Ley Orgánica de Protección de Datos (en adelante RGPD -LOPD). Las asambleas locales de Izquierda Unida que no dispongan de un espacio físico para la exposición del censo lo harán llegar a la afiliación por los medios que consideren oportunos, cuidando de cumplir correctamente la ley o mediante una solicitud personal de un afiliada, afiliado o simpatizante.

Antes del inicio de cada sesión de los órganos constituidos en las distintas asambleas de base, se dará cuenta de las altas y bajas producidas desde el último órgano. Dicha información formará parte del acta de la sesión.

La certificación de los censos a los efectos de celebración de asambleas electivas corresponderá a las secretarías de organización de cada federación y a la secretaría de organización federal en su caso.

Desde la secretaría de organización federal se facilitará a las redes los datos de la Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR) que pudieran necesitar para el desempeño de sus funciones.

Artículo 17. La Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR) y sus objetivos

La Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR) es la herramienta fundamental para la gestión de la afiliación. Debe garantizar, de manera neutral y autónoma, la adscripción, el cobro, la distribución de la cuota correspondiente a las distintas estructuras y la liquidación de todas y cada una de las cuotas satisfechas por las personas afiliadas de acuerdo con los Estatutos y el Reglamento que los regula.

1. La UAR se crea para dar cumplimiento a los objetivos de federalidad de los recursos y transparencia de los censos.

2. La UAR estará sujeta a los acuerdos aprobados en la Asamblea Federal sobre afiliación, distribución y liquidación de cuotas.

3. La UAR dependerá de la Coordinadora Federal.

4. La UAR dispondrá de administración autónoma y presupuesto propio, dependiendo orgánica y funcionalmente de la Secretaría de Organización y Finanzas.

5. La gestión de la UAR será sometida al control de una Comisión creada a tal efecto por la Coordinadora Federal garantizando la participación de todas las federaciones en la Comisión Federal de Organización y Finanzas en sus reuniones ordinarias.

6. Su funcionamiento se regula mediante el Reglamento 1, anexo a estos Estatutos.

 

SECCIÓN II. DERECHOS Y DEBERES DE LAS PERSONAS AFILIADAS

Artículo 18. Derechos

Son derechos de las personas afiliadas a Izquierda Unida los siguientes:

A) DE CARÁCTER GENERAL

1. Toda la afiliación que forma parte del proyecto político que expresa Izquierda Unida en el conjunto del Estado tendrá los mismos derechos y deberes, entendiendo estos como elementos mínimos acordados por todos y todas en la Asamblea Federal.

2. Estos derechos y deberes que regulan los Estatutos de Izquierda Unida Federal podrán ser ampliados por los Estatutos de las distintas federaciones o por los reglamentos que los desarrollen.

3. A tales efectos y con carácter general, se armonizarán el conjunto de los Estatutos de las distintas federaciones, haciendo especial énfasis en los principios generales, el ámbito competencial y los derechos y deberes de la afiliación.

4. Dicha armonización será acordada por la Coordinadora Federal y trasladada a los Protocolos específicos en su caso, como regula el artículo 8 de estos Estatutos.

B) DE PARTICIPACIÓN

1. Participar con voz y voto en la asamblea y red de activista a la que esté adscrita o adscrito, así como en aquellas que se pongan en funcionamiento y en aquellos órganos para los que hubiera sido elegida o elegido, con absoluta libertad de opinión y propuesta en dichos órganos.

2. Participar en la elaboración, a través de sus órganos y redes de activistas, de las líneas estratégicas y programáticas, así como en los asuntos de especial relevancia que conlleven un posicionamiento general de Izquierda Unida en sus diferentes ámbitos.

3. Participar voluntariamente y promover aquellas actividades que sean desarrolladas por Izquierda Unida.

4. Elegir y ser elegida o elegido mediante sufragio universal para cualquier órgano, usando la fórmula más adecuada por los cauces regulados en los presentes estatutos.

5. Participar en la elaboración de las candidaturas de Izquierda Unida por los cauces regulados en los presentes Estatutos, elegirlas mediante sufragio universal y ser postulada o postulado para su inclusión en las mismas por los cauces estatutaria y reglamentariamente establecidos.

6. Participar en los referéndums o consultas vinculantes que, para la adopción de decisiones de especial trascendencia o aquellas que se citan en estos Estatutos, fueran convocados por los órganos de Izquierda Unida.

7. Ser consultadas o consultados para la adopción de decisiones en materia de especial relevancia a través de los cauces ordinarios, de consultas, encuestas, sondeos de opinión o cualquier otro instrumento que, para conocer la opinión directa de las personas afiliadas y cercanas a Izquierda Unida, fueran realizadas por los órganos de Izquierda Unida

8. Participar en las corrientes o plataformas de opinión que se constituyan en Izquierda Unida, promover la constitución de las mismas, así como participar en los partidos políticos o entidades integradas en Izquierda Unida.

9. Intercambiar opiniones o informaciones con cualquier otra persona afiliada a Izquierda Unida.

10. En caso de modificación de nombre y/o sexo, la identificación de la persona afiliada se incorporará a su ficha de afiliación sin menoscabo de sus derechos.

11. Participar o promover procesos revocatorios de cargos orgánicos o públicos según regulan estos Estatutos y el reglamento que lo desarrolla.

12. Para favorecer la participación activa de afiliadas, afiliados y simpatizantes, se fomentará el uso de herramientas telemáticas tanto para los procesos internos y/o consultas a la militancia como para el debate político, además de facilitar todo lo posible el acceso a dichas herramientas. El uso de estas herramientas no supondrá menoscabo al necesario debate en las organizaciones de base. Estos debates serán organizados por las federaciones de Izquierda Unida con el apoyo de la dirección federal.

C) DE INFORMACIÓN

1. Tener acceso de una manera amplia y rápida a toda la información de las decisiones o posicionamientos políticos de Izquierda Unida, a cualquier acta, documento, decisión, resolución o acuerdo aprobado por cualquier órgano o cargo de Izquierda Unida, así como de los debates internos generales que se produzcan y compartirlo con cualquier otra persona afiliada a Izquierda Unida. Para ello, las diferentes estructuras habilitarán los medios necesarios.

2. Conocer el censo completo de la afiliación de Izquierda Unida en su Asamblea de Base, especialmente en los procesos asamblearios, con los únicos límites derivados de la vigente legislación en materia de protección de datos.

3. Recibir información y opinar sobre la situación económica y financiera de Izquierda Unida mediante la presentación en las asambleas de base o en los órganos correspondientes de la previsión presupuestaria, del balance y del resumen de ingresos y gastos que deberá confeccionarse como mínimo con carácter anual y/o después de cada convocatoria electoral.

4. Conocer la composición de los órganos de dirección y administración.

5. Tener conocimiento de las compañeras y los compañeros que trabajan para la organización en los distintos ámbitos.

6. Recibir información sobre la labor institucional y ser consultada o consultado en el caso de decisiones importantes de carácter anual o para toda la legislatura, como por ejemplo acuerdos de gobierno o presupuestos.

7. Recibir formación de forma regular para que las y los militantes, independientemente de su experiencia o estudios, tengan la capacidad de analizar la realidad y participar en la elaboración colectiva, uno de los principios rectores de esta organización.

8. Conocer las retribuciones y el grado de cumplimiento de las obligaciones derivadas de los estatutos federales y de cada federación por parte de los cargos públicos de Izquierda Unida. Se informará en las asambleas de base o en los órganos correspondientes tanto al comienzo de cada legislatura como anualmente.

D) DE CONTROL

1. Recurrir frente a las medidas disciplinarias que se pudieran adoptar en su contra.

2. Impugnar los acuerdos que se estimen contrarios a los estatutos o a la Ley, así como proponer la adopción de medidas disciplinarias cuando estime existan causas para ello.

3. Impugnar las resoluciones de los órganos políticos de su ámbito si consideran que se han vulnerado sus derechos.

4. Ejercer el derecho de control democrático y crítica, así como efectuar las propuestas que estime convenientes a través de los cauces estatutarios establecidos de rendición de cuentas y revocatorio -con relación a las personas que ostenten cargos internos o públicos-, así como con relación a los propios órganos internos.

E) OTROS DERECHOS

1. Causar baja voluntaria en Izquierda Unida.

2. Dimitir de los puestos o cargos para los que hubiera sido electa o electo.

3. Expresar libremente sus opiniones con relación a las propuestas y decisiones adoptadas por Izquierda Unida. El derecho aquí reconocido tendrá la máxima protección cuando se desarrolle en el ámbito interno de la organización. La protección a la divulgación externa de opiniones individuales se dará también en los procesos previos a la adopción de las decisiones o posicionamientos políticos.

4. Ser respetada o respetado por las opiniones políticas, las convicciones religiosas o morales y por su vida privada, siempre que no se funden en principios, actitudes o comportamientos violentos, racistas, sexistas, homófobos o de cualquier otra índole que atenten contra la dignidad o la libertad de las personas.

5. Ser defendida o defendido jurídicamente por Izquierda Unida en el supuesto de que, como consecuencia de su actividad política dentro del marco estatutario, fuera denunciada o denunciado ante los tribunales de justicia, sufriera alguna agresión a su honor, buena imagen personal o intimidad o sufriese detención o retención policial. La organización asumirá las responsabilidades pecuniarias posteriores de esa defensa jurídica ocurrida como consecuencia de la actividad política en la línea de Izquierda Unida.

6. A la confidencialidad de los datos personales que ponga en conocimiento de Izquierda Unida, que únicamente serán usados para el normal desarrollo de la actividad política por Izquierda Unida conforme a la legalidad vigente en esta materia.

7. Acudir al órgano encargado de la defensa de los derechos del afiliado (Comisión de Arbitraje y Garantías).

8. Aquellos otros que sean reconocidos por la ley y por los presentes Estatutos y los de la federación a la que se encuentre adscrito.

9. Para estar en pleno uso de los derechos para la elección de órganos o candidaturas a elecciones, formar parte de las candidaturas a órganos a los que se pertenezca así como a elegir, a ser elegida o elegido y tener derecho a voto en los órganos a los que se pertenezca, será necesario contar con una antigüedad en la adscripción superior a los dos meses y estar en situación de activo (AC o AD con la cuota anterior pagada) en la UAR, a no ser que el impago sea consecuencia demostrable de un fallo en el sistema de cobro de la organización.

Artículo 19. Deberes

Las personas afiliadas a Izquierda Unida deberán cumplir con los siguientes deberes:

1. Ajustar su actividad política al compromiso voluntariamente contraído con la afiliación, cumplir las leyes, los principios, programa y estatutos de Izquierda Unida y aceptar las resoluciones y acuerdos adoptados por los órganos correspondientes.

2. Desempeñar los cargos para los que fueran elegidas o elegidos con absoluta honestidad y transparencia, sin valerse del cargo para satisfacer intereses patrimoniales propios o de otras personas conocidas.

3. Participar en su asamblea de base, transmitiendo y coordinando con la misma la información referida a las decisiones y propuestas de los órganos o cargos en los que estuviera.

4. Ser respetuosas o respetuosos con las opiniones y posicionamientos de las demás personas que participan en Izquierda Unida.

5. No organizar, impulsar, o participar en campañas contra Izquierda Unida Federal o sus distintas federaciones.

6. Satisfacer, mediante domiciliación o ingreso bancarios individualizado a través de la UAR, la cuota que se establezca por los órganos competentes de Izquierda Unida.

7. Defender los intereses generales de Izquierda Unida y sus Estatutos, programas y resoluciones aprobados en sus asambleas, así como los acuerdos legítimamente emanados de sus órganos de dirección.

8. Respetar y acatar cuantas resoluciones se dicten por los órganos competentes en el marco de los presentes estatutos y sus desarrollos reglamentarios, sin perjuicio de la capacidad de recurrirlas.

9. Respetar las vías internas de garantías democráticas antes de acudir a los tribunales en defensa de sus derechos, entendiendo que en este caso las Comisiones de Arbitraje y Garantías Democráticas se inhibirán.

10. Cumplir las obligaciones derivadas de las responsabilidades que voluntariamente se asuman en las instituciones, redes de activistas, órganos de dirección o cualquier otra responsabilidad.

11. Mantener permanentemente cualquier cargo público o responsabilidad orgánica a disposición del órgano por el que fue elegida o elegido.

 

CAPÍTULO II.
LA PÉRDIDA DE LA CONDICIÓN DE AFILIADA O AFILIADO

Artículo 20. Causas pérdida de la condición de afiliada o afiliado

La baja en la condición de afiliada o afiliado de Izquierda Unida se producirá:

1. Por la libre decisión de la persona afiliada, manifestada expresamente.

2. Por la libre decisión de la persona afiliada, manifestada de forma tácita. Se entenderá que se produce tal decisión cuando la persona afiliada deje de abonar la cuota (tres recibos consecutivos), permanezca 12 meses en situación de baja por impago y, tras serle requerido el pago por escrito, siga sin modificar su situación. Aquellas personas que deseen volver a darse de alta deberán abonar las cuotas atrasadas desde el último proceso asambleario (federal, autonómico, local o de base) o esperar a que éstos se celebren y así comenzar a cotizar desde el mes en que se dé nuevamente de alta.

3. Por resolución sancionadora y firme de los órganos competentes de Izquierda Unida.

4. Por concurrir en candidaturas electorales, o realizar de forma pública y notoria campaña en apoyo de las mismas, cuando éstas se presenten en competencia con las legalizadas por Izquierda Unida o sus federaciones.

5. Por haber sido condenado mediante sentencia firme por la comisión de un delito que vaya en contra de los principios defendidos por Izquierda Unida.

6. Por haber sido condenado judicialmente por delito relacionado con la corrupción.

7. Por abandonar o no integrarse en los grupos institucionales constituidos por las candidaturas legalizadas por Izquierda Unida o sus organizaciones territoriales federadas.

8. Por defunción.

En los casos de los puntos 4, 5, 6 y 7, una vez denunciado el hecho, se procederá por parte del órgano correspondiente a suspender cautelarmente de militancia de manera automática (sin necesidad de mayoría cualificada) y a instruir por la vía de urgencia el expediente contradictorio disciplinario.

 

CAPÍTULO III.
VULNERACIÓN DE DERECHOS O INCUMPLIMIENTO DE DEBERES

SECCIÓN I. DE LOS EXPEDIENTES DISCIPLINARIOS

Artículo 21. Expedientes disciplinarios

Los órganos de dirección, en sus diferentes niveles, podrán incoar expediente disciplinario de acuerdo a los principios de tipicidad de las infracciones, audiencia de la persona interesada, presunción de inocencia y proporcionalidad de la sanción, frente a las personas afiliadas que incurran en conductas mediante las que incumplan las obligaciones y deberes regulados por los presentes Estatutos y por las normas reglamentarias que, en aplicación de los mismos, sean aprobadas por los órganos competentes.

La apertura de expediente podrá iniciarse a petición de cualquier persona afiliada que entienda que se han vulnerado sus derechos, por iniciativa del órgano competente para su instrucción o a petición de cualquier otro órgano que tuviera conocimiento de hechos susceptibles de ser sancionados. En todo caso, las denuncias que pudieran dar lugar a la apertura de expediente disciplinario deberán estar debidamente razonadas y el órgano competente está obligado a decidir acerca de la apertura o no del expediente y comunicar su decisión a las partes afectadas.

Artículo 22. Competencia

Si la persona expedientada fuera miembro de uno o varios órganos de coordinación, será competente para iniciar un expediente disciplinario la Coordinadora Federal -o un órgano de dirección tipificado al efecto-, correspondiente al ámbito en el que tengan incidencia los hechos que motiven la iniciación del expediente. En este caso, el órgano competente para iniciar el expediente disciplinario deberá informar por escrito al resto de los órganos de los que forme parte.

Si la persona expedientada no perteneciera a ningún órgano de dirección, será competente la colegiada de la asamblea de base en la que esté afiliada o afiliado.

Artículo 23. Tramitación

Una vez decidida la apertura del expediente, se elegirán, de entre las personas que conforman el órgano de dirección competente, entre una y tres personas que harán las funciones de instructoras o instructores del expediente.

Si el procedimiento se inicia mediante denuncia, las personas instructoras podrán desarrollar funciones de mediación, convocando a las partes con el fin de que se avengan a una conciliación. El acto de conciliación deberá celebrarse dentro de los diez días naturales siguientes a la fecha de registro de la denuncia.

En el caso de que no hubiera conciliación, las personas instructoras elaborarán, en el plazo de diez días, un escrito en el que se expresen las imputaciones por las que se procede a la apertura del expediente, que deberá ser entregado, de forma que quede constancia, a la persona expedientada. En la misma comunicación constará su derecho a realizar, también por escrito, las alegaciones que estime oportunas en el plazo de 10 días desde la notificación fehaciente del escrito de apertura del expediente.

En el escrito de alegaciones, la persona expedientada podrá proponer que las personas instructoras soliciten la declaración de otras personas que conocieran sobre los hechos imputados.

A la vista de las alegaciones, las personas instructoras podrán practicar las actuaciones que estimen oportunas en orden a ratificar o no los puntos fácticos sobre los que existieran dudas o controversia.

En un plazo máximo de 20 días naturales desde la fecha en la que se reciben las alegaciones de la persona expedientada o en caso de la inexistencia de las mismas desde la fecha de finalización del plazo previsto a tal efecto, las personas instructoras propondrán al órgano político que les nombró bien la adopción de alguna de las sanciones previstas en los Estatutos, bien el archivo del expediente o cualquier otra medida estatutaria tendente a la resolución del conflicto. El escrito mediante el que se efectúe la propuesta deberá contener con detalle los hechos que se consideran acreditados y los motivos para la propuesta que se efectúa.

Artículo 24. Conclusión del expediente

Dentro del mes siguiente a que por las personas instructoras efectúen la propuesta, el órgano de dirección decidirá la estimación total o parcial o la desestimación de la misma.

Si la persona expedientada no pertenece a ningún órgano de dirección, el órgano que hubiera iniciado el expediente aprobará una propuesta que deberá ser ratificada o no por la asamblea de base en la primera reunión de la misma que se celebre. Si pertenece a algún órgano de dirección, el órgano competente para iniciar el expediente ratificará o no la propuesta.

En todo caso, la persona expedientada tendrá derecho a asistir a la reunión en la que se produzca la decisión de resolución del expediente. La notificación de la decisión a la persona expedientada se hará en un plazo máximo de 15 días naturales mediante un escrito en el que consten detalladamente los hechos imputados y la decisión adoptada.

Artículo 25. Archivo del expediente

El incumplimiento de los plazos por los órganos competentes, siempre que no respondiera a causas imputables a la persona expedientada o a circunstancias excepcionales debidamente justificadas (periodos vacacionales o electorales o demora en la celebración de las reuniones del órgano decisorio, por ejemplo), determinará el archivo del expediente y el fin de las medidas cautelares que se hubieran podido adoptar.

Para los casos estipulados en los apartados 4, 5, 6 y 7 del artículo 20, se establece una vía de urgencia que permita la resolución del expediente en el plazo máximo de un mes. Los recursos que se pudiesen imponer por estos motivos a las Comisiones de Arbitraje y Garantías Democráticas deberán también resolverse en trámite de urgencia y no paralizarán la sanción impuesta.

Artículo 26. Recursos frente a las sanciones impuestas

La decisión mediante la que el órgano político o la asamblea competente resuelve el expediente con adopción de medidas disciplinarias podrá ser recurrida ante las Comisiones de Arbitraje y Garantías Democráticas de las federaciones en primera instancia. El plazo para solicitar la intervención de dichas comisiones será de 15 días desde la notificación de la resolución.

La interposición del recurso conllevará la suspensión cautelar de la ejecutividad de la sanción hasta la resolución definitiva del recurso, excepto para aquellos casos en los que los hechos pudieran ser constitutivos de una infracción tipificada como muy grave, para los cuáles se podrá adoptar las medidas cautelares previstas en el artículo 28.

Las medidas cautelares impuestas por los órganos correspondientes de las federaciones de Izquierda Unida podrán ser recurridas ante la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas si éstas conllevan la suspensión de militancia, excepto en los casos establecidos en el artículo 20 de estos Estatutos. El recurso se podrá presentar en los cinco días posteriores a la comunicación de la suspensión cautelar. La Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas tendrá un plazo de siete días para la resolución y la interposición de recurso no suspenderá las medidas cautelares impuestas.

 

SECCIÓN II. DE LAS INFRACCIONES Y SANCIONES

Artículo 27. Infracciones

Las infracciones se clasifican en leves, graves o muy graves.

1. Se considerarán infracciones leves:

a. La falta de respeto a los órganos de Izquierda Unida o a sus afiliadas y afilados en el ejercicio de la actividad política, cuando este comportamiento se produzca en los ámbitos internos de la organización.

b. La negligencia en el cumplimiento de los deberes contemplados en los Estatutos para las personas afiliadas.

c. El incumplimiento de lo establecido en el artículo 89.7 con respecto a los presupuestos anuales, bien sea la persona responsable federal o de federación.

2. Se considerarán infracciones graves:

a. Las reflejadas en los puntos a y b del apartado anterior cuando estas tengan proyección externa o sean realizadas por miembros de la organización que ostenten cargos de responsabilidad en la misma o en las instituciones.

b. Las que supongan reiteración, en un plazo de dos años, de las conductas expresadas en el apartado anterior relativo a las infracciones leves, siempre y cuando haya habido advertencia previa de los órganos de dirección y/o coordinación correspondientes.

c. La obstrucción de la labor y de las decisiones de los órganos de dirección de Izquierda Unida.

d. La actuación en contra de los acuerdos, decisiones o resoluciones expresamente adoptados por los órganos de dirección y/o coordinación en el marco de sus competencias.

e. La no presentación en plazo de la contabilidad de cada federación acordada por los órganos de dirección federal por parte de la persona responsable de cada federación.

f. La manifestación pública por cualquier medio de difusión de opiniones, ideas o comentarios contrarios a las decisiones, acuerdos y resoluciones de los órganos de Izquierda Unida adoptados en el marco de sus competencias.

g. La ofensa personal grave a cualquier afiliada o afiliado que menoscabe su prestigio o imagen o la de los órganos colegiados de los que forma parte.

h. La comisión de actos o acciones de discriminación por razón de sexo, raza, origen, orientación sexual, identidad de género, religión o cualquier circunstancia social y, en especial, los que impliquen violencia contra las mujeres, conductas LGTBIfóbicas, racismo o xenofobia.

3. Se considerarán infracciones muy graves:

a. La reiteración en la comisión de faltas graves previamente sancionadas en firme.

b. La suscripción o apoyo de moción de censura con otro partido o coalición o a iniciativa propia contraviniendo acuerdos establecidos por los órganos competentes de Izquierda Unida.

c. La actuación en contra de los acuerdos, decisiones o resoluciones expresamente adoptados por los órganos de la organización en el marco de sus competencias con consecuencias negativas para Izquierda Unida.

d. Las agresiones físicas a otras personas afiliadas.

e. El deterioro, daño o menoscabo graves de la imagen pública de organización, sus órganos y cargos políticos o cargos públicos.

f. Concurrir en candidaturas electorales o realizar campaña en apoyo de las mismas de forma pública y notoria cuando éstas se presenten en competencia con las legalizadas por Izquierda Unida o sus organizaciones territoriales federadas.

g. La manipulación del censo de afiliadas y afilados y/o su difusión sin la correspondiente autorización.

h. El incumplimiento de la carta y el acuerdo financiero en el caso de personas nombradas para espacios y cargos públicos con cualquier tipo de remuneración, así como el incumplimiento de los acuerdos económicos fijados por el órgano competente de Izquierda Unida o de cualquiera de las federaciones que la integran.

i. La apropiación o el desvío de fondos u otros recursos económicos de Izquierda Unida contemplados en los presentes estatutos (subvenciones, aportaciones de cargos públicos, etc.).

j. La comisión de delitos de xenofobia, LGTBIfobia, racismo, violencia de género, contra la integridad física, sexual, moral o psicológica a las mujeres o maltrato animal o por la comisión de un delito que vaya en contra de los principios defendidos por Izquierda Unida una vez recaída sentencia condenatoria sobre dicha persona afiliada.

k. Ser procesado por corrupción o malversación de fondos públicos.

l. El abandono o la no integración en los grupos institucionales constituidos por las candidaturas legalizadas por Izquierda Unida o sus organizaciones territoriales federadas.

Artículo 28. Las medidas cautelares

En el caso de que los hechos objeto de expediente pudieran ser constitutivos de una infracción tipificada como muy grave y tenga trascendencia pública y notoria para Izquierda Unida, se podrá adoptar de forma motivada la medida cautelar de suspensión temporal de los derechos como afiliada o afiliado.

Excepto para lo establecido en los puntos 4, 5, 6 y 7 del artículo 20, y para los de aquellas personas afiliadas incursas en un proceso penal respecto de los cuales se haya dictado auto de apertura de juicio oral por un delito relacionado con la corrupción en los que se aplicará la medidas cautelar de suspensión de militancia de manera automática por el órgano correspondiente, las medidas cautelares deberán adoptarse siempre de forma justificada y en todo caso por el órgano competente por mayoría de 2/3 de los asistentes a la reunión de dicho órgano en la primera reunión del mismo que se celebre.

La adopción de medidas cautelares en ningún caso obviará la instrucción del correspondiente expediente sancionador.

Si transcurridos tres meses desde la adopción de las medidas cautelares no se hubiese concluido el correspondiente expediente sancionador, las medidas cautelares dejarán de tener efecto alguno.

Artículo 29. Medidas sancionadoras

Las medidas sancionadoras podrán consistir en:

a. Para las infracciones leves, la amonestación interna y/o pública.

b. Para las infracciones graves, la suspensión de los derechos como afiliada o afiliado, en todo o en parte, por un periodo desde un mes hasta un año.

c. Para las infracciones muy graves, la suspensión de los derechos como afiliada o afiliado por un periodo desde un año y un día a dos años y el cese durante el mandato de los órganos de los que fuera miembro o la expulsión de Izquierda Unida.

Artículo 30. Prescripción de las infracciones

Las infracciones prescribirán a los tres meses las leves, a los seis meses las graves y al año las muy graves. El plazo de prescripción comenzará a contarse desde la comisión de los hechos.

En el supuesto de que los hechos hubieran sido ocultados, el plazo de prescripción comenzará a contarse desde que hubieran sido descubiertos.

La comunicación del inicio del expediente sancionador interrumpirá los plazos de prescripción.

 

CAPÍTULO IV.
OTRAS FORMAS DE PARTICIPACION EN IZQUIERDA UNIDA: SIMPATIZANTES

Artículo 31. Simpatizantes

Izquierda Unida, en sus diferentes ámbitos, elaborará un listado de las personas físicas, asociaciones o cualquier entidad social que manifiesten, a través de cualquier órgano territorial o la web de Izquierda Unida, su voluntad de colaborar con la aportación de ideas y propuestas o, en su caso, con la participación en las reuniones abiertas o, simplemente, de recibir la información que vaya siendo elaborada por Izquierda Unida.

Las personas que quieran inscribirse como simpatizantes deberán remitir a la dirección federal una ficha cumplimentada y una fotocopia de su DNI/NIF/NIE o bien mediante solicitud expresa e individualizada a su asamblea base correspondiente. Para la adscripción de la persona simpatizante al ámbito local, será necesaria la aceptación de la asamblea que tendrá un plazo máximo de 60 días a contar desde la notificación en la Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR) para indicar si la acepta o rechaza. Transcurrido ese plazo, si no hubiera pronunciamiento por parte de la asamblea, la dirección federal de Izquierda Unida podrá dar el alta.

La inclusión de estas personas o entidades en la Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR), mientras no se manifieste la voluntad de separación del mismo, dará derecho a acceder a información sobre las actividades, posicionamientos y propuestas de Izquierda Unida en el nivel correspondiente, así como a conocer y participar en los debates de Izquierda Unida y la elección de listas electorales con excepción de los referidos a la elección de los cargos internos.

Asimismo, las y los simpatizantes tendrán derecho a participar en las reuniones que sean convocadas, así como en las redes de activistas y asambleas abiertas decisorias. Tendrán la misma consideración los cargos públicos independientes en las candidaturas de Izquierda Unida, las personas menores de 18 años que participan en Izquierda Unida y las apoderadas, apoderados, interventores o interventoras no afiliadas a Izquierda Unida.

Es deber de las personas que participen en Izquierda Unida sin afiliación defender los intereses generales de la organización.

La Coordinadora Federal regulará mediante un reglamento tanto las formas de participación de las personas no afiliadas y de las entidades sociales como la actualización periódica del censo de simpatizantes.

El resto de simpatizantes que no deseen participar seguirán formando parte del censo de simpatizantes y se les seguirá remitiendo información sobre las actividades de la organización.

A) DERECHOS DE LAS PERSONAS SIMPATIZANTES

1. Derechos de participación

a. Participar con voz y voto en la red de activistas a la que esté adscrita o a aquellas que pudieran constituirse.

b. Participar con voz y voto en aquellas reuniones abiertas de la asamblea a la que esté adscrita, si lo estuviese.

c. Participar en la elaboración, a través de las redes de activistas, de las líneas estratégicas y programáticas, así como en los asuntos de especial relevancia que conlleven un posicionamiento general de Izquierda Unida en sus diferentes ámbitos.

d. Participar voluntariamente y promover aquellas actividades que sean desarrolladas por Izquierda Unida.

e. Participar en la elaboración de las candidaturas de Izquierda Unida para procesos electorales en su ámbito geográfico, y ser postulado para su inclusión en las mismas, por los cauces estatutaria y reglamentariamente establecidos.

f. Participar en los referéndums o consultas vinculantes que, para la adopción de decisiones de especial trascendencia o aquellas que se citan en estos Estatutos, fueran convocados por los órganos de Izquierda Unida, con excepción de las que pudieran hacerse con respecto a los Estatutos y órganos de dirección y/o coordinación.

g. Ser consultadas o consultados para la adopción de decisiones en materia de especial relevancia a través de los cauces ordinarios de consultas, encuestas, sondeos de opinión o cualquier otro instrumento que, para conocer la opinión directa de las personas afiliadas y simpatizantes Izquierda Unida, fueran realizadas por los órganos de Izquierda Unida.

h. Intercambiar opiniones o informaciones con cualquier otra persona afiliada a Izquierda Unida.

i. En caso de modificación de nombre y sexo, la identificación de la persona simpatizante se incorporará a su ficha sin menoscabo de sus derechos.

j. Participar o promover procesos revocatorios de cargos orgánicos o públicos según regulan estos Estatutos y el reglamento que lo desarrolla.

k. Participar en los diferentes ámbitos regulados en los presentes Estatutos.

2. Derechos de información

a. Tener acceso de una manera amplia y rápida a toda la información de las decisiones o posicionamientos políticos de Izquierda Unida, a cualquier acta, documento, decisión, resolución o acuerdo aprobado por cualquier órgano o cargo de Izquierda Unida, así como de los debates internos generales que se produzcan y compartirlo con cualquier otra persona afiliada o simpatizante de Izquierda Unida. Para ello, las diferentes estructuras habilitarán los medios necesarios.

b. Conocer la composición de los órganos de dirección.

c. Recibir información sobre labor institucional y ser consultado en el caso de decisiones importantes de carácter anual o para toda la legislatura, como acuerdos o presupuestos.

d. A recibir formación debidamente explicada y de lectura fácil de forma regular para que, independientemente de su experiencia o estudios, tengan la capacidad de analizar la realidad y participar en la elaboración colectiva y en la articulación de conflictos en sus ámbitos.

e. Conocer las retribuciones de los cargos públicos de Izquierda Unida.

3. Derechos de control

a. Ejercer el derecho de control democrático y crítica, así como efectuar las propuestas que estime convenientes, a través de los cauces estatutarios establecidos, rendición de cuentas y revocatorio, con relación a las personas que ostenten cargos públicos.

B) DEBERES DE LAS PERSONAS SIMPATIZANTES

1. Desempeñar los cargos para los que fueran elegidas o elegidos con absoluta honestidad y transparencia, sin valerse del cargo para satisfacer intereses patrimoniales propios o de otras personas conocidas.

2. Ser respetuosos con las opiniones y posicionamientos de las demás personas que participan en Izquierda Unida.

3. No organizar, impulsar, o participar en campañas contra Izquierda Unida Federal o sus distintas federaciones.

4. Cumplir las obligaciones derivadas de las responsabilidades que voluntariamente se asuman en las instituciones, áreas o cualquier otra responsabilidad.

5. Mantener permanentemente cualquier cargo público a disposición del órgano por el que fue elegida.

6. Si fuese elegida o elegido cargo público a propuesta de Izquierda Unida, cumplir con las obligaciones establecidas en estos estatutos para los cargos públicos, incluida la carta financiera.

C) CAUSAS DE PÉRDIDA DE LA CONDICIÓN DE SIMPATIZANTE

La baja en la condición de simpatizante de Izquierda Unida se producirá:

1. Por la libre decisión de la persona simpatizante, manifestada expresamente.

2. Por resolución sancionadora y firme de los órganos competentes de Izquierda Unida.

3. Por concurrir en candidaturas electorales, o realizar de forma pública y notoria campaña en apoyo de las mismas, cuando éstas se presenten en competencia con las legalizadas por Izquierda Unida o sus federaciones.

4. Por haber sido condenada o condenado mediante sentencia firme por la comisión de un delito que vaya en contra de los principios defendidos por Izquierda Unida.

5. Por haber sido condenada o condenado judicialmente por delito relacionado con la corrupción.

6. Por abandonar o no integrarse en los grupos institucionales constituidos por las candidaturas legalizadas por Izquierda Unida o sus organizaciones territoriales federadas.

7. Por defunción.

 

CAPÍTULO V.
DE LOS PARTIDOS POLITICOS Y COLECTIVOS EN IZQUIERDA UNIDA Y SU FORMA DE INTEGRACION

Artículo 32. La pertenencia a Izquierda Unida

1. En Izquierda Unida se pueden integrar colectivos, asociaciones y partidos que acaten de forma expresa sus fines y principios, Estatutos, resoluciones o cualquier documento de normas de funcionamiento que pudiera ser aprobado por la organización.

2. La integración de una organización o partido de ámbito estatal deberá ser solicitada por su órgano competente a la dirección de Izquierda Unida. La decisión de admisión se tomará por la Coordinadora. En todo caso, el principio de adscripción individual de su afiliación sigue siendo de aplicación y obligado cumplimiento en este supuesto.

3. Los partidos y organizaciones integrantes de Izquierda Unida tendrán la representación en los órganos de dirección y coordinación que se indica en estos estatutos, representación que igualmente tendrán, al menosun miembro, en todas las Coordinadoras de las estructuras de sus federaciones, desde la coordinadora de la asamblea local a la Coordinadora Regional o Nacional de cada federación de Izquierda Unida, siempre que demuestren su presencia con al menos un 3% de la afiliación a Izquierda Unida en dicho ámbito.

4. La integración de un partido u organización política en Izquierda Unida supone su reconocimiento como realidad política y organizativa de Izquierda Unida. En consecuencia, no podrá admitir que sus afiliados y afiliadas militen en otros partidos u organizaciones políticas no integradas en Izquierda Unida. Asimismo, esa integración supone también su derecho a participar en la financiación pública que recibe Izquierda Unida como contraprestación a su renuncia a presentarse en los procesos electorales. Este se desarrollará a través de protocolos en los diversos niveles organizativos. La Coordinadora Federal supervisará y garantizará su cumplimiento. Para tener derecho a percibir el protocolo económico por parte de Izquierda Unida, los partidos u organizaciones deberán cumplir con los deberes estipulados en estos Estatutos. En caso de incumplimiento, la Coordinadora Federal podrá acordar la suspensión del protocolo por mayoría absoluta de los miembros presentes.

5. Los partidos u organizaciones que se integren en Izquierda Unida realizan voluntariamente una delegación de facultades que le son propias, a efectos de que puedan ser ejercidas por Izquierda Unida, y en concreto se señalan las siguientes:

a. Presentarse a cualquier tipo de proceso electoral.

b. La representación institucional.

c. La determinación de la política general de alianzas.

d. El establecimiento de relaciones institucionales y/o políticas con otras fuerzas políticas y sociales que pudieran proyectar posiciones contrarias a los acuerdos de Izquierda Unida.

e. El derecho a concurrir en las convocatorias con Izquierda Unida.

f. Como norma general, las organizaciones o partidos que se integren en Izquierda Unida deberán garantizar la participación de su militancia en Izquierda Unida.

g. La pertenencia a un partido de una persona afiliada a Izquierda Unida en ningún caso podrá suponer privilegio o agravio comparativo respecto de otras personas afiliadas a Izquierda Unida.

h. Tendrán plena capacidad de expresión y participación en el interior de la organización sin que ello pueda suponer ningún menoscabo del cumplimiento público de la política aprobada por los órganos competentes. Podrán defender internamente sus posiciones en cualquier momento, siempre que lo hagan respetando la unidad, principios, estatutos y programas de la organización y los acuerdos adoptados de forma válida y democrática por los órganos correspondientes.

i. La Coordinadora Federal podrá revocar por mayoría absoluta de los miembros presentes la integración de una organización o partido de ámbito estatal en Izquierda Unida en caso de incumplimientos graves y reiterados de las obligaciones establecidas en los apartados 1, 4, 5 y 8 de este mismo artículo, previo expediente contradictorio instruido al efecto.

ACTIVIDAD DE LOS PARTIDOS

Durante las fases de debate, tendrán plena capacidad de expresión pública. Asimismo, sin menoscabo del cumplimiento de la política de Izquierda Unida y de los presentes Estatutos, podrán defender internamente sus posiciones en cualquier momento.

En su actuación, los partidos deberán:

1. Respetar los principios y estatutos de Izquierda Unida.

2. Respetar los acuerdos tomados democráticamente por los órganos correspondientes, previos los oportunos debates, y no combatirlos o cuestionarlos públicamente.

3. Respetar que la opinión pública de Izquierda Unida es transmitida por los portavoces de la organización federal y de las federaciones.

4. Respetar que la organización federal de Izquierda Unida y sus federaciones tienen el uso exclusivo de la denominación «Izquierda Unida» y de sus emblemas.

5. Respetar que la organización federal de Izquierda Unida y las federaciones de Izquierda Unida gozan en exclusividad de las competencias reconocidas en los presentes Estatutos.

 

CAPÍTULO VI.
DE LAS CORRIENTES DE OPINIÓN

Artículo 33. Criterios generales

1. Podrán existir en el seno de Izquierda Unida corrientes de opinión, temporales o estables, que se configuren ante cuestiones tanto concretas como de carácter general.

2. Las corrientes de opinión, como parte de la estructura de Izquierda Unida, no pueden tener soberanía jurídica ni, por tanto, patrimonio propio.

3. El hecho de la pertenencia a una corriente de opinión de una persona afiliada a Izquierda Unida no podrá suponer en ningún caso privilegio o agravio comparativo respecto de otras personas afiliadas a Izquierda Unida.

4. Tendrán plena capacidad de expresión en el interior de la organización sin que ello pueda suponer ningún menoscabo del cumplimiento público de la política aprobada por los órganos competentes.

5. Podrán defender internamente sus posiciones en cualquier momento, siempre que lo hagan respetando la unidad, principios, estatutos y programas de la organización y los acuerdos adoptados de forma válida y democrática por los órganos correspondientes.

6. Las corrientes de opinión no podrán combatir o cuestionar públicamente las políticas y los acuerdos firmes de los órganos.

Artículo 34. Requisitos para su reconocimiento

Serán reconocidas como corrientes de opinión de carácter federal las siguientes:

1. Las que acrediten su existencia en al menos tres federaciones y presencia al menos en tres asambleas de base de cada una de esas federaciones.

2. Las que, por sus especiales características, sean reconocidas como tales por la Coordinadora Federal.

3. Podrán tener el reconocimiento de los órganos de dirección aquellas corrientes que ya se hubiesen constituido en el pasado y cuya implantación y desarrollo sean públicamente notorias en la vida orgánica habitual.

Cada federación regulará, en su ámbito, el funcionamiento de las corrientes de acuerdo con el principio de federalidad de Izquierda Unida.

Artículo 35. Solicitud de reconocimiento

Para su reconocimiento como corriente de opinión de ámbito federal, ésta se deberá dirigir a la Coordinadora Federal a través de petición motivada que reunirá, al menos, los siguientes requisitos:

1. Denominación de la corriente de opinión y características propias.

2. Implantación en las federaciones de Izquierda Unida, que se deberá acreditar mediante certificación expedida por el órgano correspondiente de cada federación en la que la corriente se encuentre reconocida o su reconocimiento como tal por la Coordinadora Federal.

3. Declaración expresa de sujeción a los Principios, Estatutos y normas de desarrollo de Izquierda Unida.

4. Elementos y criterios definitorios de la corriente de opinión o expresión de cualquier otra circunstancia constitutiva de la misma.

Las corrientes de opinión que comuniquen su constitución y reúnan los requisitos antes expresados deberán ser reconocidas como tales. Las organizaciones territoriales federadas regularán en sus estatutos los procedimientos para el reconocimiento orgánico de las corrientes de opinión en sus respectivos ámbitos.

Artículo 36. Órgano competente para el reconocimiento y su revocación

Una vez recibida la solicitud de reconocimiento por la Coordinadora Federal y previo informe de la persona responsable de la Secretaría de Organización, la Coordinadora Federal deberá pronunciarse, en el plazo máximo de tres meses desde la solicitud, aceptando o denegando dicho reconocimiento.

La Coordinadora Federal, en el caso de observar el incumplimiento de alguno de los requisitos exigidos, comunicará a sus promotores en el plazo de un mes desde la recepción de la solicitud los aspectos que han de ser subsanados para obtener el reconocimiento. De igual forma se procederá con las corrientes de opinión ya reconocidas cuando se observen incumplimientos de alguno de los requisitos exigidos.

La Coordinadora Federal podrá revocar el reconocimiento de una corriente de opinión en caso de incumplimientos graves y reiterados de los requisitos para su constitución y funcionamiento antes enumerados, previo expediente contradictorio instruido al efecto.

Artículo 37. Actividad de las corrientes

Durante las fases de debate, tendrán plena capacidad de expresión pública. Asimismo, sin menoscabo del cumplimiento de la política de Izquierda Unida y de los presentes Estatutos, podrán defender internamente sus posiciones en cualquier momento.

En su actuación, las corrientes internas deberán:

1. Respetar los principios y estatutos de Izquierda Unida.

2. Respetar los acuerdos tomados democráticamente por los órganos correspondientes, previos los oportunos debates, y no cuestionar públicamente su legitimidad.

3. En el funcionamiento de las corrientes de opinión se respetará el debate abierto y democrático, no debiendo establecerse disciplina de voto ni expresarse ésta por medio de portavoces en el interior de los órganos de Izquierda Unida.

4. Respetar que la opinión pública de Izquierda Unida es transmitida por las y los portavoces de la organización federal y de las federaciones.

5. Respetar que la organización federal de Izquierda Unida y sus federaciones tienen el uso exclusivo de la denominación “Izquierda Unida” y de sus emblemas. Por ello, en las manifestaciones públicas de las corrientes debe reflejar con nitidez la denominación de la corriente, sin que pueda confundirse con la expresión global del conjunto de la organización de Izquierda Unida.

6. Respetar que la organización federal de Izquierda Unida y las federaciones de Izquierda Unida gozan en exclusividad de las competencias reconocidas en los presentes Estatutos.

Artículo 38. Corrientes de opinión puntuales

Para un determinado tema, se podrán constituir corrientes de opinión puntuales. Para obtener su reconocimiento a nivel federal deberán obtener el apoyo expreso de, al menos, el 10% de las personas miembros de la Coordinadora Federal.

Las corrientes de opinión puntuales gozan de los mismos derechos y deberes que las que tienen carácter permanente y atenderán a la misma normativa y principios. Desde la página web de Izquierda Unida se informará de aquellas que se constituyan.

Artículo 39. Derechos de las corrientes

A las corrientes de opinión reconocidas como tales se les facilitará el acceso a los medios de comunicación y publicaciones federales, garantizándoles su capacidad de expresión pública interna.

Las corrientes podrán utilizar para sus reuniones los locales y medios de titularidad de Izquierda Unida previa petición y conformidad correspondiente, siempre que no interfieran la actividad cotidiana de Izquierda Unida en ese ámbito.

Artículo 40. Disolución de las corrientes de opinión

Las corrientes de opinión se disolverán:

1. Por decisión voluntaria, que se deberá comunicar a la Coordinadora Federal con carácter inmediato al acuerdo de disolución.

2. Las corrientes de opinión puntuales quedarán automáticamente disueltas una vez pronunciados los órganos federales o de federación correspondientes sobre el debate para el que fueron constituidas.

 

TÍTULO III.
ESTRUCTURA INTERNA Y FUNCIONAMIENTO DE IZQUIERDA UNIDA. ÓRGANOS DE GOBIERNO Y REPRESENTACIÓN

Artículo 41. Estructura

Izquierda Unida es un movimiento político y social de carácter federal, que se estructura territorialmente en federaciones organizadas sobre la base de asambleas (locales, de barrio, de distrito, de sector, comarcales, insulares o provinciales) y cuenta además con redes de activistas para la elaboración, participación e intervención en el conflicto.

 

CAPÍTULO I.
NORMAS DE FUNCIONAMIENTO DEMOCRÁTICO DE LAS ASAMBLEAS Y ÓRGANOS COLEGIADOS

Artículo 42. Reuniones de las asambleas y los órganos

Las reuniones del conjunto de las asambleas y órganos de dirección y coordinación (colegiados) se adecuarán a las siguientes normas:

1. La convocatoria y orden del día deberán ser remitidas por el órgano de dirección y coordinación correspondiente a los miembros de la asamblea u órganos de dirección y coordinación convocado con, al menos, cinco días de antelación. En los casos en que dicho órgano haya declarado argumentadamente la urgencia, el plazo para remitir la convocatoria será, como norma general, de 24 horas.

2. La documentación será remitida con al menos 48 horas de antelación, salvo en los casos exceptuados en el apartado anterior en la que se remitirá junto a la convocatoria. Excepto en los casos de urgencia de procesos sancionadores o económicos, no podrá votarse ningún punto que no tuviera su correspondiente documentación en los plazos indicados.

3. Una vez efectuada la convocatoria, para incluir un punto en el orden del día será necesaria la solicitud por escrito al órgano convocante con, al menos 72 horas de antelación. Esta petición deberá venir fehacientemente avalada por un 25% de las personas miembros del órgano o asamblea convocadas. Cada persona miembro de un mismo órgano o asamblea sólo podrá hacer uso de esta facultad una vez por año.

4. Si no hubiese el quórum suficiente a la hora fijada en la convocatoria para el inicio de la reunión (la mitad más una de las personas miembros del órgano o asamblea), ésta podrá comenzar válidamente media hora más tarde con las personas miembros presentes.

5. Como norma general, para el correcto desarrollo de las reuniones se establecerá una mesa compuesta por las y los miembros que designe el órgano convocante que dirigirá la reunión y levantará el acta.

6. En cada punto del orden del día, una o un ponente presentará el documento o propuesta que se somete a debate, se solicitarán palabras para, al menos, un turno cerrado de intervenciones y se repartirá el tiempo fijado para dicho turno entre el número de palabras solicitadas. Tras las intervenciones la o el ponente del texto hará el resumen del debate que posteriormente, en su caso, será votado por el órgano o asamblea.

7. Todas las votaciones serán a mano alzada excepto las correspondientes a la elaboración de listas para cargos orgánicos o públicos, que se realizarán por voto secreto si algún militante lo solicita. Salvo lo indicado en los presentes Estatutos, los acuerdos serán adoptados por la mayoría simple de los presentes en la reunión.

8. Se levantará acta de todas las reuniones indicando, al menos, los acuerdos adoptados en la misma, la relación de presentes y de intervinientes y los resultados de las votaciones efectuadas correspondientes al orden del día, así como las horas de inicio y finalización de la sesión. Se podrán incluir en dicha acta tanto los votos y opiniones particulares que expresamente se soliciten que consten como las aportaciones anejas al desarrollo del orden del día.

9. Las actas serán aprobadas al principio de la siguiente sesión del órgano o asamblea correspondiente, estando a disposición de todas las personas miembros del mismo para su consulta en el preceptivo libro de actas.

10. En todos los debates sobre asuntos económicos, las actas deberán reflejar con detalle lo referido al Manual del Control Interno, el debate de presupuestos y del cierre del ejercicio anterior, así como las propuestas debatidas, incluyendo las intervenciones y los acuerdos en las rendiciones de cuentas de cargos públicos y orgánicos.

11. En caso de dimisión de los órganos de dirección, las sustituciones se realizarán, respetando el orden en las listas, por personas del mismo género que las personas dimitidas.

Artículo 43. Sobre las impugnaciones de los acuerdos

1. Todas las personas afiliadas a Izquierda Unida tienen el derecho a impugnar los acuerdos de los órganos de representación y de dirección de Izquierda Unida y de sus estructuras territoriales que estimen contrarios a los Estatutos o a la Ley, tanto en el ámbito interno como ante las instancias judiciales una vez finalizado el proceso interno.

2. La impugnación de los acuerdos y actuaciones por incumplimiento de Estatutos debe realizarse en el plazo del mes siguiente al de su publicación o remisión a la afiliación, instando su rectificación o anulación y la suspensión cautelar en su caso.

3. Las impugnaciones de los acuerdos y de las actuaciones se materializarán mediante la presentación de los recursos ordinarios y de revisión establecidos en los párrafos siguientes. Los recursos habrán de ser suscritos por personas afiliadas plenamente identificadas, sea en nombre propio o en representación de otras personas afiliadas.

4. Los acuerdos y actuaciones de los órganos de representación y de dirección de las asambleas de base, locales y comarcales podrán ser recurridos ante la coordinadora provincial correspondiente, que podrá delegar su resolución en la comisión colegiada.

5. Los acuerdos y actuaciones de los órganos de representación y de dirección en sus distintos ámbitos territoriales podrán ser recurridos ante el órgano inmediatamente superior.

6. Los acuerdos y actuaciones de la Coordinadora Federal podrán ser impugnados mediante la presentación de un recurso de revisión ante dicho órgano.

7. La resolución del recurso debe realizarse en la primera reunión posterior a la recepción de la impugnación que el órgano competente celebre (siempre que dicha impugnación se presente al menos con siete días de antelación de la reunión del órgano, si no se tratará en la siguiente reunión), declarando su inadmisión, o estimando en todo o en parte, o desestimando las alegaciones y las solicitudes formuladas. Si entre éstas estuviera la suspensión preventiva, ésta se resolverá en el plazo de 5 días hábiles.

8. Los acuerdos y actuaciones de la Coordinadora Federal y las resoluciones de los recursos ya sean ordinarios o de revisión podrán ser recurridos ante la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas de Izquierda Unida.

 

CAPÍTULO II. DE LAS ASAMBLEAS DE BASE

Artículo 44. Definición

Se entienden como asambleas de base las de barrio, de distrito, la local, de sector y la comarcal, y como estructuras, la local donde existan asambleas de barrio o de distrito, la comarcal, la provincial, insular y de federación.

Las asambleas de base que se propongan de características diferentes a las señaladas, en virtud del carácter abierto de Izquierda Unida como movimiento político y social, serán aprobadas en su constitución por las coordinadoras de federación.

Las asambleas de base se constituirán garantizando un mínimo funcionamiento organizativo y la actividad política partiendo de la afiliación de un mínimo de 5 personas.

Las zonas sin asamblea tendrán una especial atención en los planes de trabajo de las federaciones.

Artículo 45. Funciones

1. Las asambleas de base son el órgano soberano de Izquierda Unida en su ámbito, constituyendo un elemento fundamental en la organización de Izquierda Unida pues en ellas se debate y ratifica la actividad política de Izquierda Unida.

2. Las asambleas de base serán responsables del cumplimiento de las obligaciones de la afiliación, así como de garantizar su participación en las tareas de Izquierda Unida.

3. Cada asamblea de base -o aquélla en que se agrupen éstas- es responsable de la aplicación y desarrollo de la política de Izquierda Unida en su territorio, dirigiéndola en lo que respecta a las cuestiones relativas a su ámbito en el marco de las propuestas programáticas de Izquierda Unida, en coordinación con sus órganos superiores y de acuerdo con los estatutos de cada federación.

4. Las asambleas de base deberán reunirse, siempre que sea posible, antes de cada pleno municipal para que las personas adscritas decidan el sentido del voto de su grupo municipal en los diferentes puntos del orden del día.

5. En el ámbito municipal, aunque debido a su tamaño existan asambleas de barrio o distrito, será en todos los casos la asamblea local la estructura organizativa y política que elegirá la candidatura a las elecciones municipales en igualdad con el resto de municipios. El grupo institucional municipal resultante deberá rendir cuentas periódicamente ante dicha asamblea y sus órganos, trabajando bajo la coordinación política de la coordinadora local.

6. Las asambleas tendrán que cumplir, en la medida de lo posible, con las cuotas establecidas respecto a la presencia en cargos asamblearios o de responsabilidad política a las personas jóvenes y a un espacio más feminizado cumpliendo con la cuota femenina.

7. Las asambleas de base tienen capacidad para elaborar resoluciones que deberán ser contestadas por el órgano al que sean dirigidas en su primera reunión o en un plazo no superior a 30 días.

8. Las asambleas de base gestionarán sus recursos propios, participando en el reparto de las cuotas de la Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR) y pudiendo contar con apoyo técnico-administrativo y los medios económicos necesarios que permitan el desarrollo de sus trabajos.

9. Las asambleas de base son soberanas, en el ámbito de sus competencias, para el desarrollo y aplicación de la política de Izquierda Unida. En caso de conflicto con decisiones de los organismos superiores, se arbitrará un procedimiento de diálogo tendente a adoptar una decisión conjunta. Los órganos superiores, por acuerdo adoptado por una mayoría cualificada del 3/5 de las y los miembros presentes, podrán anular o desautorizar una decisión adoptada por una asamblea de base.

10. Un 40%de las personas afiliadas que participaron en el proceso de elección del órgano podrán promover un referéndum revocatorio de una persona responsable orgánico de la coordinadora local. El referéndum revocatorio sólo se podrá convocar una vez transcurrido un año del mandato del órgano local. Si la persona supera el revocatorio, no se podrá solicitar otro referéndum revocatorio contra la misma persona en el plazo de dos años.

Artículo 46. Organización

1. Los órganos de la asamblea de base son el pleno de la asamblea y la Colegiada

2. La Colegiada Local es el órgano ejecutivo de las asambleas y ejecuta los acuerdos tomados en los plenos de las asambleas, que deberán convocarse como mínimo cada tres meses. Anualmente, se debatirá y votará en la asamblea el informe de gestión política, económica, organizativa y plan de trabajo de la Colegiada Local. Una asamblea local o de distrito podrá solicitar la convocatoria de estas asambleas informativas, estando obligada la Colegiada Local correspondiente a realizar dicha convocatoria en breve plazo, no pudiendo ser éste, en ningún caso, superior a un mes a partir de la solicitud.

3. Allí donde las circunstancias lo aconsejen, podrán constituirse en su seno colectivos territoriales o sectoriales.

4. Las asambleas de base se agruparán entre sí a niveles locales, comarcales, provinciales o insulares según lo regulen los Estatutos o normas de articulación de sus respectivas federaciones. En el caso de las asambleas de barrio y distrito de un mismo municipio, éstas se agruparán en su correspondiente asamblea local, siendo ésta el órgano soberano de decisión de Izquierda Unida en su ámbito.

5. Las afiliadas y los afiliados de municipios con insuficiente representación para constituirse en asamblea local propia se integrarán en la asamblea comarcal respectiva, creándose si no la hubiera a partir de la asamblea local más cercana.

6. Las asambleas de base tendrán que cumplir, en la medida de lo posible, con las cuotas establecidas respecto a la presencia en cargos asamblearios o de responsabilidad política, para las personas jóvenes, y a un espacio más feminizado cumpliendo con la cuota femenina.

Artículo 47. Funcionamiento

1. La asamblea de base será convocada por la Colegiada Local mediante la notificación de su fecha, lugar y hora de celebración a toda la afiliación censada y a la organización inmediatamente superior, así como a simpatizantes y miembros de organizaciones si la asamblea es abierta. En la convocatoria se deberá remitir del orden del día que será el marco de su debate y resolución, debiendo estar los documentos a disposición de las personas adscritas con, al menos, dos días hábiles de antelación. Se podrá convocar por vía telemática a quienes así lo soliciten.

2. La asamblea de base deberá ser convocada por la Colegiada Local con carácter extraordinario a petición del 25% de las personas afiliadas, con indicación del orden del día y exclusivamente para tratar los puntos que se propongan por las peticionarias y los peticionarios. Ninguna persona afiliada podrá suscribir más de una petición anual de asamblea extraordinaria.

El plazo para convocar esta asamblea no será superior a 30 días desde la recepción de la petición realizada por las personas afiliadas. Si transcurrido este plazo la colegiada local no ha convocado la asamblea, ésta será convocada por el órgano inmediatamente superior.

3. Se aplicarán formas de desarrollo de las asambleas que permitan la más amplia participación individual dentro del tiempo de duración previsto.

De todas las reuniones se levantarán actas con los acuerdos adoptados. Las actas serán aprobadas en la siguiente sesión que se celebre y distribuidas por correo electrónico, mensajería instantánea u otro modo de recepción personal previa solicitud, entre las personas adscritas en los diez días hábiles posteriores a su aprobación.

Será prioritario que cada asamblea desarrolle en su ámbito las redes de activistas correspondientes, asegurando la participación y colaboración entre asambleas de base y redes de activistas.

Artículo 48. Asambleas abiertas e internas

Las asambleas pueden funcionar a dos niveles:

1. Abiertas. Con la más amplia participación de simpatizantes y miembros de organizaciones sociales, sindicales, ecologistas, vecinales, etc. Se tenderá a que sea la forma más frecuente, con los siguientes contenidos:

    • Explicar la línea general o puntual.
    • Recoger opiniones o someter a debate propuestas programáticas.
    • Conocer la opinión de los electores de Izquierda Unida sobre la marcha de la misma, tanto en los trabajos en el seno de la sociedad, como en las instituciones.
    • Recoger sondeos sobre líneas generales y características de las distintas candidaturas.
    • Preparar movilizaciones.
    • Conectar con las redes impulsando un trabajo común.

Se celebrará al menos una asamblea abierta al año, que será anunciada públicamente, con una antelación mínima de 15 días En dicha reunión y entre otras cuestiones que se incluyan en el orden del día los cargos públicos de su ámbito rendirán cuenta de su trabajo.

2. Internas. En las que participarán de forma exclusiva las personas afiliadas en situación de activo en la Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR). Será necesario contar con una antigüedad en la adscripción superior a los dos meses para:

    • La designación de órganos de dirección y otras decisiones organizativas que le afecten estatutariamente.
    • Debate y elaboración de los planes de trabajo y debate y aprobación de las evaluaciones.
    • Conocer los censos de altas y bajas de afiliación a la asamblea, conocer los estados de cuentas de la organización, discutir, enmendar y elevar las enmiendas y propuestas a los informes y documentos organizativos de los órganos superiores.
    • Ratificar la candidatura para las elecciones municipales -en el caso de asambleas locales- y realizar propuestas para las elecciones autonómicas, generales y europeas.
    • Presentación de informes de gestión por parte de las y los cargos públicos y debate sobre aquellos.
    • Realizar referéndums revocatorios de la coordinadora local o sus miembros siempre y cuando cumpla con los requisitos necesarios.

 

CAPÍTULO III.
DE LAS ORGANIZACIONES DEL EXTERIOR

Artículo 49. Organizaciones de Izquierda Unida en el exterior

Izquierda Unida Exterior (IU Exterior) queda constituida como federación de Izquierda Unida tras su asamblea fundacional de abril de 2017, sustituyendo a las antiguas federaciones estatales en países como Bélgica, Luxemburgo, Francia, Alemania o Suiza.

1. Las ciudadanas y ciudadanos españoles que residan en un país extranjero se podrán afiliar en igualdad de condiciones al resto de personas afiliadas a Izquierda Unida, según lo establecido en estos Estatutos.

2. Serán consideradas asambleas en el exterior aquellas que tengan al menos 5 afiliadas y afilados en estado AC.

3. Dentro de la estructura de Izquierda Unida, se constituyen la federación de Izquierda Unida Exterior con los mismos derechos y deberes que cualquier otra federación.

4. A efectos de organización interna de la federación de Izquierda Unida Exterior, cada asamblea en el exterior de carácter local o regional (asamblea de personas agrupadas) tendrá las mismas competencias que las que estos estatutos reconocen a las asambleas de otras federaciones.

5. Izquierda Unida Exterior estará representada en la Coordinadora Federal como el resto de federaciones.

6. La organización federal de Izquierda Unida garantizará la plena integración de Izquierda Unida Exterior a la vida política y organizativa de Izquierda Unida.

7. Las personas afiliadas a Izquierda Unida en el exterior, sin perjuicio de su observancia de lo dispuesto en estos Estatutos, programa y acuerdos de Izquierda Unida, podrán afiliarse a aquellos partidos u organizaciones afines a Izquierda Unida en sus países de residencia según determine la Coordinadora Federal.

8. Izquierda Unida Exterior recibirá información puntual de todo lo que acontezca en el conjunto de Izquierda Unida. Asimismo, se les informará de todo lo que se refiera a la comunicación interna.

9. Su participación en las Asambleas Federales se regirá por los criterios y normas que se establezcan para las mismas, garantizando el número mínimo de delegadas y delegados que se determine en cada convocatoria con carácter general.

 

CAPÍTULO IV.
DE LAS REDES DE ACTIVISTAS

Artículo 50. Las Redes de Activistas en la Organización

Formar parte y dar impulso a los conflictos es convertir a las personas en sujetos activos, pasar de meras observadoras en la distancia a colocarse en primera línea de acción.

En las redes de activistas confluyen militantes y personas que no sólo comparten ideas, sino que además quieren construir valores comunes. La red de activistas son un espacio físico donde nos reconocemos socialmente y donde procesamos las luchas para la transformación social.

El espacio físico tiene que ser abierto, permitiendo que la entrada a una red de activistas pueda ser desde varios puntos y espacios comunes, teniendo la horizontalidad y la lógica colaborativa como estructura organizativa.

Se organizarán por ámbitos de intervención o por temáticas. Dependiendo del ámbito de intervención, de la realidad social y de los objetivos marcados por cada una de las redes, estas podrán constituirse como:

  • Redes temporales. Son aquellas que se organizan para intervenir en un tema concreto.
  • Redes permanentes. Serán las que contribuirán a impulsar el movimiento político y social, aquellas que tienen un objetivo proactivo, organizan e intervienen en el conflicto, contagian y extienden el movimiento político y social y generan condiciones para irrumpir en el escenario de la contienda política.

Las redes de activistas son espacios de trabajo colectivo, de generación y de intervención en los conflictos. En ellas se genera y se concreta nuestra capacidad de acción y de intervención, tienen que ser espacios que transciendan a la propia Izquierda Unida. Para que las redes de activistas sean el germen de nuestra construcción como MPS hay que sacarlas de los conflictos interiorizados.

La coordinación con Izquierda Unida se dará a través de personas de Izquierda Unida que actúan en las redes y que pasarán a formar parte de los órganos políticos con voz, pero sin voto.

El desarrollo de las Redes de Activistas lo tutelará la Coordinadora Federal.

La toma de decisiones y priorización del trabajo de las redes se realizará preferentemente a través del principio de consenso.

Todas las organizaciones federadas estarán dotadas de redes de activistas o se vincularán al trabajo de las redes de activistas federales cuyo objetivo será coordinar e impulsar el trabajo en la organización del conflicto de las personas adscritas. La organización de las redes de activistas debe asegurar:

1. La participación de las personas adscritas a Izquierda Unida y de los colectivos y personas interesadas en la organización e impulso del conflicto social y de la acción social directa.

2. La coordinación de las redes del propio ámbito y del conjunto de las redes entre sí, para asegurar que el proceso de elaboración colectiva y acción política en Izquierda Unida se dan de forma coherente.

3. La participación y colaboración con las asambleas territoriales.

4. Es función de las redes la propuesta y coordinación de iniciativas y acciones que promuevan la activación y organización del conflicto social.

5. La comunicación, organización y coordinación de la intervención en los conflictos con los movimientos y organizaciones del espacio de la red que compartan proyecto y objetivos transformadores con Izquierda Unida.

6. La necesaria coordinación entre las redes, la dirección de Izquierda Unida y los cargos públicos pertinentes en cada caso.

7. La traslación de las problemáticas concretas de los conflictos sociales que se den en sus ámbitos de actuación.

8. Colaborar con simpatizantes y militantes de otros partidos aliados en la propuesta programática y la aportación conjunta al conflicto social.

9. Es función de las redes la coordinación de la elaboración del programa de gobierno estatal y del programa europeo.

La regulación y desarrollo de las redes de activistas se establece en el reglamento 2, anexo a estos estatutos.

 

CAPÍTULO V.
ÓRGANOS FEDERALES DE COORDINACIÓN Y DIRECCIÓN DE IZQUIERDA UNIDA

Artículo 51. Órganos de dirección y coordinación

A nivel federal se establecen los siguientes órganos:

1. Órganos de dirección:

a. Asamblea Federal

b. Coordinadora Federal

c. Comisión Colegiada

2. Órgano de coordinación:

a. Asamblea Político y Social (APyS)

3. Órganos de control democrático:

a. La Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas

b. La Comisión Federal de Control Financiero

Artículo 52. Principios Generales

Se habilitarán las medidas necesarias para que las personas miembros de los órganos de dirección y coordinación que por razones justificadas no puedan asistir a alguna reunión lo hagan vía telemática en igualdad de derechos que el resto de miembros presentes; igualmente se habilitarán los espacios necesarios de cuidados (pequeteca o ludoteca, o cualquier otra forma de cuidados a personas mayores dependientes) para aquellas personas que lo soliciten o lo precisen. Los órganos, en sus respectivos reglamentos de funcionamiento, regularán esta modalidad de participación.

Para fomentar la participación igualitaria de hombres y mujeres, teniendo en cuenta que suelen intervenir mayoritariamente hombres en los órganos, se regularán los tiempos de intervención para que el cómputo total entre hombres y mujeres sea el mismo.

El objetivo de los órganos de Izquierda Unida, a todos los niveles, es la articulación de la deliberación y del debate para organizar la acción y nuestra intervención política y social en la sociedad; para ello todos los ámbitos orgánicos tenderán a tener dos órganos.

En el ámbito Federal, la Asamblea Político y Social, que es una asamblea anual de rendición de cuentas y de planificación del trabajo abierta a la participación de las representantes de organizaciones sociales y políticas que se consideren y redes de activistas, es similar a una asamblea abierta en las estructuras de base.

En el siguiente recuadro se indica la estructura organizativa de Izquierda Unida de forma sintética:

Federal y Federaciones Provincial, insular,
comarcal y local
(más de una Asamblea de Base)
Asamblea de Base
    • Comisión Colegiada
    • Coordinadora
    • APyS (en las Federaciones no es obligatorio)
    • Comisión Colegiada
    • Coordinadora
    • Comisión Colegiada
    • Asamblea

Artículo 53. Procedimiento de elaboración de candidaturas para cargos u órganos internos de Izquierda Unida

Para la composición de las candidaturas siempre se tendrán en cuenta los principios generales de Izquierda Unida. El procedimiento de elección será siempre por sufragio universal. Los órganos convocantes determinarán en sus normas la fórmula más adecuada que lo garantice. El proceso deberá tener en cuenta los siguientes criterios:

1. Candidaturas de consenso

a. Todas las personas y órganos que participen en los procesos de confección de candidaturas vendrán obligadas a intentar alcanzar el consenso para su aprobación.

b. La candidatura será paritaria y cremallera como acuerdo de mínimos, pudiendo componer la misma una proporción mayor de representación de mujeres como acción positiva en favor de una mayor participación política y tenderá a incluir, como mínimo, a un 20% de jóvenes menores de 31 años. Este porcentaje se deberá cumplir en tramos de cinco.

2. Candidaturas sin consenso

a. En el supuesto de que no se consiguiera una única candidatura de consenso, podrá presentar candidatura quien reúna un mínimo del dos por ciento de avales entre afiliadas o afiliados en el censo AC o cinco por ciento del total de miembros del órgano convocante en el momento del cierre del censo. Las candidaturas presentadas deberán respetar los criterios establecidos en el apartado anterior de edad y género, que deberán cumplirse tanto en el conjunto de la lista presentada como en sus sucesivos tramos de cinco.

b. Las candidaturas serán cerradas y bloqueadas y no necesariamente completas.

c. Los puestos a elegir se asignarán por el sistema proporcional puro. En caso de restos, se adjudicará a la lista con resto mayor y, en caso de igual número de votos, se adjudicará por sorteo.

d. En la composición de órganos o delegaciones que se presenten varias candidaturas, no se aceptará ninguna candidatura cuya composición no sea paritaria, teniendo que estar compuesta por mujeres al menos en todos los puestos pares o impares de dichas candidaturas.

Artículo 54. Limitación de permanencia en responsabilidades políticas y
organizativas

Las personas que ostentarán responsabilidades políticas y organizativas no podrán permanecer en el mismo órgano, cargo o responsabilidad, de manera continuada, más de ocho años. Excepcionalmente, podrá prolongarse la responsabilidad siempre que obtuvieran, en votación individualizada en el órgano competente para su elección, el 60% de los votos emitidos en la primera prórroga y un 75% en las sucesivas.

 

CAPÍTULO VI.
DE LA ASAMBLEA FEDERAL

Artículo 55. Carácter de la Asamblea Federal

La Asamblea Federal es el máximo órgano de Izquierda Unida y en ella se define su política general. Sus decisiones vinculan a todas las organizaciones de Izquierda Unida de acuerdo con los presentes Estatutos. Como norma general, las asambleas de las federaciones se realizarán en los diez meses posteriores a la celebración de la asamblea federal.

Artículo 56. Reuniones de la Asamblea Federal

La Asamblea Federal se reunirá, ordinariamente, cada cuatro años. Será convocada por la Coordinadora Federal con una antelación mínima de tres meses. Se convocará la Asamblea Federal de forma extraordinaria cuando sea solicitada por al menos 3/5 de la Coordinadora Federal o por varias coordinadoras de federación que, en su conjunto, representen más de un 50% de la afiliación a Izquierda Unida.

Artículo 57. Funciones de la Asamblea Federal

Son funciones de la Asamblea Federal:

a. Aprobar el programa electoral estatal y el programa europeo. La aprobación de programas electorales se realizará en la Asamblea Federal cuando su celebración coincida con las fechas de convocatoria de elecciones. En los demás casos, serán aprobados por la Coordinadora Federal.

b. Analizar y decidir sobre el informe de gestión, que deberá ser presentado por la Coordinadora Federal.

c. Establecer y desarrollar la federalidad de Izquierda Unida y los elementos organizativos que correspondan.

d. Establecer la estrategia, línea política, organizativa y de alianzas en el conjunto del Estado.

e. Establecer el número de personas que compondrán la Coordinadora Federal conforme establecen los presentes estatutos.

f. Elegir a las y los miembros de la Coordinadora Federal que formarán el pleno de este órgano junto con las personas que ostenten la coordinación general de las federaciones y los cupos de representación de las federaciones, los partidos, las organizaciones y las redes.

g. Elegir a las y los miembros de la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas, así como a las y los miembros de la Comisión Federal de Control Financiero.

h. Ratificar la integración de partidos u organizaciones en Izquierda Unida.

i. Las demás funciones que sobre aspectos concretos se mencionan en el articulado de estos Estatutos.

j. Aprobar la propuesta de modificación de Estatutos si la hubiese.

k. Disolver Izquierda Unida, previo referéndum a la militancia. Para ello será necesario que la Asamblea Federal haya sido convocada expresamente para tal fin. En este caso, se elegirá una comisión liquidadora que cancelará los registros correspondientes y destinará el patrimonio resultante a una institución u organización sin ánimo de lucro.

Las funciones b, f y g deberán ser votadas por sufragio universal. En el caso de las funciones c, d y j, si hubiera varias ponencias, se elegirá entre ellas por sufragio universal aunque el debate posterior y votación de enmiendas y aportaciones se realizará por delegación.

Artículo 58. Composición de la Asamblea Federal

En la Asamblea Federal de Izquierda Unida participa la totalidad de las personas adscritas a Izquierda Unida. Se articula mediante un proceso que se inicia con la celebración de asambleas de base y territoriales y culmina con una asamblea de delegados y delegadas de las mismas, de carácter federal, compuesta de la siguiente forma:

a. Las y los miembros de la Coordinadora Federal o una parte de la misma, que nunca superarán el 5% de delegadas y delegados componentes de la Asamblea Federal.

b. El 80% de las delegadas y delegados de la representación de las federaciones de Izquierda Unida, elegidas y elegidos en sus asambleas generales con criterios de proporcionalidad, representatividad, pluralidad, paridad y adecuación.

Se elegirá al menos el 50% de su representación en sus respectivas asambleas y el resto en asambleas inferiores a la de federación y superiores a las asambleas de base, debiendo respetarse siempre tanto el principio de igualdad de oportunidades para toda la militancia como el de pluralidad.

c. El 15% restante lo ocupará la representación de los partidos y organizaciones que forman parte de Izquierda Unida. El reparto se hará en función del número de afiliadas y afiliados que también sean miembros de Izquierda Unida siguiendo los criterios establecidos en estos estatutos.

La Coordinadora Federal podrá invitar a la Asamblea Federal con voz, pero sin voto, a personas afines al proyecto de Izquierda Unida y cuya presencia se considere cualitativa y políticamente conveniente.

 

CAPÍTULO VII.
LA ASAMBLEA POLÍTICO Y SOCIAL

Artículo 59. Carácter y competencias

La Asamblea Político y Social es un espacio de encuentro con la sociedad organizada y el entorno social de Izquierda Unida, es un espacio donde Izquierda Unida rinde cuentas de su trabajo y debate con organizaciones sociales, políticas y sindicales la actuación política del próximo año. Es un espacio donde construir movimiento popular y elaborar colectivamente acción política desde el análisis compartido.

La Asamblea Político y Social celebrará una asamblea anual de rendición de cuentas y de planificación del trabajo, abierta a la participación de las representantes de organizaciones sociales y políticas que se consideren y de las redes de activistas. Su funcionamiento y objetivo es similar a una asamblea abierta en las estructuras de base.

Artículo 60. Reuniones y funcionamiento

Se reunirá una vez al año.

La Asamblea Político y Social contará con una mesa compuesta por una coordinadora o un coordinador y al menos dos personas responsables encargadas de organizar el trabajo y seguimiento de sus acuerdos. De todas sus reuniones se levantarán actas en las que constarán los asistentes, se recogerán los acuerdos adoptados y se harán públicas remitiéndose a las federaciones, organizaciones y colectivos invitados

Se dotará de un reglamento de funcionamiento que regule, entre otros aspectos, la elaboración del orden del día, la ordenación de sus debates, invitaciones a otras organizaciones y colectivos y mecanismos de propuesta de debates por la afiliación, las redes, las federaciones, así como del resto de sus componentes e invitados.

Artículo 61. Composición

La Asamblea Político y Social estará formada por:

1. Una representación paritaria y equilibrada en cuanto a la representación de sexosde Izquierda Unida, elegida por la Coordinadora Federal y proporcional a la misma. Dicha representación deberá contar con las Federaciones, los partidos integrantes de Izquierda Unida y las redes de activistas.

2. Las organizaciones políticas, sociales y sindicales que acuerde la Coordinadora Federal. La representación de dichas organizaciones podrá ser variable y aprobada igualmente por la Coordinadora Federal.

 

CAPÍTULO VIII.
LA COORDINADORA FEDERAL

Artículo 62. Carácter y competencias

La Coordinadora Federal es el máximo órgano de dirección de Izquierda Unida entre las Asambleas Federales.

La Coordinadora Federal es el órgano de gobierno y decisión de Izquierda Unida, teniendo en cuenta las más amplias facultades que en derecho se requieran, sin limitación, para realizar cualquier acto o negocio jurídico y para la plena actuación ante los Tribunales de cualquier clase y jurisdicción, así como ante la Administración Pública en todas sus especies, pudiendo otorgar toda clase de poderes o delegar las facultades relacionadas, comprendida esta última, en los órganos de Izquierda Unida y, en concreto, en la Coordinación General -que ostentará la representación legal de Izquierda Unida-, así como revocar unos y otras.

Son funciones específicas de la Coordinadora Federal:

1. Funciones relacionadas con la Asamblea Federal

a. Organizar y convocar la Asamblea Federal de Izquierda Unida, estableciendo su orden del día.

b. Proponer a las personas que integrarán la Mesa.

c. Ratificar la elección de la persona que desempeñará la Coordinación General de Izquierda Unida Federal a propuesta de las y los miembros de la Coordinadora Federal elegidas y elegidos por la Asamblea Federal.

2. Funciones de dirección política

a. Dirigir el trabajo político de Izquierda Unida mediante la elaboración de planes de trabajo anuales y revisar la marcha política de ésta, evaluando cuantitativa y cualitativamente el grado de cumplimiento de los mismos. Este trabajo se podrá hacer conjuntamente con la Asamblea Político y Social.

b. Ratificar, en su caso, la propuesta de miembros y responsabilidades de la Comisión Colegiada que realice el Coordinador o la Coordinadora General.

c. Aprobar la distribución de funciones entre sus miembros que proponga quien desempeñe la Coordinación General, incluida la persona que desempeñe la secretaría económico-financiera de Izquierda Unida.

d. Dirigir la política española e internacional de Izquierda Unida y adoptar cuantas resoluciones sean necesarias, que serán vinculantes para el conjunto de Izquierda Unida.

e. Garantizar la unidad de acción política y programática en el conjunto del Estado.

f. Convocar las reuniones de la Asamblea Político y Social y preparar los correspondientes debates y propuestas.

g. Ratificar las sustituciones que, por dimisión de sus miembros, se produzcan en su seno y que deben ser comunicadas por la secretaría de organización. Éstas se efectuarán siguiendo el orden establecido en cada candidatura presentada, respetando el orden de las listas y sustituyéndose siempre por personas del mismo género que las personas dimitidas.

En el caso de los distintos cupos, la sustitución se hará por comunicación de los órganos de dirección de las federaciones, partidos, organizaciones y corrientes. Si se completa la lista de suplentes, serán las y los representantes de cada una de las candidaturas quienes indiquen a la secretaría de organización el nombre de la persona suplente. Todas las modificaciones en la composición del órgano deberán informarse al inicio de la reunión posterior del órgano en cuestión e incluirse en el acta.

h. Elegir a la persona que ha de desempeñar la Coordinación General al comienzo del mandato y, en caso de quedar vacante, en el periodo entre Asambleas Federales.

i. Debatir y aprobar o rechazar los informes de la Coordinación General y los planes de trabajo y evaluaciones.

j. Velar por la aplicación adecuada de los principios de Izquierda Unida, evitando que se establezcan normas contradictorias en los estatutos de las federaciones que componen Izquierda Unida.

k. Debatir y aprobar o rechazar provisionalmente hasta la celebración de la Asamblea Federal la incorporación de organizaciones políticas en el periodo entre Asambleas Federales.

l. Debatir y aprobar o rechazar las coaliciones electorales para los procesos electorales de ámbito estatal y europeo.

3. Funciones organizativas y presupuestarias

a. Aprobar los cambios de denominación y símbolos de Izquierda Unida y de sus federaciones en el periodo entre Asambleas Federales.

b. Aprobar la constitución de las corrientes de opinión de ámbito federal y que sean reconocidas como tales.

c. Recibir, de forma periódica, información de las actividades políticas y de funcionamiento de las distintas federaciones de Izquierda Unida.

d. Aprobar el sometimiento a referéndum de aquellas cuestiones de competencia federal que se consideren de interés, fijando las normas que regirán el mismo y articular los procesos de participación directa de las personas adscritas.

e. Proponer a las personas adscritas y ratificar posteriormente la candidatura a la Presidencia del Gobierno y las candidaturas al Parlamento Europeo.

f. Cubrir las vacantes que se produzcan en la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas cuando el número de miembros de la misma sea inferior a 5 y no pudiese cubrirse con los suplentes correspondientes. También le corresponderá cubrir las vacantes que se produzcan en la Comisión Federal de Control Financiero en los términos establecidos en los artículos 70 y 73 respectivamente.

g. Aprobar el presupuesto de Izquierda Unida, así como los presupuestos de la Unidad de Afiliación y Recaudación y de los grupos parlamentarios en el Parlamento Europeo y en las Cortes Generales.

h. Aprobar el proyecto de presupuesto anual de Izquierda Unida y velar por su ejecución, así como presentar el informe sobre el cumplimiento de la carta financiera.

i. Aprobar las cuentas anuales consolidadas de Izquierda Unida, que serán remitidas al Tribunal de Cuentas dentro del plazo legalmente establecido.

j. Aprobar la liquidación de los presupuestos indicados en la letra h) anterior, así como recibir las rendiciones de cuenta de ingresos y gastos de las organizaciones de Izquierda Unida.

k. Elegir una comisión de control de la gestión de la Unidad de Afiliación y Recaudación.

4. Funciones relacionadas con los programas electorales y los grupos institucionales

a. La aprobación de los programas electorales para las elecciones generales y europeas, siempre que la convocatoria electoral no sea coincidente con la celebración de la Asamblea Federal, y fijación del calendario de selección y aprobación de las candidaturas, así como también la aprobación de los programas-marco municipal y autonómico en su caso.

b. Ratificar el resultado de las primarias a la candidatura a la Presidencia del Gobierno y a las elecciones europeas, así como las aprobadas en las federaciones para las Cortes Generales siempre que la convocatoria electoral no sea coincidente con la celebración de la Asamblea Federal.

c. Evaluar, dirigir e impulsar la acción institucional de los cargos públicos en los distintos ámbitos desde la perspectiva general de la política de Izquierda Unida.

d. Hacer el seguimiento del trabajo de los grupos parlamentarios de las Cortes Generales y del Parlamento Europeo mediante informes emitidos por sus responsables y aprobados por la Coordinadora Federal al finalizar cada periodo de sesiones.

e. Debatir y aprobar los criterios políticos generales y de composición del Grupo Parlamentario en el Congreso de los Diputados, así como ratificar la Presidencia, Portavocía y Portavocías adjuntas del Grupo.

De igual modo, le corresponderán cuantas funciones concretas se le atribuyan en los presentes Estatutos.

Artículo 63. Reuniones y funcionamiento

Se reunirá con carácter ordinario con una periodicidad media de 60 días entre reunión y reunión y las veces que fuese necesario por sus competencias.

Con carácter extraordinario, se reunirá por iniciativa de la Colegiada Federal o a petición de al menos un tercio de sus miembros. En este último supuesto, la convocatoria y celebración de la Coordinadora Federal se regirá por las siguientes normas:

1. La solicitud de convocatoria extraordinaria deberá ser suscrita por todas las personas promotoras de la misma.

2. Deberá expresar la cuestión o cuestiones a tratar en la sesión extraordinaria que se pretenda celebrar. En caso de tratarse de asuntos sobre las que ya hubiese recaído decisión o acuerdo anterior de la Coordinadora Federal, sólo podrá reiterarse el debate sobre los mismos en caso de cambio extraordinario de las circunstancias que hubiesen justificado su adopción, debiendo en todo caso motivarse en el escrito de petición tal cambio de circunstancias.

3. Se dirigirá a quien ostente las funciones de responsable de organización federal, quien deberá acusar recibo de la misma o, alternativamente, facilitar copia de la misma a las personas promotoras con expresión de la fecha de recepción y el sello de la organización.

4. Verificado el cumplimiento de los requisitos anteriores, se procederá a la convocatoria y sesión extraordinaria de la Coordinadora Federal en el plazo máximo de 30 días desde que se hubiese formulado la solicitud, teniendo por único orden del día la cuestión que las personas promotoras hubiesen indicado en el escrito inicial de solicitud.

5. Transcurrido el plazo máximo señalado para celebración de la sesión extraordinaria sin que la misma hubiese sido convocada o celebrada, las personas promotoras podrán formular el correspondiente recurso ante la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democrática.

6. Ninguna persona miembro de la Coordinadora Federal podrá suscribir más de dos solicitudes de reunión extraordinaria de dicho órgano en el periodo de un año.

Los plenos de la Coordinadora Federal contarán con una mesa compuesta por una Coordinadora o un Coordinador y al menos dos personas responsables encargadas de organizar el trabajo y seguimiento de sus acuerdos. De todas las reuniones de la Coordinadora se levantarán actas en las que se recojan los acuerdos adoptados. La persona responsable de organización federal será la encargada de certificar su contenido a todos los efectos oportunos. Las actas que reflejen los acuerdos de la Coordinadora Federal serán públicas.

Se dotará de un reglamento de funcionamiento que regule, entre otros aspectos, la elaboración del orden del día, la ordenación de sus debates, convocatorias extraordinarias y mecanismos de propuesta de debates por las personas adscritas, las redes, las federaciones, así como del resto de sus componentes. Levantará acta de sus sesiones, en la que constarán los asistentes y acuerdos tomados.

Se enviará copia o se pondrá a disposición de dicha acta a todas las federaciones territoriales, y éstas a su vez a las organizaciones territoriales de ámbito inferior.

La Coordinadora Federal validará el método y los documentos a debatir en la Asamblea Federal.

 

Artículo 64. Composición

La Coordinadora Federal estará formada por:

1. Con plenitud de derechos. Las personas electas por la afiliación, federaciones de Izquierda Unida, partidos integrantes, organizaciones integrantes y corrientes de la siguiente manera:

a. Las ochenta personas electas sufragio universal.

b. Las personas que ostenten la Coordinación General de las federaciones en tanto en cuanto desempeñen estas funciones, una por Federación.

c. Cuarenta miembros en representación de las federaciones, distribuidas según el criterio de proporcionalidad en base a la afiliación que tengan. Este número se revisará anualmente.

d. Tres personas por cada partido y una por cada organización y corriente constituida.

e. Diez personas en representación de los partidos integrantes y organizaciones, repartidas proporcionalmente en base a la afiliación que tengan. Este número se revisará anualmente.

2. Con voz y sin voto. Las personas electas por las redes, con un máximo de dos personas por red.

3. Invitadas permanentes. La Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas y la Comisión Federal de Control Financiero.

Una vez compuesto el órgano, si la componente nata produjera como resultado una participación de mujeres inferior al 45%, la Coordinadora Federal articulará el procedimiento para incorporar a la misma el número necesario para garantizar este porcentaje mínimo estipulado en estos Estatutos.

La Coordinadora Federal es un órgano paritario y, por tanto, se articularán todos los mecanismos que garanticen que el órgano, desde su composición en inicio y a lo largo de todo su mandato, funcionará bajo el principio de equilibrio de sexos.

 

CAPÍTULO IX.
LA COMISIÓN COLEGIADA

Artículo 65. La Comisión Colegiada

La Comisión Colegiada estará compuesta por las personas elegidas por la Coordinadora Federal a propuesta de la persona que ostente la Coordinación General, respetando la paridad y procurando la integración de las distintas sensibilidades políticas.

Como órgano de gestión cotidiana, son funciones de la Comisión Colegiada la puesta en práctica de las decisiones adoptadas en la Coordinadora Federal. Asimismo, preparará y elaborará las propuestas de trabajo y de debates políticos a trasladar a los órganos de dirección federal.

La Comisión Colegiada se dotará de un reglamento interno de funcionamiento, reuniéndose al menos una vez al mes, levantando acta de sus sesiones en la que constarán los asistentes y acuerdos tomados.

Las personas que ostenten la coordinación de las federaciones de Izquierda Unida serán invitadas a las reuniones que se celebren con carácter previo a las de la Coordinadora Federal.

Las redes de activistas podrán ser invitadas a sus reuniones cuando en el orden del día figuren cuestiones de su ámbito de trabajo.

 

CAPÍTULO X.
COORDINACION GENERAL

Artículo 66. Elección

Una vez elegidas por la Asamblea Federal, las personas electas de la Coordinadora Federal procederán a la elección de la Coordinadora o Coordinador General de Izquierda Unida Federal, quien será presentada o presentado al plenario de la Asamblea Federal para su clausura.

Una vez constituida en su totalidad, la Coordinadora Federal deberá, en la primera reunión que celebre tras la Asamblea Federal, proceder a su ratificación.

Si el resultado de la votación fuera negativo, ésta se volverá a repetir en la siguiente reunión de dicho órgano. En el caso de mantenerse el mismo resultado, se deberá elegir en la misma reunión a otra persona para la Coordinación General.

 

Artículo 67. Funciones

Como persona con la máxima responsabilidad de Izquierda Unida, son funciones de la Coordinadora o Coordinador General:

a. Representar a la Coordinadora Federal de Izquierda Unida, así como al conjunto de la organización, ante cualquier institución pública o privada, con los más amplios poderes que en derecho correspondan. Detenta, por delegaciónde la Coordinadora Federal, las facultades descritas en el artículo 62, incluida la representación legal de Izquierda Unida.

b. Coordinar la Coordinadora Federal de Izquierda Unida, así como presidir las reuniones de esta y de la Comisión Colegiada.

c. Proponer a la Coordinadora Federal las personas que compondrán la Comisión Colegiada y sus funciones.

d. Convocar las reuniones de la Comisión Colegiada de cara a la coordinación de las tareas de la Coordinadora Federal y para la ejecución de los acuerdos de la Coordinadora Federal.

e. Todas aquellas otras de la Coordinadora Federal que le sean delegadas expresamente.

La Coordinadora o Coordinador General dará cuenta de su gestión a la Coordinadora Federal de forma habitual o cuando sea necesario.

 

CAPÍTULO XI.
ÓRGANOS DE CONTROL DEMOCRÁTICO. COMISIÓN FEDERAL DE ARBITRAJE Y GARANTÍAS DEMOCRÁTICAS Y COMISIÓN FEDERAL DE CONTROL FINANCIERO

Artículo 68. Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas

En cada federación se constituirá una Comisión de Arbitraje y Garantías Democráticas como órgano conciliador en caso de conflictos políticos-organizativos, al objeto de resolver los recursos que sean interpuestos frente a las decisiones sancionadoras de los órganos competentes.

Asimismo, se constituirá una Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas.

Artículo 69. Composición, elección, mandato e incompatibilidades

La Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democrática estará compuesta por nueve personas afiliadas a Izquierda Unida, elegidas por la Asamblea Federal y con plenitud de derechos.

Para que puedan celebrarse válidamente sus sesiones, deberán convocarse con al menos tres días de antelación. Se constituirán válidamente en primera convocatoria con un quórum de la mitad más uno, y en segunda convocatoria media hora después con las y los miembros asistentes, cualquiera que sea su número.

La duración del mandato de las personas electas para este órgano coincidirá con la de la Coordinadora Federal electa en la misma Asamblea Federal. Deberá presentar ante la siguiente Asamblea Federal un informe de gestión que recoja todas las resoluciones aprobadas durante su mandato.

La pertenencia a estas comisiones es incompatible con formar parte de cualquier órgano de dirección, ser cargo público o personal de confianza o depender laboralmente de la organización en cada nivel correspondiente.

Artículo 70. Presidencia, suplentes y bajas

La Presidencia de la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democrática será elegida por mayoría de las personas que componen este órgano. Las y los miembros de las Comisiones de Arbitraje y Garantías Democráticas de las federaciones y sus suplentes serán elegidas y elegidos por las asambleas de cada federación según sus propios estatutos.

Ninguna persona miembro de la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democrática podrá ser revocada por los órganos de dirección. Se perderá la condición de miembro por fallecimiento, dimisión, pérdida de la condición de persona adscrita con plenos derechos o por falta de asistencia injustificada a más de tres reuniones consecutivas. En estos casos, la persona que haya perdido la condición miembro de la comisión será sustituida por la o el suplente correspondiente.

Cuando por cualquier motivo el número de miembros de derecho de la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democrática fuese inferior a 5 y no pudiese incrementarse con las y los suplentes correspondientes, la Coordinadora Federal, por mayoría de 3/5, estará obligada a nombrar provisionalmente en la siguiente sesión que celebre el suficiente número de miembros para alcanzar dicho quórum.

Artículo 71. Competencias

1. La Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas conocerá en segunda instancia de:

a. La revisión de las resoluciones aprobadas por una Comisión de Arbitraje y Garantías Democrática de federación, siempre que ésta no tenga competencia exclusiva sobre el tema.

b. Para la defensa de los derechos fundamentales de las personas afiliadas y, por tanto, todo lo relacionado con la Sección II del capítulo primero de los presentes Estatutos.

2. Conocerá en primera instancia de:

a. Los conflictos derivados de actuaciones de las personas miembro de órganos federales en el desempeño de esas funciones.

b. Los conflictos derivados de órganos de federación que afecten a más de una de ellas.

c. Conocerá, excepcionalmente, de aquellos asuntos remitidos desde federaciones en las que no esté constituida la Comisión de Arbitraje y Garantías Democrática propia.

Artículo 72. Tramitación de expedientes

1. Para conocer de cada asunto planteado, se nombrará una persona instructora por sorteo según el reglamento del que se dote la comisión. En la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas, la persona instructora necesariamente tendrá que estar adscrita a una federación distinta de aquella de la que procede el asunto. Asimismo, en el caso de que se trate de un recurso en segunda instancia, se abstendrán de participar en las deliberaciones y votación los miembros de la federación de donde proceda el recurso.

2. La persona designada solicitará al órgano que lo hubiere desarrollado el expediente completo origen del recurso. Dicho órgano deberá remitirlo en el plazo máximo de quince días laborales.

3. Una vez recibido el expediente, la instructora o instructor realizará, en el plazo de quince días naturales, un informe en el que establezca si es competente o no la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías democráticas para conocer del recurso. Si entendiera que no es competente, lo comunicará al recurrente, el cual tendrá un plazo de quince días para alegar lo que crea conveniente. Vistas esas alegaciones, el pleno de la comisión decidirá sobre su competencia en un plazo de diez días. Si se desestimaran las alegaciones, el procedimiento se remitirá con carácter inmediato al órgano competente.

4. Presentado el informe y admitida la competencia, el instructor realizará las actuaciones oportunas para la comprobación de los hechos previa audiencia a las partes implicadas, quienes también podrán proponer la práctica de actuaciones de comprobación. Con carácter previo a la audiencia, las partes podrán conocer el contenido íntegro del expediente remitido.

5. Desde que las partes sean requeridas, dispondrán de un plazo de quince días naturales para efectuar sus alegaciones.

6. La instructora o instructor entregará a las y los miembros de la Comisión, en el plazo máximo de dos meses desde que se decidió su competencia, una propuesta de resolución en la que se recogerán los hechos, las pruebas practicadas y la estimación o desestimación del recurso.

7. La comisión deberá ser convocada por la persona que ostente su presidencia para que se celebre una reunión en el plazo máximo de un mes desde la recepción de la propuesta de resolución. En dicha reunión, tras el debate oportuno, decidirá por mayoría simple en el sentido de la estimación o desestimación del recurso. En la votación no participará la persona instructora del expediente.

8. Las resoluciones deberán ser siempre motivadas.

9. Una vez decidida la resolución, se notificará con carácter inmediato a las partes.

10. Las resoluciones de la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas no son recurribles ante ningún órgano interno, siendo inmediatamente ejecutables por el órgano político competente para aplicarlas. La Coordinadora Federal velará por que sean cumplidas, adoptando las medidas necesarias para ello, dentro del marco de sus competencias.

Las Comisiones de Arbitrajes y Garantías Democráticas, tanto federal como de federación, harán un informe anual de los casos y decisiones tomadas en ese periodo. Estos informes estarán a disposición de las personas afiliadas.

Artículo 73. Comisión Federal de Control Financiero

La Asamblea Federal elegirá a las y los miembros de la Comisión Federal de Control Financiero por sufragio universal entre toda la afiliación.

1. Estará integrada por un número impar de personas, preferiblemente de acreditada solvencia profesional o académica en el área de la gestión económico-financiera y en el ámbito de la auditoría de cuentas. Para asegurar su independencia e imparcialidad, la pertenencia a este órgano será incompatible tanto con el desempeño de ningún cargo público u orgánico derivado de su relación o militancia en Izquierda Unida como con cualquier relación laboral o mercantil mantenida con ésta.

2. Sus decisiones se tomarán por mayoría absoluta de las personas que lo compongan. Para que pueda celebrar válidamente sus sesiones, deberá contar con un quórum durante toda la reunión de, al menos, la mitad más uno de sus componentes.

3. Las y los miembros que por inactividad durante tres convocatorias no asistan a las reuniones de dicha comisión, sufrirán baja automática de la misma previa comunicación del acuerdo tomado en la propia Comisión Federal de Control Financiero a la Coordinadora Federal para el nombramiento de la persona suplente y, en su defecto, para la elección de una nueva o un nuevo miembro si no existiera suplencia.

4. La Comisión Federal de Control Financiero ejercerá el control interno de la actividad económico-financiera de Izquierda Unida, de sus federaciones y de las organizaciones integrantes con personalidad jurídica propia, supervisando el cumplimiento de la normativa financiera y contable exigible a los partidos políticos y la actividad económico-financiera de Izquierda Unida, así como la ejecución de sus presupuestos anuales.

5. La Comisión Federal de Control Financiero cumplirá su misión de verificación del funcionamiento del Sistema de Control Interno (contabilidad, presupuestos y Manual de Control Interno) y del cumplimiento de la normas y disposiciones contenidas en el Manual de Control Interno de Izquierda Unida a lo largo de todo el ejercicio, para lo cual hará una propuesta de plan de trabajo a la Coordinadora Federal para su aprobación antes del inicio del ejercicio económico a supervisar.

6. Todas las estructuras y asambleas de base de Izquierda Unida tienen el deber de colaboración con la Comisión Federal de Control Financiero en el ejercicio de sus funciones. En aquellas federaciones que estatutariamente tengan un órgano con similares competencias, la Comisión Federal coordinará su labor con éstos.

7. La Comisión Federal de Control Financiero emitirá un dictamen anual sobre el funcionamiento del Sistema de Control Interno y la ejecución presupuestaria del ejercicio correspondiente para su remisión a la Coordinadora Federal. Dicho dictamen acompañará a la Cuentas Anuales de Izquierda Unida que se presenten al Tribunal de Cuentas.

8. Con motivo de cada Asamblea Federal, la Comisión presentará un informe sobre la situación económico-financiera, la ejecución presupuestaria, el funcionamiento del Sistema de Control Interno y la labor desarrollada por la propia Comisión Federal de Control Interno a lo largo del periodo entre Asambleas, a partir de los dictámenes anuales e Informes de Fiscalización de Izquierda Unida del Tribunal de Cuentas ya emitidos, recogiendo, en todo caso, las conclusiones y recomendaciones contenidas en dichos dictámenes e informes, así como una valoración sobre el cumplimiento de éstas. Dicho informe será remitido a las federaciones de Izquierda Unida para que lo trasladen al conjunto de la organización y será publicado en el portal de transparencia.

9. Una vez informada la Asamblea Federal, el informe elaborado por la Comisión Federal de Control Financiero será publicado en la web federal para que se dé a conocer, en aras al principio de transparencia.

 

TITULO IV.
REPRESENTACIÓN POLÍTICA INSTITUCIONAL

Artículo 74. Definición

La representación política Institucional de Izquierda Unida está formada por todas aquellas personas electas en las candidaturas de esta formación política o propuestas por Izquierda Unida en las coaliciones de las que forme parte para los distintos procesos electorales de la estructura del Estado y de la Unión Europea, así como miembros de juntas vecinales, diputados y diputadas provinciales  y forales, miembros de Cabildos y Consejos insulares, consejeras y consejeros de distinta índole y cualquier otra u otro representante que desempeñe un cometido institucional.

 

CAPÍTULO I
PROCESOS DE ELECCIÓN, FORMALIZACIÓN DE CANDIDATURAS Y REFERÉNDUMS REVOCATORIOS

Artículo 75. Naturaleza y Ámbito

Las presentes normas para la elección y formalización de candidaturas de competencia federal son desarrollo de los Principios Generales de Izquierda Unida recogidos en los presentes Estatutos. Estos Principios que son de aplicación directa en todos los procesos de elaboración de candidaturas y que deberán informar las mejoras, concreciones y desarrollos que se contengan en los Estatutos de las federaciones y los acuerdos adoptados por éstas en esta materia respecto a los procesos electorales de su competencia.

Artículo 76. Primarias

Todos los procesos de elección de candidaturas, a cualquier nivel, se realizarán por primarias abiertas a simpatizantes usando la fórmula más adecuada que cumpla con los presentes estatutos. Se desarrollarán mediante un reglamento marco aprobado por la Coordinadora Federal basado en los principios generales a que hacen referencia estos estatutos (pluralidad, proporcionalidad, paridad).

En las asambleas locales, las primarias podrán realizarse también mediante la convocatoria de asambleas abiertas. En los procesos electorales de Izquierda Unida se podrá votar por correo, si así se estipula en los reglamentos que se elaboren a tal fin.

Artículo 77. Apertura de los procesos de elaboración de candidaturas

Los órganos que fijan el calendario y la definición general de los criterios de composición de los futuros grupos institucionales son:

1. Para el Parlamento Europeo y las Cortes Generales, la Coordinadora Federal.

2. Para las elecciones autonómicas y municipales, las respectivas federaciones de Izquierda Unida en virtud de sus propias competencias, de acuerdo con los principios generales de Izquierda Unida, sus Estatutos, las legislaciones electorales y sus Estatutos de Autonomía.

3. Para las Elecciones Generales, tras la aprobación por la Coordinadora Federal de los criterios y ajustándose a ellos, compete a las federaciones la convocatoria de primarias y la ratificación del resultado de las mismas para su posterior ratificación por la Coordinadora Federal en el marco de sus competencias. La Coordinadora Federal ratificará todas las candidaturas que cumplan con lo estipulado por los Estatutos y únicamente podrá no ratificarlas si no fuese así.

Los órganos de dirección correspondientes promoverán el proceso, garantizando la más amplia participación de las asambleas de base de Izquierda Unida de su afiliación y simpatizantes.

Artículo 78. Criterios para la elaboración de candidaturas

Todas las candidaturas de Izquierda Unida, sean o no de competencia federal, estarán configuradas de forma paritaria teniendo que estar al menos todos los puestos pares o impares ocupados por mujeres. La composición final de los grupos tendrá que estar compuesta al menos por un 40% de mujeres. Para ello, las direcciones de Izquierda Unida en sus distintos niveles procurarán que al menos la mitad de las circunscripciones electorales estén encabezadas por mujeres. La estimación para la paridad en las cabeceras de las candidaturas, que darán lugar a grupos institucionales, se hará en base a la composición vigente como resultado de las anteriores elecciones.

La presentación de candidaturas mediante procesos de primarias corresponderá a la afiliación del marco territorial correspondiente a la elección. Es decir, del conjunto de la organización en el caso de elecciones de ámbito estatal, de las federaciones en el caso de elecciones autonómicas y de la afiliación de cada municipio o localidad en el caso de elecciones municipales. Sólo en caso de no existir asambleas en funcionamiento ordinario en el ámbito de elección podrán las federaciones arbitrar mecanismos para, en caso de considerarlo oportuno, presentar candidaturas.

1. Candidaturas de consenso

a. Todas las personas y órganos que participen en los procesos de confección de candidaturas vendrán obligadas a intentar alcanzar el consenso para su aprobación.

b. La candidatura definitiva tenderá a incluir, como mínimo, a un 20% de jóvenes menores de 31 años. Este porcentaje se deberá cumplir en tramos máximos de cinco.

c. En este caso la candidatura se someterá a ratificación de la afiliación y simpatizantes.

2. Candidaturas sin consenso

a. En el supuesto de que no se consiguiera una única candidatura de consenso, podrán presentar candidaturas quienes reúnan unos avales mínimos del dos por ciento de las afiliadas y afiliados AC existentes en el momento de la convocatoria. Las candidaturas presentadas deberán respetar los criterios establecidos en el apartado anterior de edad y género, que deberán cumplirse tanto en el conjunto de la lista presentada como en sus sucesivos tramos de cinco.

b. Las candidaturas presentadas no deben ser necesariamente completas.

c. Con la excepción de la candidatura a la Presidencia del Gobierno, para el resto de las candidaturas a cualquier otro proceso electoral (europeo, estatal, autonómico y municipal), la aplicación del principio de proporcionalidad significa que deberá elegirse la cabecera de la lista con el resto de la candidatura.

d. El reglamento de primarias de cada proceso indicará el método de asignación de puestos que, en cualquier caso, debe respetar los principios generales de Izquierda Unida.

e. La votación se efectuará entre el conjunto de la afiliación y simpatizantes del ámbito territorial al que corresponda la candidatura.

3. Limitación en los cargo

a. Las personas electas como cargos públicos de Izquierda Unida no podrán optar al mismo cargo de manera consecutiva tras más de dos legislaturas completas u ocho años en el supuesto de elecciones anticipadas o mandatos parciales. Excepcionalmente, podrá prolongarse siempre que obtuvieran, en votación individualizada en el órgano competente para su elección, el 60% de los votos emitidos en la primera prórroga y el 75% en las siguientes prórrogas.

4. Impedimentos para la reelección de cargos públicos

a. Cualquier cargo público que haya iniciado su mandato afiliada o afiliado a Izquierda Unida y que a lo largo del mismo haya abandonado su militancia en Izquierda Unida, no podrá volver a formar parte de las candidaturas de Izquierda Unida.

b. Cualquier cargo público que no esté al corriente del pago de la carta financiera aplicable a su cargo no podrá volver a formar parte de las candidaturas de Izquierda Unida.

Artículo 79. Ratificación de candidaturas

1. Corresponde a la Coordinadora Federal y a los órganos de dirección de las diferentes federaciones, en el marco de sus respectivas competencias, la ratificación definitiva de las candidaturas en los términos señalados por estos Estatutos.

2. Una vez ratificadas las candidaturas por las distintas federaciones, siempre referidas a la elección a Cortes Generales, le corresponde a la Coordinadora Federal la ratificación definitiva de las mismas según lo previsto en el art. 77 de los presentes Estatutos.

3. Es requisito indispensable que las personas candidatas firmen el Código Ético de Izquierda Unida para poder ser ratificadas como miembro de las candidaturas. Será de aplicación el Código Ético en vigor, que deberá ser actualizado y aprobado por el órgano correspondiente antes de cada proceso electoral.

Artículo 80. Candidatura a la Presidencia del Gobierno

1. La Coordinadora Federal articulará el proceso de primarias abiertas a simpatizantes para elegir a la persona candidata a la presidencia del Gobierno.

2. Las personas propuestas deberán contar con el aval del 5% de los miembros de la Coordinadora Federal o el 2% de los AC en el momento del cierre del censo.

3. En el caso de existir una sola persona candidata a la Presidencia del Gobierno, se someterá a la ratificación de la afiliación y simpatizantes.

4. La persona candidata a la Presidencia del Gobierno encabezará la candidatura de Izquierda Unida al Congreso de los Diputados de la circunscripción de Madrid, salvo que expresamente se acuerde otra propuesta.

Artículo 81. Referéndum revocatorio

Para poder realizar un revocatorio, se deberán recoger apoyos del cuerpo electoral asimilable al que eligió a la persona objeto del revocatorio en un número equivalente al 40% de la participación que se dio en el proceso de elección de dicho cargo. Dicho revocatorio se realizará en base al procedimiento habilitado por el reglamento de revocatorios federal ante la pérdida de confianza de la/s persona/s u órganos que la/s eligieron.

Artículo 82. Convocatoria de referéndums

1. La Coordinadora Federal podrá convocar referéndums vinculantes entre la afiliación de Izquierda Unida y sus simpatizantes.

2. Para su convocatoria, se establecerán los tiempos necesarios para articular el debate previo en los niveles correspondientes y se remitirá la documentación necesaria con el tiempo suficiente. Los colectivos de base convocarán asambleas abiertas para el debate de la cuestión sometida a consulta o, en su caso, incluirán un punto del orden del día relativo al mismo en la siguiente asamblea ordinaria que vaya a tener lugar antes de la votación.

3. La posibilidad de un acuerdo de Gobierno se considerará motivo inexcusable para la convocatoria de referéndum a cualquier nivel de dirección. Junto a la pregunta se deberá adjuntar el acuerdo programático.

4. La convocatoria de referéndum, excepto para el caso anterior, deberá realizarse por mayoría simple del órgano convocante.

5. Para entender aprobada una consulta será necesario el voto favorable de la mayoría de las personas participantes.

 

CAPÍTULO II
EL ESTATUTO DEL CARGO PÚBLICO

Artículo 83. Naturaleza y ámbito

Desde la organización federal de Izquierda Unida se establece una relación directa con las y los cargos públicos pertenecientes a los Grupos Parlamentarios de las Cortes Generales y del Parlamento Europeo, cuya regulación y dependencia vienen recogidas en estos Estatutos de conformidad y sin menoscabo de la legislación vigente en materia electoral y de la Constitución Española.

Las y los cargos públicos, como representación política de Izquierda Unida en las instituciones, tienen como función fundamental la aplicación y desarrollo del programa electoral. Desde el Gobierno o desde la oposición, el programa se constituye en eje y guía fundamental de su trabajo. Las y los cargos públicos tienen capacidad de actuar en el ámbito de su competencia de manera creadora, cumpliendo siempre las orientaciones y disposiciones de los órganos de dirección competentes de Izquierda Unida.

No obstante, y sin que ello suponga menoscabo de las competencias que en ejercicio de su soberanía ostentan las federaciones, este artículo y el reglamento 3 que lo desarrolla constituyen el estatuto del cargo público de Izquierda Unida, que es de aplicación directa a diputadas y diputados, senadoras y senadores (tanto de elección directa como autonómica) y a las diputadas y diputados al Parlamento Europeo, así como a cualquier otra u otro cargo público de Izquierda Unida en el ámbito federal y, de carácter supletorio, para las y los cargos públicos de aquellas federaciones que no tuvieran estatuto propio. En cualquier caso, en todos los estatutos de las federaciones se deberá recoger, como mínimo, lo estipulado en este capítulo.

La regulación sobre el estatuto del cargo público, grupos institucionales, su régimen económico y sobre el personal al servicio de los mismos se desarrolla en el reglamento 3, anexo a estos estatutos.

 

TÍTULO V.
ADMINISTRACIÓN Y FINANZAS DE IZQUIERDA UNIDA

Artículo 84. Principios

La financiación de la actividad política debe estar marcada por criterios de suficiencia, austeridad, transparencia y solidaridad. La regulación que se contiene en el presente título en relación con la administración y finanzas de Izquierda Unida y sus federaciones constituye el marco estatutario en el que se desarrollarán las relaciones económicas entre éstas y los órganos federales a fin de hacer posible los principios que se acaban de señalar, particularmente el de la solidaridad entre las diferentes federaciones y de éstas hacia los órganos federales, sin que dichos principios ni la regulación de estos Estatutos deba entenderse como abrogación en lo económico y patrimonial del principio de federalidad.

Artículo 85. Recursos de Izquierda Unida

1. Ordinarios. Subvenciones públicas del Estado, las aportaciones regulares de los cargos públicos e institucionales, cotizaciones y todas aquellas que prevea la legislación vigente, así como los ingresos que puedan originarse de conformidad con la legislación vigente sobre financiación de partidos políticos.

2. Extraordinarios. Donativos, ayudas y campañas específicas de acuerdo con lo establecido con la normativa legal vigente.

3. La participación en los recursos e ingresos de las distintas federaciones.

Artículo 86. Cotización

Izquierda Unida recibirá cuotas y aportaciones de sus afiliadas y afilados y simpatizantes. Se establecen los siguientes tipos de cuotas:

1. Mínima.

2. Voluntaria. Toda cuota superior a la mínima.

3. Especial. Habrá dos tipos:

a. Súper reducida. Para todas aquellas personas que tengan ingresos inferiores al SMI, fijada en 12 euros anuales que se cobrarán anualmente en el mes de enero. Será necesario adjuntar certificación de ingresos.

b. Para la militancia de los partidos que forman parte de Izquierda Unida. Las federaciones de Izquierda Unida, en el marco de sus competencias, podrán establecer una cuota especial para las afiliadas y afiliados a los partidos políticos que forman parte de Izquierda Unida, garantizando al menos la parte de la cuota que corresponde a la estructura federal.

La Coordinadora Federal establecerá anualmente la cuantía de la cuota mínima y, como consecuencia, la cantidad a recibir por la dirección federal que servirá de referencia para las federaciones de Izquierda Unida.

La gestión de las cuotas se realizará a través de la Unidad de Afiliación y Recaudación, conforme a lo establecido en los presentes Estatutos y sus Reglamentos.

En cumplimiento de la legislación vigente, las cuotas y aportaciones de afiliadas, afilados y simpatizantes deberán abonarse a través de la UAR, con estricta sujeción a lo establecido sobre el particular en la vigente Ley Orgánica de Financiación de Partidos Políticos.

Las restantes aportaciones privadas que pudieran hacer las afiliadas, los afilados u otras personas aportantes deberán abonarse en una cuenta distinta a la referida anteriormente. En todo caso, quedará constancia de la fecha y la identidad de la afiliada, afiliado o aportante.

Quienes no estén al día en el pago de la cuota no tendrán derecho a voto en las asambleas ni se computarán en el censo para los procesos asamblearios. Es responsabilidad de la dirección federal, o en su caso de federación, que participen el mismo número de personas que de cuotas recibidas. Las certificaciones para los procesos de elección se realizarán siempre desde la Unidad de Afiliación y Recaudación.

En situaciones extraordinarias, la Coordinadora Federal, de forma motivada, podrá establecer una cuota extraordinaria a cargos públicos remunerados y de confianza designados por Izquierda Unida y sus federaciones en todos los ámbitos. En estos casos, la asamblea donde milite la o el cargo público remunerado o de confianza podrá hacerse cargo del pago de su cuota. Idéntico proceder podrán seguir las federaciones en sus respectivos ámbitos.

Artículo 87. Distribución de la cuota

El 25% de la cuota será para la estructura federal. El 75% restante quedará en las respectivas federaciones, gestionando al menos el 25% del total de la cuota las Coordinadoras Regionales o Nacionales de las federaciones y al menos el 25% las direcciones de las asambleas de base.

Artículo 88. Administración y control de los recursos

1. La estructura financiera de Izquierda Unida tratará de lograrse mediante un acuerdo consensuado. Una organización federal requiere de unas finanzas suficientes y de un presupuesto consolidado a nivel federal, tanto en los capítulos de ingresos como en los de gastos y, consecuentemente, de la capacidad de nutrirse y recibir transferencias de los ingresos de las distintas federaciones que componen Izquierda Unida que faciliten el desarrollo de los mecanismos de cooperación y solidaridad financiera de las distintas federaciones entre sí y de las federaciones con Izquierda Unida Federal y que son consustanciales a dichos principios.

La aprobación de estas consignaciones presupuestarias en el presupuesto de Izquierda Unida Federal se realizará por su órgano competente (la Coordinadora Federal) previa consulta y participación de los órganos responsables en materia presupuestaria de las distintas federaciones (Comisión Federal de Organización y Finanzas) y salvaguardando la suficiencia financiera necesaria en las distintas federaciones.

2. De acuerdo con la legislación vigente, con el carácter federal de Izquierda Unida y la necesaria eficacia administrativa y contable, los recursos de Izquierda Unida constituyen una única unidad administrativa. Para ello, se establecerá un plan contable uniforme para toda la organización de Izquierda Unida y sus federaciones y facilitará los libros de contabilidad que correspondan, respetando la contabilidad de las federaciones.

El régimen documental estará formado por el libro de actas, de inventarios y de contabilidad conforme a las normas específicas que les resulten de aplicación.

La administración de las cuotas se realizará a través de la Unidad de Afiliación y Recaudación que, en coherencia con lo expuesto en apartado 2, funcionará bajo el principio de unicidad sin perjuicio de la descentralización operativa para agilizar su funcionamiento y para facilitar la relación con las organizaciones de cada ámbito.

3. La Coordinadora Federal administrará todos los recursos financieros de Izquierda Unida de acuerdo con lo que se establezca por la Asamblea Federal y en concordancia con la normativa vigente. En cada comunidad autónoma corresponde la administración de sus recursos a los órganos de la federación.

La Comisión Federal de Organización y Finanzas realizará de forma anual en el primer semestre del año un informe de consolidación de balances, de la gestión federal y de los recursos financieros de las federaciones. Ésta deberá trasladar a la Coordinadora Federal las propuestas oportunas para el control financiero y económico y para corregir las desviaciones o incumplimientos que pudieran haberse producido, así como también las indicaciones que puedan mejorar esta gestión desde la transparencia, la austeridad y la solidaridad.

4. Para cualquier tipo de disposición patrimonial que realicen las distintas federaciones referidas a bienes inmuebles, se requerirá la autorización previa de la Coordinadora Federal u órgano federal en el que esta delegue.

5. Las federaciones funcionaran económicamente mediante presupuesto anual, que deberá ser remitido a la Coordinadora Federal, al igual que la ejecución de los mismos.

Tras la elaboración de los presupuestos de las distintas federaciones que se aprobarán en el último trimestre del año siguiente y del federal, la Comisión Federal de Organización y Finanzas realizará la consolidación del presupuesto de Izquierda Unida.

El diseño financiero de las campañas electorales será responsabilidad de la dirección federal, dada su trascendencia e importancia económica, así como la necesidad de coordinar el conjunto de los recursos y la posterior gestión y justificación de los mismos.

La Coordinadora Federal podrá acordar las medidas correctoras que estime necesarias cuando la desviación presupuestaria en una federación sea superior al 25% del presupuesto, para lo cual las federaciones se comprometen a remitir a los órganos federales información mensual detallada de la ejecución de ese presupuesto.

Si el presupuesto anual de una federación prevé un endeudamiento superior al 25%, este presupuesto tendrá que ser aprobado por la Coordinadora Federal.

Artículo 89. Gestión de los recursos

La distribución de los recursos ordinarios de ámbito estatal, oídos los grupos parlamentarios de las Cortes Generales y en el Parlamento Europeo y la Comisión Federal de Organización y Finanzas, es competencia de la Coordinadora Federal y se realizará según los siguientes criterios:

1. Se asegurará el funcionamiento de la estructura federal y sus órganos: Asamblea Político y Social, Coordinadora Federal, Comisión Colegiada, redes de activistas, Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democrática y Comisión Federal de Control Financiero.

2. Se asegurará el buen funcionamiento de las redes de activistas y el desarrollo del trabajo político que se marquen.

3. Se dotará de recursos y presupuestos a los grupos parlamentarios de las Cortes Generales y en el Parlamento Europeo.

4. Se establecerá un fondo de solidaridad federal que asegure el funcionamiento de todas las federaciones sin representación parlamentaria en su Comunidad Autónoma (“federaciones blancas”).

5. Se dotará de los recursos que se acuerden para su funcionamiento a los distintos componentes de Izquierda Unida (partidos y organizaciones), de acuerdo con criterios objetivos.

6. Es responsabilidad de la persona que ostente la responsabilidad de finanzas la presentación del presupuesto anual con su memoria explicativa correspondiente, así como el cierre de contabilidad del año anterior con su misma memoria explicativa.

Artículo 90. Personal contratado por Izquierda Unida

A las personas contratada por Izquierda Unida les será de aplicación lo establecido en el punto 4 del reglamento 4 anexo a estos estatutos y lo establecido en la Ley Orgánica de Financiación de Partidos Políticos. La Coordinadora Federal regulará los procesos de selección y contratación.

Artículo 91.  Gestión económica de las campañas electorales

1. El diseño financiero de las campañas electorales con carácter estatal será responsabilidad de la dirección federal.

2. Con el fin de aumentar la eficacia financiera y para que todas las organizaciones federadas participen de las subvenciones electorales que se reciban, la gestión financiera de las campañas electorales será centralizada, sumando todos estos recursos económicos. A tal efecto, todas las federaciones delegan en una única Administradora o Administrador General que represente a Izquierda Unida en los procesos electorales de ámbito estatal, garantizando la unidad en las subvenciones y aportaciones que pudieran derivarse de la legislación electoral vigente.

3. La gestión del gasto electoral se hará en parte de forma descentralizada, gestionada por las organizaciones territoriales federadas.

4. En la gestión económica de campaña se garantizará la necesaria homogeneidad y la centralización de aquellas tareas que aconseje la rentabilidad y la eficacia.

5. El presupuesto de las campañas electorales y su distribución deberá ser aprobado por la Coordinadora Federal a propuesta de la Comisión Federal de Organización y Finanzas.

Artículo 92. Corresponsabilidad y solidaridad federal

1. Se constituirá un fondo de solidaridad federal compuesto por una parte de las cotizaciones. La contribución de la Coordinadora Federal al fondo y la aplicación anual del mismo se aprobará junto con el presupuesto anual por la Coordinadora Federal y oída la Comisión Federal de Organización y Finanzas.

2. Las federaciones darán cuenta a la Coordinadora Federal de todas las operaciones de endeudamiento, avales o de otro tipo. En caso de que esas operaciones ocasionen una carga financiera neta superior en su endeudamiento al 25% de los ingresos ordinarios, vendrán obligadas a solicitar autorización previa a la Coordinadora Federal u órgano en la que esta delegue al igual que en toda disposición patrimonial sobre bienes inmuebles.

3. Las relaciones financieras y patrimoniales de la dirección federal y de cualquier organización de ámbito inferior deberán ser conocidas y aprobadas por la dirección de la federación territorial a la que pertenezca esa organización.

4. Las federaciones aprobarán una partida en sus presupuestos anuales acorde a su realidad financiera para aportar a la solidaridad federal, pudiéndose destinar al apoyo a federaciones sin representación parlamentaria en su Comunidad Autónoma (federaciones blancas) o para financiar a Izquierda Unida Federal y así garantizar plenamente la viabilidad de la organización.

Artículo 93.  La Comisión Federal de Organización y Finanzas

1. La Comisión Federal de Organización y Finanzas estará integrada por las personas que ostenten las responsabilidades de organización y finanzas federales, de federación y de partido miembro de Izquierda Unida a nivel estatal.

2. Esta comisión será competente para realizar anualmente un informe de consolidación de balances de la gestión federal y de los recursos financieros de las organizaciones federadas. Este informe deberá trasladarse a la Coordinadora Federal junto con las propuestas oportunas para el control financiero y económico, para corregir las desviaciones o incumplimientos que pudieran haberse producido, y para mejorar la gestión desde la transparencia, la austeridad y la solidaridad.

3. También tiene competencias de propuesta previa para los presupuestos federales en aquellas cuestiones de carácter extraordinario por su cuantía o repercusión política, así como del seguimiento de los mismos y de los procesos electorales.

 

TÍTULO VI.
LA PROYECCIÓN PÚBLICA DE IZQUIERDA UNIDA

Artículo 94. Comunicación e Imagen

Izquierda Unida desarrollará una política de publicaciones propias, bajo la responsabilidad y dirección de la Coordinadora Federal y de cuya ejecución se encargan las personas responsables de comunicación.

Artículo 95. Adecuación a las nuevas formas de expresión y comunicación libre

En el desarrollo de la actividad interna y en la comunicación con otras organizaciones, con otras personas y con el entorno social, Izquierda Unida debe hacer esfuerzos permanentes por aprovechar las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Asimismo, priorizará en su trabajo cotidiano el uso de software libre.

Dada la patente existencia de una brecha digital de marcado carácter generacional pero también relacionada con el perfil socioeconómico de la población, Izquierda Unida buscará superar las limitaciones e impedimentos que dicha brecha genera adecuando, en la medida sus posibilidades, los cauces, mecanismos y herramientas de comunicación.

La comunicación de Izquierda Unida se adecuará en fondo y forma a los valores y principios rectores de la organización, así como a su propuesta política.

Los objetivos de esta adecuación son:

1. Facilitar la comunicación con el más amplio número de personas posibles.

2. Agilizar la información tanto a la afiliación como al resto de la sociedad.

3. Facilitar la libre difusión de las ideas y opiniones.

4. Facilitar los procesos participativos tanto de la afiliación como de las personas que quieran aportar ideas, opiniones o propuestas.

Artículo 96. Comisión Federal de Cuidados

Tras cada Asamblea Federal ordinaria, la Comisión Colegiada remitirá una comunicación a las personas adscritas para que expresen su deseo de formar parte de esta comisión.

De entre todas aquellas personas que lo hagan serán elegidas 7 personas por sorteo que tendrán un mandato de dos años.

Serán funciones de esta Comisión:

1. Ejercer la labor de defensa de las personas adscritas. Esta función se ejercerá de acuerdo con un reglamento que deberá ser aprobado en la Coordinadora Federal y que regulará los procedimientos y competencias, garantizando que no exista colisión entre sus funciones y la de la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democrática u otros órganos.

Las metodologías utilizadas deberán basarse en principios no adversariales y de justicia restaurativa, siendo la propuesta de sanción competencia de otros órganos.

2. Elaboración junto con personas expertas en la materia, revisión y supervisión del cumplimiento de protocolos para la lucha contra todo tipo de acoso en el seno de la organización.

3. Elaborar, revisar y supervisar la puesta en marcha de un protocolo de acompañamiento a nuevas personas adscritas para introducirlas en las dinámicas de la organización y también para acompañar a personas que accedan a cargos públicos u orgánicos.

4. Realizar un informe anual sobre el clima en la organización y el funcionamiento de los órganos, elaborando propuestas para mejorar dicho clima, así como para hacer más participativos, feministas y democráticos dichos órganos.

5. Cualesquiera otras que los órganos de Izquierda Unida quisieran atribuirles, fueran aceptadas por sus miembros y no supusieran detraer funciones de otros órganos.

6. Las decisiones en esta comisión deberán ser tomadas por consenso. En caso de que en alguna materia no se alcance un consenso, se recogerán por un lado los consensos alcanzados al respecto, y, por otro lado, todas las propuestas sobre las que existan disensos debiendo ser el órgano competente quien dirima si fuera necesario.

 

TÍTULO VII.
DE LA FUNDACIÓN EUROPA DE LOS CIUDADANOS

Artículo 97. La Fundación Europea de los Ciudadanos (La FEC)

La Fundación Europa de los Ciudadanos (La FEC) es la Fundación de Izquierda Unida. Su patronato será designado por la Coordinadora Federal.

 

TÍTULO VIII.
LA REFORMA DE LOS ESTATUTOS

Artículo 98. De la reforma de los Estatutos

1. La reforma estatutaria entre Asambleas Federales, si es que procede, se propondrá por una sola vez por la Coordinadora Federal, que deberá aprobarla por mayoría de sus miembros presentes y convocar un referéndum a la militancia para su aprobación.

2. Los Estatutos podrán ser modificados en las Asambleas Fenerales ordinarias por mayoría simple.

3. Todas las modificaciones que sean obligatorias para la adaptación de los Estatutos a futuras leyes de financiación de los partidos políticos u otra legislación se realizarán en la Coordinadora Federal y se aprobarán por mayoría simple. Para estos cambios de adaptación a la norma no serán necesarios los requisitos establecidos en el primer punto de este artículo, con la obligación de dar traslado y conocimiento de las modificaciones a la afiliación y federaciones.

4. En todo caso, la reforma de los Estatutos entrará en vigor al día siguiente de la fecha en que se publique en la web de Izquierda Unida, fecha que deberá indicarse de forma expresa en el momento de la publicación.

 

DISPOSICIONES ADICIONALES

Primera

Las federaciones con personalidad jurídica propia, si así lo deciden, podrán acordar con Izquierda Unida un protocolo de relaciones según lo establecido en el artículo 8.4 que desarrolle la relación entre ambas organizaciones.

 

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera

Los protocolos a los que hace referencia el Artículo 8.4 de los presentes Estatutos deberán estar aprobados, protocolizados y registrados en el Ministerio del Interior durante los seis primeros meses de vigencia de estos Estatutos.

Segunda

La primera Asamblea de Activistas que se realice después de la XII Asamblea Federal pondrá en marcha el proceso que permita finalizar con la duplicidad de las áreas de elaboración colectiva y las redes de activistas. Deberá regular un calendario y una propuesta concreta que cumpla con el mandato de la Asamblea por un Nuevo Modelo Organizativo del 14 de julio de 2018.

Hasta su celebración, se podrá mantener la duplicidad entre redes y áreas.

Tercera

Los documentos políticos, organizativos y Estatutos aprobados por la Asamblea Federal serán editados, traducidos a los idiomas y lenguas del estado y distribuidos a las distintas federaciones de Izquierda Unida en un plazo no superior a seis meses desde la celebración de la misma. De la traducción se encargarán las federaciones con lenguas cooficiales distintas al castellano.

Cuarta

La Coordinadora Federal, a propuesta de la Comisión de Organización y Finanzas Federal, elaborará un reglamento sobre los procesos de consulta y participación (referéndum).  

Quinta

La Coordinadora Federal elaborará en el plazo de seis meses desde la celebración de la XII Asamblea Federal un reglamento que regule la participación de los simpatizantes en los procesos de toma de decisiones. Mientras tanto, seguirá en vigor el procedimiento que se menciona a continuación:

  • Al menos con seis meses de antelación a los procesos de consulta o de primarias para las distintas convocatorias electorales, se procederá a crear en la Unidad de Afiliación y Recaudación, por parte de la dirección federal o de sus federaciones (en función de quién convoque dichos procesos), una base de datos con aquellas personas simpatizantes que estén interesadas en participar en dichas consultas o primarias.
  • Para ello, se les comunicará fehacientemente, a través de correo electrónico y mensajería instantánea, que se abre un plazo nunca será inferior a 10 días hábiles en el que deben confirmar su voluntad de participación en dichos procesos de primarias

 

DISPOSICIONES FINALES

Primera

Todas las federaciones de Izquierda Unida adecuarán sus respectivos estatutos a lo establecido en los principios generales de estos Estatutos, prevaleciendo lo establecido en los Estatutos de Izquierda Unida Federal en lo que respecta a las competencias federales y a los principios generales.

Segunda

La Coordinadora Federal se compromete a inscribir los estatutos de las distintas federaciones que componen Izquierda Unida en el Protocolo de Izquierda Unida del Registro de Partidos Políticos en un plazo no superior a seis meses desde que le sean remitidos.

Tercera

Los documentos políticos, organizativos y Estatutos aprobados por la Asamblea Federal serán editados y distribuidos a las distintas federaciones de Izquierda Unida en un plazo no superior a cuatro meses desde la celebración de la misma.

Cuarta

Estos Estatutos entrarán en vigor con la finalización de la Asamblea Federal que proceda a su aprobación y su publicación en la web de Izquierda Unida.

Quinta

Izquierda Unida dedicará una especial atención a la formación de sus cargos públicos y de toda la afiliación en su conjunto.

 

REGLAMENTOS DE DESARROLLO DE LOS ESTATUTOS FEDERALES DE IZQUIERDA UNIDA

REGLAMENTO N.º 1.
DE LA UNIDAD DE AFILIACIÓN Y RECAUDACIÓN (UAR)

El artículo 17 de los estatutos regula y ordena este desarrollo reglamentario.

1. Consideraciones generales

La finalidad básica de la Unidad de Afiliación y Recaudación (UAR) es garantizar el cumplimiento de los acuerdos asamblearios sobre afiliación, cobro y reparto de cotizaciones.

Esta garantía, al margen de su aspecto formal, cumplimiento de estatutos y acuerdos orgánicos, debe entenderse en dos perspectivas: la primera, que todas las organizaciones renueven cumplimentando la nueva ficha y que reciban su porcentaje de cuota con el reparto asignado por cada federación en el menor plazo técnicamente posible.

Esta finalidad central se enmarca dentro del objetivo global de avanzar hacia la federalización de los recursos, siendo uno de los elementos políticos fundamentales junto a la transparencia de los censos para la puesta en práctica de una política global, siendo por tanto sus funciones, más allá de gestionar y verificar la afiliación, las de emisión, recaudación, distribución y liquidación exclusiva y propias.

La Unidad de Afiliación y Recaudación funcionará bajo el principio de UNICIDAD. Es decir, será una única unidad bajo las siguientes dependencias:

  • Dependerá para su finalidad de la Asamblea Federal y de los acuerdos que se adopten sobre afiliación y reparto de cuotas para las asambleas de federación de Izquierda Unida y sus Asambleas de Base y sus Coordinadoras Regionales o Nacionales.
  • Dependerá políticamente de la Coordinadora Federal y se regirá por el presente Reglamento.
  • Funcional y orgánicamente en el uso de sus competencias, la gestión, el seguimiento de su actividad y la dotación de medios dependerá de las Secretarías de Organización y Finanzas.
  • La Coordinadora Federal elegirá una Comisión de Control a los efectos de verificar el sistema.

Este principio de UNICIDAD se entenderá, sin perjuicio de su descentralización operativa, para agilizar su funcionamiento y para facilitar la relación con las organizaciones en cada ámbito.

Desempeñará las tareas administrativas ligadas a la afiliación y a las y los simpatizantes, así como a la emisión, recaudación, distribución, liquidación e información de las cuotas con criterios estrictamente profesionales, aligerando así el procedimiento a las federaciones.

Dispondrá de administración autónoma y presupuesto diferenciado.

2. Exposición de motivos

La implantación de la Unidad de Afiliación y Recaudación y su desarrollo debe mostrar su utilidad y la regulación única de sus normas de funcionamiento en cuanto a su finalidad y funciones, y por tanto normalizar los derechos y deberes de la afiliación, de simpatizantes y de las federaciones.

La puesta en marcha y posterior desarrollo sólo será posible con la colaboración y complicidad de las federaciones, que han de cumplir con su obligación de entregar y mantener, para la gestión de sus cotizaciones, la información de su afiliación con unos plazos y una frecuencia administrativa imprescindible para que la Unidad de Afiliación y Recaudación sea posible y funcione como una máquina de regularidad periódica.

Esta doble motivación hace de este Reglamento un conjunto de derechos y obligaciones de la Unidad de Afiliación y Recaudación para con las federaciones y viceversa, teniendo siempre presente que la motivación de la Unidad de Afiliación y Recaudación debe estar al servicio de éstas, ayudando a mejorar su organización interna como medio de conseguir una mejora en el funcionamiento del conjunto de Izquierda Unida.

3. De la organización de la Unidad de Afiliación y Recaudación y su funcionalidad

1. La Unidad de Afiliación y Recaudación se estructura en una Unidad Federal de ámbito estatal y, para su descentralización funcional, en Unidades Territoriales.

2. Como consecuencia de su estructuración, se ocupará de la base de datos de afiliación (afiliadas, afiliados y simpatizantes) cuyo origen es el alta en la Unidad de Afiliación y Recaudación con información desglosada territorial y federalmente.

3. Las Unidades Territoriales funcionarán bajo la tutela de la Unidad Federal y bajo las pautas que ésta última determine. De acuerdo con las realidades existentes, se podrán acordar funcionamientos especiales que mejoren o ayuden a la consecución de su finalidad.

4. Las personas responsables de organización y finanzas garantizarán al seguimiento del cumplimiento de los planes de trabajo, los presupuestos y la actividad cotidiana de la Unidad de Afiliación y Recaudación.

5. La Unidad de Afiliación y Recaudación tendrá su propio presupuesto, que se incluirá de forma diferenciada dentro del presupuesto de Izquierda Unida.

6. Serán funciones de la Unidad Federal:

a. El análisis, definición y diseño del proyecto de la Unidad de Afiliación y Recaudación.

b. El requerimiento de la cobertura de las necesidades informáticas para sus funciones, que deberán ser atendidas con la prioridad que se precise.

c. La administración de los ficheros informáticos federales de afiliación y otros ficheros auxiliares de apoyo.

d. El mantenimiento de ficheros de organizaciones para la ejecución de porcentajes y distribución.

e. La edición de los carnets de Izquierda Unida, siempre teniendo en cuenta la situación económica de la organización.

f. La elaboración de una ficha de afiliación única para el conjunto de la organización.

g. Emisión, recaudación, distribución y liquidación de cotizaciones.

h. La explotación de la información para sus funciones.

i. Las relaciones con las federaciones para el uso de sus funciones propias.

j. Las relaciones bancarias, definición de estrategia comercial y técnica para la finalidad de la Unidad de Afiliación y Recaudación.

k. Gerencia y administración de recursos económicos para la elaboración y seguimiento del presupuesto, cierre presupuestario y memoria anual para su información a las organizaciones.

l. Colaborar y proporcionar asesoramiento a los trabajos de recuperación de impagados, bajas y otras, en su caso.

m. Desarrollo de mejoras telemáticas y de espacios de participación.

n. Desarrollo de jornadas de formación.

7. Serán funciones de las Unidades Territoriales:

a. El mantenimiento, en su ámbito, de los datos para la gestión, actualización y transmisión a la Unidad Federal.

b. La resolución de incidencias en el proceso de gestión de la cuota y gestión de impagados.

c. La coordinación de la edición del carnet de Izquierda Unida y, en su caso, resoluciones de incidencias.

d. La explotación de la información en su ámbito de actuación.

e. Las relaciones con las organizaciones de base de su ámbito. En este sentido, las organizaciones de base tendrán permiso de gestión y mantenimiento de datos en su ámbito y se tendrán en cuenta los permisos de acceso superior para aquellas secretarías de organización que lo soliciten de acuerdo con el tamaño de sus asambleas y tras la debida formación sobre la herramienta.

Las asambleas de base podrán realizar gestiones de alta, modificación y actualización de datos de las personas afiliadas y de las simpatizantes. Deberán informar tanto de las bajas, como de las recuperaciones, al ámbito superior para la gestión correspondiente.

f. Garantizar formación y el seguimiento de las incidencias en sus distintos ámbitos.

g. Gestión de comunicación en su ámbito competencial, solo se dará permiso a las usuarias que tengan un correo corporativo.

h. Las gestiones de recuperaciones y seguimiento de incidencias se centralizarán en las Federaciones.

4. De la Información y su contenido

1. La Unidad de Afiliación y Recaudación basará su gestión en la base de datos antes mencionada y con los campos obligatorios que corresponden con los recogidos en la ficha de afiliación aprobada, de acuerdo con las federaciones para la puesta en funcionamiento de la base según sistema unificado. El modelo se basa en la Ley 3/2018 de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales (LOPDGD), a menos que se produzca algún cambio legislativo y en dicho caso se modificará automáticamente.

2. Las características y contenido de lo que llamaremos FICHEROS UAR se corresponderá con los campos necesarios para la realización de su gestión.

3. La Unidad de Afiliación y Recaudación estará obligada a informar a las federaciones de cualquier modificación en la estructura de estos FICHEROS UAR.

4. La Unidad Federal tratará las bajas por impagos de banco y otras formas residuales de acuerdo con las normas estatutarias, por lo que las federaciones se abstendrán de comunicar bajas por este motivo.

5. La información derivada del punto anterior se incorporará, a través del fichero bancario para su uso, en el tratamiento de la recuperación de bajas e impagados.

6. La Unidad de Afiliación y Recaudación se regirá por el principio de que la afiliación es a Izquierda Unida, por lo que considerará un cambio de federación como una modificación o traslado y no como un alta o baja en una organización. Estas modificaciones se harán desde las Unidades Territoriales previa información y acuerdo de las federaciones afectadas, según las normas de acceso y modificación que se establezcan en la dirección federal.

5. De las Emisiones y Recaudaciones

1. Toda cuota, independientemente de su forma de cobro, será emitida y anotada en el registro individual del afiliada o afiliado con carácter deudor. Toda cuota cobrada será anotada en este mismo registro con carácter acreedor, momento a partir del cual quedará en disposición de distribución y liquidación.

2. La Unidad de Afiliación y Recaudación dará como recaudada una cuota una vez que la entidad bancaria la abone en la cuota emitida y a partir de su fecha valor una vez que se cruce el soporte de emisión y el de devolución. Esto necesariamente será como mínimo 58 días naturales después de la fecha de cargo a la persona afiliada, plazo obligatorio en que las entidades bancarias nos pueden devolver los recibos.

3. La Unidad de Afiliación y Recaudación devolverá mediante transferencia bancaria a la persona afiliada o a quien hubiera adelantado el pago de los importes de cuotas cobradas indebidamente siempre que esté documentalmente justificado.

4. Toda entrada de una persona afiliada en la base de datos de la Unidad de Afiliación y Recaudación presupone el control de sus cotizaciones. Si por cualquier circunstancia excepcional una organización recaudara una cotización de una persona afiliada que ya se encuentra en la Unidad de Afiliación y Recaudación, tomara las medidas oportunas para hacérsela llegar en su totalidad. De lo contrario, al margen de producir una duplicidad por acumulación en la emisión, la Unidad de Afiliación y Recaudación no justificará su cobro, por lo que la organización correspondiente asumirá la responsabilidad subsidiaria que pudiera acarrear a los efectos y derechos de las personas afiliadas.

5.1. De la emisión por domiciliación bancaria

1. La Unidad de Afiliación y Recaudación tomará como base de emisión y gestión el trimestre natural, independientemente de la periodicidad en la forma de cobro que elija la persona afiliada:

a. Trimestral.

b. Semestral.

c. Anual.

2. Realizará cuatro emisiones al año, coincidiendo la fecha de cargo a la persona afiliada con uno de los cinco primeros días hábiles del primer mes de cada trimestre.

3. Cada emisión tendrá sus características respecto a la periodicidad en la forma de cobro y que serán las siguientes:

a. 1ª EMISIÓN en enero: Anuales, Semestrales, y Trimestrales.

b. 2ª EMISIÓN en abril: Anuales, Semestrales, y Trimestrales.

c. 3ª EMISIÓN en julio: Anuales, Semestrales, y Trimestrales.

d. 4ª EMISIÓN octubre: Anuales, Semestrales, y Trimestrales.

4. Toda emisión tendrá en cuenta el primer mes a cobrar a la persona afiliada y la periodicidad elegida por esta, ajustando la cotización a su periodo natural en función de esta periodicidad.

5. Los plazos de cierre general de emisión para las Unidades Territoriales serán los días 20 o anterior día hábil del primer mes de cada trimestre natural, ajustando las Unidades Territoriales por normas complementarias este plazo a su realidad.

6. La Unidad de Afiliación y Recaudación realizará cuatro gestiones al año de recuperación o segundo recibo de las devoluciones que se produzcan en los nueve primeros días hábiles siguientes a la fecha de cargo de la persona afiliada, coincidiendo la nueva fecha de cada cargo a la persona afiliada con uno de los cinco primeros días hábiles del segundo mes de cada trimestre natural, integrando la información correspondiente en Gestel para su gestión por las Unidades Territoriales.

7. Si después de las gestiones de recuperación el recibo resultase impagado, la Unidad de Afiliación y Recaudación lo acumulará o lo incorporara en la siguiente emisión hasta dar cumplimiento al artículo 20.b de los Estatutos, según el cual más de dos recibos trimestrales, dos semestrales y uno anual serán devueltos y una vez requerido el pago se procederá a la baja automática.

8. Toda devolución del primer recibo generará una carta personalizada a la persona afiliada que será enviada por la Unidad de Afiliación y Recaudación donde se le informará de la acción a realizar con el impagado, acumulación o incorporación en la próxima emisión o baja, si de esta se tratara. La carta recogerá los plazos previstos en el artículo anterior para regularizar su deuda con un plazo final de un mes para mantener todos sus derechos.

9. Todas las autorizaciones de las personas afiliadas que domicilien el pago de sus cuotas las efectuaran a nombre de “IU-FEDERAL UNIDAD DE AFILIACIÓN Y RECAUDACIÓN (UAR)”.

5.2. De la emisión de ingresos bancarios individualizados

1. La periodicidad mínima de esta forma de cobro será trimestral.

2. La Unidad de Afiliación y Recaudación tomará como base de emisión y gestión el primer trimestre natural, independientemente de la periodicidad en la forma de cobro que elija la persona afiliada:

a. Trimestral.

b. Semestral.

c. Anual.

3. Realizará cuatro emisiones al año, coincidiendo la emisión con el primer día hábil del primer mes de cada trimestre natural:

a. 1ª EMISIÓN en enero: Anuales, Semestrales, y Trimestrales.

b. 2ª EMISIÓN en abril: Anuales, Semestrales, y Trimestrales.

c. 3ª EMISIÓN en julio: Anuales, Semestrales, y Trimestrales.

d. 4ª EMISIÓN octubre: Anuales, Semestrales, y Trimestrales.

4. Toda emisión tendrá en cuenta el primer mes a cobrar a la persona afiliada y la periodicidad elegida por ésta y ajustará la cotización a su período natural en función de esta periodicidad.

5. Todo recibo emitido para su ingreso bancario individualizado contendrá un plazo de pago o fecha de vencimiento, tiempo en el que la persona afiliada podrá realizar el pago en una de las entidades bancarias señaladas al respecto.

6. Si pasado este plazo o vencimiento la persona afiliada no hubiere ingresado el importe, el recibo quedará inservible y anulado. La Unidad de Afiliación y Recaudación dará como impagado el recibo y acumulará su importe o lo incorporará en la próxima emisión. Y así sucesivamente hasta dar cumplimiento estatutario, como establecen los artículos 5.1.6. y 5.1.7. de este Reglamento.

5.3. De la distribución y la liquidación

1. La Unidad de Afiliación y Recaudación tomará como base de distribución la cuota a la que se deducirán los importes fijos aprobados y los gastos de gestión. El resto lo distribuirá de acuerdo con los porcentajes que oficialmente acuerde la Asamblea Federal o la Coordinadora Federal y las distintas federaciones en sus asambleas y Coordinadoras respectivas.

2. Toda cuota quedará ubicada en su asamblea de base respectiva según las normas estatutarias y el Reglamento de afiliación aprobado.

3. A partir de la asamblea de base de origen, la Unidad de Afiliación y Recaudación generará por cada cuota su código de organización base, que contendrá todos los elementos para distinguir su comunidad autónoma, provincia, comarca, localidad y, en su caso, distrito o sector.

4. A partir del código de organización base, la Unidad de Afiliación y Recaudación procederá a distribuir a las organizaciones beneficiarias, que son aquellas que cada federación, según su organización interna, ha decidido, según sus normas estatutarias o por decisión de un órgano.

5. La Unidad de Afiliación y Recaudación respetará el que toda organización beneficiaria ceda, total o parcialmente, su porcentaje asignado a otra organización, que será la recepcionaria de los fondos. Estas cesiones deberán documentarse en base a la causa de la cesión y serán reversibles, a petición de la beneficiaría, si desapareciese o se incumpliese la causa prevista para la cesión. En cualquier caso, la organización cedente recibirá los informes correspondientes a la distribución de sus cuotas.

6. Toda organización recepcionaria que reciba porcentajes de otras, siendo motivada esta recepción por la no existencia de éstas, lo recibirá con carácter de usufructo, es decir, de uso en tanto no exista la organización, reservándose ésta el derecho a redirigir su porcentaje si algún día fuera constituida.

7. La Unidad de Afiliación y Recaudación vendrá obligada a realizar como mínimo una liquidación mensual a las federaciones, que recogerá todas las cotizaciones cobradas desde la fecha de cierre de liquidación anterior.

8. Dado las especiales características de la cuota por banco y la imposibilidad de dar como definitivamente cobradas estas cuotas hasta pasado 30 días naturales, la Unidad de Afiliación y Recaudación anticipará en la primera liquidación que se realice después de la emisión el 50% de esta, pudiendo establecer topes mínimos de anticipación.

9. La Unidad de Afiliación y Recaudación realizará las transferencias a cuentas bancarias de titularidad exclusiva de Izquierda Unida y en las entidades previamente acordadas.

10. La liquidación recogerá la retrocesión de todas aquellas cuotas que, habiendo sido liquidadas, han sido indebidamente cobradas a las personas afiliadas y la Unidad de Afiliación y Recaudación haya procedido a su devolución.

11. La Unidad de Afiliación y Recaudación facilitará información suficiente en la liquidación para que toda organización beneficiaría pueda calcular que el porcentaje que le pertenece ha sido aplicado correctamente. La información incluirá el importe bruto de los ingresos por cotización para su contabilización como tal y los detalles pormenorizados de los conceptos e importes de los descuentos correspondientes.

12. También facilitará a las organizaciones recepcionarias en su liquidación la información de cuotas e importes de los que son receptores.

5.4. De la gestión de los impagos

Para la correcta gestión de los impagos se establece el siguiente protocolo:

1. Mensualmente, las personas usuarias de la Unidad de Afiliación y Recaudación deberán comunicarse con aquellas personas que pasen de AC a AD para informarles y facilitarles el abono de la cuota pendiente.

2. Toda devolución del segundo recibo generará una carta personalizada de cada persona afiliada que será enviada por las Unidades Territoriales, donde se les solicitará de nuevo la confirmación de datos e informará de la acción a realizar con el impagado, acumulación o incorporación en la próxima emisión o baja, si de esta se tratara. La carta recogerá los plazos previstos para regularizar su deuda y mantener todos sus derechos.

3. Tras la devolución del tercer recibo, se remitirá una carta personalizada informándole de su paso a “Baja por Impago” y de la pérdida de derechos que eso supone según lo establecido en el artículo 18.E.9 de los Estatutos, instándole a regularizar su situación.

4. A los 11 meses de situación en baja por impago, se remitirá una carta personalizada instándole a regularizar su situación e informándole que según lo establecido en el artículo 20.2 de los Estatutos. Si no se pone al corriente de sus cuotas, se entenderá que solicita la baja y que por tanto pasará a la situación de “Baja Voluntaria” y dejará de formar parte de manera definitiva de Izquierda Unida, Para estas situaciones, se creará el estado de “Baja Voluntaria por No Cotización” (BVNC).

6. De la explotación de la información

1. La Unidad de Afiliación y Recaudación explotará la información de su competencia con el objetivo exclusivo de su distribución dentro de Izquierda Unida y siempre de acuerdo con lo establecido en la RGPD- LOPD, no estando facultada para su utilización fuera de este ámbito salvo expresa autorización de las organizaciones que tienen estatutariamente la capacidad jurídica de obrar: Izquierda Unida Federal y las federaciones de Izquierda Unida.

2. La Unidad de Afiliación y Recaudación administrará la información por el principio de privacidad y respeto al ámbito de actuación de cada una de las organizaciones y siempre de acuerdo con lo establecido en la Ley de Protección de Datos de carácter personal.

3. La Unidad de Afiliación y Recaudación establecerá dos criterios para la salida de la información a las organizaciones: emitida (de obligado cumplimiento para la UAR) y solicitada, para la que se abrirá un registro de entrada y por riguroso orden le dará salida en la medida de que sus posibilidades de tiempo así se lo permitan. En todo caso, y al menos la información recogida en el punto siguiente, es accesible por las organizaciones informativamente.

4. La información emitida será al menos:

a. Mensual. Informe de liquidación:

        • Listado de bajas provisionales
        • Listado de bajas definitivas
        • Listado de transferencias pendientes de gestión o aplicación.

b. Trimestral. Emisión de recibos de banco:

        • Devolución de recibos de banco.
        • Emisión de recibos de mano.
        • Impagados de recibo de mano.
        • Resumen de liquidaciones realizadas en el año.
        • Listado de personas afiliadas, datos personales.
        • Listado de personas afiliadas, datos de cotización.
        • Informe de cotización año anterior.
        • Informe de afiliación.

5. Los datos que se pueden consultar según el RGPD- LOPD a los que alude el artículo 16 son el nombre y apellidos y el estado de los miembros de la Asamblea.

7. Del carnet de Izquierda Unida

1. La Unidad de Afiliación y Recaudación emitirá de forma automática el carnet de Izquierda Unida para toda alta que reciba en su base de datos. A tal efecto cada federación proporcionará el logo y la denominación a aplicar. En todos los carnets se incorporará el logo de Izquierda Unida y del Partido de la Izquierda Europea (PIE).

2. La reposición del carnet motivada por las incidencias que se pudieran producir será solicitada por las federaciones o la Unidad de Afiliación y Recaudación en el modelo impreso que a tal efecto les debe ser proporcionado por ésta.

3. Todo traslado de federación significará la emisión de un nuevo carnet.

4. La Unidad de Afiliación y Recaudación entregará a las federaciones para su distribución y entrega a la persona afiliada, así como la gestión de las posibles devoluciones que produzcan salvo que estas pidan expresamente que se envíe directamente a las personas afiliadas.

8. Consideraciones finales

La concepción de este reglamento es de carácter general, siendo deseable que las Unidades Territoriales desarrollen normas complementarias ligadas a la realidad organizativa de su ámbito que, en todo caso, no podrán estar en contradicción con este reglamento.

REGLAMENTO N.º 2.
DE REDES DE ACTIVISTAS

Preámbulo

Tras aprobar en la XI Asamblea Federal la creación de las redes de activistas y desarrollar la propuesta en la “Asamblea por un Nuevo Modelo Organizativo” de 2018, es imprescindible que nos dotemos de un proceso de transición que nos permita diseñar una sola estructura que integre las dos patas de trabajo: elaboración política y activismo. Asimismo, con la voluntad de que el MPS no tenga una estructura complicada con duplicidad de competencias, deberemos esforzarnos para que en este proceso de transición las redes sean espacios que integren todo el capital humano y las relaciones tejidas con los movimientos sociales que han ido creando las áreas en los distintos frentes externos, de tal manera que al concluir este proceso de transición tengamos un espacio de trabajo inclusivo y útil para el objetivo de reforzar la Izquierda Unida MPS.

Este proceso culminará después de la primera Asamblea de Activistas que se realice después de la XII Asamblea Federal. Dicha Asamblea de Activistas establecerá un calendario y regulará el proceso unificando, si existen, ambos espacios.

DESARROLLO DE LAS REDES DE ACTIVISTAS

El artículo 50 de los Estatutos regula las redes de activistas y ordena este desarrollo reglamentario.

1. ¿Qué son las redes de activistas?

Son un colectivo de personas, adscritas a Izquierda Unida o no, que se organizan de forma horizontal en torno a ámbitos de actuación sectoriales y cuyo papel central es la coordinación de acciones y la elaboración colectiva para el impulso del bloque social y político a través de la organización del conflicto.

Las redes serán un espacio desde el que disputar la hegemonía de ese bloque donde fuerzas políticas y sociales se encuentran, porque sabemos que es desde la intervención en el conflicto desde donde se construye unidad popular.

Su existencia responde al objetivo político de promover y generar espacios de participación más abiertos, que se aproximen más a la forma de Movimiento Político y Social que queremos construir desde el nacimiento mismo de Izquierda Unida.

Formar parte y dar impulso a los conflictos, la movilización y el trabajo en los movimientos es un objetivo prioritario de las redes de activistas que debe servir para apuntalar el necesario cambio de cultura política en nuestra organización.

2. ¿Qué funciones tienen?

Sus tareas fundamentales consistirán en la coordinación de la acción de las y los activistas y en su intervención en los frentes de masas para potenciar, ayudar o crear los conflictos y la movilización en cada tema, dando un carácter central y estratégico al refuerzo y puesta en marcha de experiencias alternativas relativas a sus ámbitos de actuación: ecología, energía, feminismo, consumo, producción, creación cultural, etc.

1. La comunicación, organización y coordinación política con los movimientos y organizaciones del ámbito de la red que compartan proyectos y objetivos transformadores con Izquierda Unida.

2. La traslación a la organización de las problemáticas concretas de los conflictos sociales que se den en sus ámbitos de actuación.

3. La elaboración política en su sector. Izquierda Unida tiene un enorme acervo programático que deberá ser enriquecido por las aportaciones que genera la intervención directa en los conflictos. Para ello, es derecho de las redes ser consultadas en la redacción programática y ser informadas de la actividad legislativa o de gobierno ejercida por nuestros representantes públicos que tenga que ver con su trabajo.

4. Las redes son ante todo espacios de trabajo colectivo. Son espacios de trabajo y de coordinación de activistas a partir de los cuales se concreta y despliega la participación de Izquierda Unida en los distintos frentes de masas.

5. Coordinarse con las estructuras de Izquierda Unida que existan en cada territorio dependiendo de cada conflicto y con los movimientos sociales.

3. ¿Cómo se organizan?

El objetivo es que las redes puedan llegar a ser un espacio autoorganizado en el que sean las personas que las componen quienes gestionen su funcionamiento, sin que eso signifique que no haya determinados criterios que hayan de cumplirse por parte de todas las redes.

Deben ser espacios de trabajo horizontales predominantemente asamblearios, con grupos promotores o equipos base y responsables o portavocías preferiblemente rotativas.

La toma de decisiones y priorización del trabajo se realizará preferiblemente través del principio de consenso, para lo que se contempla la posibilidad de desarrollar guía sobre el proceso de toma de decisiones por consenso.

Se organizarán por ámbitos de intervención y/o temas prioritarios. Las redes de activistas pueden ser estructuras permanentes o temporales, dependiendo de la realidad social y de los objetivos de cada una de ellas.

Cada año, en la asamblea anual, se evaluará su funcionamiento y actuación y se diseñará la estrategia de las redes en funcionamiento vinculadas a las prioridades políticas en el curso político. Cada red deberá adaptar esta estrategia y diseñar, teniéndola en cuenta, su plan de trabajo.

Al menos bianualmente, en los distintos niveles donde haya constituidas redes, se presentará un informe de actividades y elaborará la planificación del trabajo en una asamblea abierta.

4. ¿Quiénes pueden formar parte de una red de activistas?

1. Todas las personas afiliadas Izquierda Unida. Cada persona afiliada podrá participar en al menos una Red en función de sus intereses.

2. Las personas simpatizantes de Izquierda Unida que así lo deseen.

3. Aquellas otras personas no adscritas a Izquierda Unida o colectivos de los movimientos sociales con las que compartimos trabajo en los frentes y que deseen acompañarnos en esta tarea.

5. Creación de las redes de activistas

Las propuestas de creación de una red deberán estar acompañadas de una justificación política, la definición de sus contenidos y, en caso necesario, su complementariedad con otras redes.

Las redes que se constituyan pueden abordar cualquier sector o conflicto concreto, si bien su contenido debe ser coherente con las líneas políticas aprobadas por Izquierda Unida.

Será la Coordinadora Federal la que acuerde la creación de nuevas redes, en función también de las realidades territoriales.

6. ¿Cómo se vinculan las redes de activistas a la estructura orgánica de Izquierda Unida?

La Coordinadora Federal hará el seguimiento del desarrollo de las redes de activistas, que elaborará un documento de funcionamiento y desarrollo una vez aprobados los estatutos.

La coordinación de las redes con los órganos de dirección política, con los representantes institucionales y entre ellas mismas es fundamental para homogeneizar el proceso de elaboración colectiva, las iniciativas, el trabajo institucional y el seguimiento y apoyo a los conflictos. Ello requerirá la elección de personas responsables en la dirección federal y en las federaciones.

Las redes formarán parte, con voz pero sin voto, del órgano político en el que se elabore y diseñe la línea política de la organización en los diferentes niveles territoriales.

7. Recursos

A las redes se les asegurará, en la medida de los recursos disponibles por la organización federal, el apoyo del núcleo básico técnico administrativo y los medios económicos necesarios que permitan el desarrollo de sus trabajos. A tal fin, se asignará una partida presupuestaria al conjunto de las redes que se repartirá atendiendo al criterio del trabajo político desarrollado por cada una de ellas.

REGLAMENTO N.º 3
SOBRE LOS CARGOS PUBLICOS, GRUPOS INSTITUCIONALES Y SU RÉGIMEN ECONÓMICO

El artículo 83 de los estatutos regula y ordena este desarrollo reglamentario:

1. El Estatuto del Cargo Público

1.1. Concepto de cargo público

Se entiende por cargo público de Izquierda Unida:

1. Cualquier persona miembro de gobiernos, consejos, cabildos insulares, diputadas y diputados, senadoras y senadores, alcaldesas y alcaldes, concejalas y concejales, diputadas y diputados provinciales, consejeros y consejeras comarcales y de cabildos, vocales en Juntas de Distrito, miembros de juntas vecinales, consejeras y consejeros en radio y televisión, patronatos, consorcios, empresas públicas o mixtas y cualquier otro cargo que desempeñe un cometido institucional.

2. El personal de confianza política que pueda derivarse de la representación institucional tendrá, a estos efectos, la misma consideración que los cargos públicos, independientemente de las relaciones contractuales o laborales que tengan con las administraciones públicas y con la propia Izquierda Unida. Las y los cargos públicos elegidos en las candidaturas de Izquierda Unida estarán afectadas por este Estatuto del Cargo Público.

1.2. Competencias del cargo público

Son competencias del cargo público:

1. Representar a Izquierda Unida en el ámbito correspondiente según la responsabilidad y dedicación que ostente en el grupo institucional del que forme parte.

2. En el trabajo diario, realizar las gestiones y presentar las iniciativas oportunas en cumplimiento del programa electoral y de las resoluciones y acuerdos que lo desarrollen en las instituciones.

3. Realizar propuestas políticas a los órganos de dirección sobre líneas generales del programa electoral, en su actualización permanente y en su interpretación y desarrollo.

4. Todas las que les otorgan las Leyes de Estado y los Reglamentos de las Cortes y del Gobierno dentro del marco político que para las personas adscritas a Izquierda Unida establecen estos Estatutos.

1.3. Derechos y deberes del cargo público

Son derechos y deberes de las y los cargos públicos de Izquierda Unida todos aquellos que lo son del conjunto de la afiliación a Izquierda Unida según lo recogido en estos Estatutos, sin excepción o limitación respecto de alguno de ellos. Además, y en concreto por la función de su cargo institucional, también los siguientes:

1. Derechos

a. Respeto a su función por parte de la organización de Izquierda Unida.

b. De información de todas las decisiones o informes que les afecten o competan.

c. De asistencia técnica y apoyo para el desarrollo de su actividad.

d. De defensa jurídica frente a los problemas derivados del ejercicio del cargo. En el caso de que el cargo público sea quien pretenda promover acciones legales, el órgano que le hubiere propuesto será quien deba autorizarlas y garantizar el sustento económico del procedimiento. En caso de no contar con recursos suficientes, será la Coordinadora Regional o Nacional de su federación quien, previa autorización, asumirá los costes.

e. De ostentar la representación pública de Izquierda Unida en la institución en que desarrollan sus funciones.

f. A percibir el salario e indemnizaciones que fije Izquierda Unida.

g. A hacer propuestas políticas y de desarrollo programático a los órganos de dirección de Izquierda Unida.

h. A la formación y actualización permanente en los temas para los que ostenten la representación de Izquierda Unida.

i. A disponer de los fondos y medios necesarios para el desarrollo eficaz de sus funciones.

2. Deberes

a. Mantener la lealtad y el compromiso con Izquierda Unida, en cuyas listas electorales ha sido elegido.

b. Cumplir las tareas del cargo con dedicación plena, de acuerdo con el reparto de funciones de su grupo institucional y de la organización.

c. Mantener la vinculación y el respeto al programa electoral de Izquierda Unida, Principios Generales, Estatutos, Acuerdos y Resoluciones, que se aprueben en los órganos competentes de Izquierda Unida y sus federaciones.

d. Informar de forma permanente a las organizaciones de Izquierda Unida, los movimientos sociales y a la ciudadanía.

e. Presentar anualmente un balance de gestión, para su debate en los órganos del ámbito de su competencia.

f. Ponerse a disposición de los órganos de Izquierda Unida para cuanta información sobre sus funciones recaben y seguir los criterios emanados de los órganos de dirección. su actuación y el sentido de su voto en las instituciones quedará vinculada por los acuerdos aprobados por la dirección política y desarrollado por el grupo institucional correspondiente, según sus competencias.

g. Formarse y capacitarse de forma permanente para el correcto desempeño de su cargo. Declarar sus fuentes de ingresos económicos y patrimoniales al ser elegidas o elegidos cargos públicos, comunicando en cada momento cualquier variación que se produzca y haciendo una declaración de nuevo al final del mandato. La declaración se remitirá a la dirección de Izquierda Unida, que establecerá un registro que será público. Cumplir con el régimen económico relativo a salarios e indemnizaciones por gastos derivados del ejercicio del cargo público que establezca el órgano competente de Izquierda Unida, previa audiencia de las personas interesadas.

h. Mantener el cargo a disposición del órgano correspondiente de Izquierda Unida, mediante el compromiso público de dimisión en el cargo en el supuesto de ruptura con Izquierda Unida.

i. Informar, al menos trimestralmente, de su gestión a los órganos del ámbito de su competencia. Presentar anualmente un balance de su gestión a los órganos regulares de Izquierda Unida para su debate.

j. Es obligación de todos los cargos públicos ingresar sus remuneraciones por todos los conceptos, en la medida de lo acordado en el punto 3.1.7 de este reglamento y las cartas financieras que lo desarrollen, a Izquierda Unida Federal o las respectivas federaciones.

Las diputadas y diputados al Congreso, las senadoras y senadores, las diputadas y diputados al Parlamento Europeo y con cargos de representación elegidos por los órganos federales lo harán a Izquierda Unida Federal. Las diputadas y diputados autonómicos y cargos elegidos por los órganos de las federaciones lo harán a la respectiva federación. El no hacerlo significará un incumplimiento expreso de las presentes normas.

k. Participar e inscribirse en la red de activistas del ámbito de su competencia, incorporándose de forma activa al proceso de elaboración y desarrollo programático en las áreas de elaboración colectiva y coordinar sus trabajos con las redes de activistas y, en todo caso, promover el intercambio ágil de información con las mismas sobre la actividad parlamentaria, iniciativas legislativas, etc.

l. Como mínimo anualmente, rendir cuentas ante el órgano que le eligió, las personas adscritas a Izquierda Unida y las electoras y electores.

m. Abstenerse de participar públicamente como cargo público y mientras dure su mandato en cualquier celebración o procesión religiosa, recordando el compromiso de Izquierda Unida con el laicismo.

n. Promover la participación ciudadana en la elaboración y ejecución de las políticas que se desarrollan en las instituciones, especialmente en su área de trabajo.

o. Separar radicalmente los intereses patrimoniales personales y de la actuación pública. No utilizar información recibida o conocida como consecuencia del ejercicio del cargo público para favorecer intereses privados propios o ajenos.

p. Poner a disposición de Izquierda Unida una copia de las declaraciones de bienes e intereses que hayan registrado al tomar posesión del cargo público, autorizando a Izquierda Unida a su publicación en caso de que la institución de la que forman parte no haya adoptado esas medidas de transparencia.

q. Aportar económicamente a Izquierda Unida según la carta financiera aprobada por la Coordinadora Federal o por la Coordinadora Regional o Nacional de su ámbito y renunciar a aquellos privilegios innecesarios para el trabajo político por el hecho de ostentar un cargo institucional.

1.4. Equilibrio de género

Para la representación institucional de Izquierda Unida en órganos de segunda elección o de representación parlamentaria (Consejo de Administración de RTVE, Defensor del Pueblo, personal de confianza, etc.), en aplicación del principio de equilibrio entre géneros, al menos la mitad de los puestos a cubrir serán mujeres.

1.5. Incompatibilidades

1. No se podrá simultanear más de un cargo de representación institucional, a excepción de los derivados de la elección del primero.

2. Las afiliadas y afiliados a Izquierda Unida que ocupen cargos públicos y a su vez tengan responsabilidades organizativas o políticas en Izquierda Unida, a petición de los órganos correspondientes, harán balance sobre su actuación para determinar el grado de incompatibilidad y resolver en consecuencia. En cualquier caso, no se podrá simultanear con más de un cargo ejecutivo.

3. En aras a la mayor transparencia y ética en el ejercicio de las funciones de cargo público, no se deberán simultanear con dicho ejercicio actividades que mermen la capacidad de actuación del cargo público en la institución ni que puedan beneficiar su actividad privada por la información de la que dispone por su condición.

4. La representación institucional municipal será incompatible con la de Parlamentos Autonómicos, las Cortes Generales y el Parlamento Europeo.

2. Grupos Institucionales. De los grupos parlamentarios de las Cortes Generales y del Parlamento Europeo

Los órganos de Izquierda Unida definen los objetivos políticos generales a los que debe atenerse la actividad de los grupos institucionales.

1. La persona responsable de Política Institucional de la Coordinadora Federal garantizará la permanente relación entre los grupos institucionales y la dirección de Izquierda Unida, pudiendo asistir a las reuniones de los grupos institucionales cuando lo estime. Sin menoscabo de la necesaria autonomía de los grupos, los cargos no electos se nombrarán con el conocimiento y aprobación de la Coordinadora del ámbito respectivo.

2. Todas las personas electas para una institución en las listas de Izquierda Unida o propuestas por Izquierda Unida en las coaliciones de las que forme parte deberán constituir el grupo institucional de Izquierda Unida o el que resulte del acuerdo de la Coordinadora Federal de Izquierda Unida. Las diputadas y diputados de Izquierda Unida electas al Parlamento Europeo formarán la componente de Izquierda Unida en el seno del grupo parlamentario europeo que se constituya como resultado de los acuerdos que pudiera alcanzar la dirección de Izquierda Unida con otras formaciones políticas europeas que hubieran obtenido representación en el Parlamento Europeo.

3. Los grupos parlamentarios de las Cortes Generales y del Parlamento Europeo, se dotarán de sus respectivos reglamentos de funcionamiento interno que remitirán a la Coordinadora Federal y, si ésta no pusiese objeción, se entenderá aprobado definitivamente.

4. Los grupos parlamentarios elegirán de entre sus miembros a las personas que ostentarán la portavocía y la presidencia del mismo, cargos que serán ratificados por la Coordinadora Federal en la primera reunión que celebre con posterioridad a la constitución del Grupo Parlamentario o la nueva elección que se produjera a lo largo de una legislatura, oída la Coordinadora Federal.

Los grupos parlamentarios de las Cortes Generales y Parlamento Europeo adquieren el compromiso específico de atención a las organizaciones federadas de aquellas Comunidades Autónomas que carezcan de representación propia, fijándose los recursos humanos y materiales necesarios para este fin.

5. Los grupos parlamentarios de las Cortes Generales y del Parlamento Europeo, se coordinarán cuando traten temas importantes que afecten a la temática que atiende cualquier red, siempre que el calendario parlamentario lo permita, con las respectivas redes correspondientes, con carácter previo a su presentación institucional. En caso de que hubiese diferencias de criterios se trasladarán a la Comisión Colegiada que tomará una postura si la cuestión lo requiriera.

3. Régimen Económico de las y los Cargos Públicos y Grupos Institucionales

1. La cuantía de los ingresos que las personas cargos públicos deben hacer a Izquierda Unida se regulará mediante una carta financiera, en la que se contemplará la cuantía mínima a partir de la que una parte de la retribución debe ser transferida a la cuenta de la organización. Esta cuantía será progresiva y por tramos, de manera que se irá incrementando en la medida en la que las retribuciones sean superiores.

2. El órgano correspondiente de Izquierda Unida deberá realizar los esfuerzos necesarios, dentro de las posibilidades de la organización, para que por razones económicas no se impida a las personas afiliadas ejercer las funciones de cargo público.

3. El régimen económico de los grupos parlamentarios será el resultado del acuerdo de estos con el órgano competente de Izquierda Unida, previa audiencia de sus componentes. Caso de que no se produzca acuerdo, decidirá el órgano de Izquierda Unida.

4. La gestión de todas las subvenciones, asignaciones y otros ingresos que perciban los grupos institucionales o representantes de Izquierda Unida en empresas y sociedades de caracteres públicos o mixtos serán administrados por la Coordinadora de su ámbito. Los grupos municipales llegarán a los acuerdos oportunos con sus direcciones provinciales, insulares o de su federación para cumplir con estas obligaciones asegurando su propio funcionamiento.

5. Los grupos institucionales dispondrán de fondos para el funcionamiento ordinario y para gastos extraordinarios, para los que anualmente elaborarán un presupuesto de gastos y el órgano correspondiente de Izquierda Unida asignará las aportaciones oportunas que garanticen estos gastos.

6. Contarán con la capacidad de gestión de los mismos, dando cuenta periódica al órgano competente, con la excepción de gastos relativos a salarios o contrataciones de carácter laboral que se ajustarán a lo indicado en el vigente Estatuto y a la legislación laboral aplicable en cada momento.

7. Las retribuciones netas serán un máximo de 3 veces el SMI. Se cubrirán los gastos derivados de alojamiento y transporte, debidamente justificados, que no podrán superar la cantidad de 1,5 veces el SMI y se aplicará un corrector para las personas que tengan familiares a su cargo.

4. Personal al servicio de los Grupos Institucionales. Los Gabinetes Técnicos

1. Los grupos parlamentarios de las Cortes Generales y del Parlamento Europeo se dotarán de sus respectivos gabinetes parlamentarios. Se designará una persona que lo coordinará, cuyas funciones serán de carácter jurídico-técnico y administrativo, y será propuesta por el Grupo Parlamentario y ratificada o separada de sus funciones por la coordinadora Federal.

2. Estos gabinetes deberán coordinarse con las respectivas Redes a efectos de conseguir una mayor eficacia en el trabajo de Izquierda Unida.

3. La admisión o cese de personas que, no siendo cargo público realizan un trabajo pleno o parcial remunerado de carácter político, técnico o administrativo, lo decide la organización competente a propuesta del grupo institucional o cargo público respectivo o del órgano político que corresponda. Estas personas podrán ser cesadas en cualquier momento de la legislatura por el órgano político que decidió su contratación o admisión a propuesta del grupo institucional en el que desarrolla su trabajo o por iniciativa de dicho órgano político.

4. Los Grupos Institucionales y cargos públicos no podrán seleccionar, elegir o nominar personas asistentes o colaboradoras aunque el coste económico no recayera en Izquierda Unida, sino que vendrán obligados a proponer el nombramiento al órgano político correspondiente de Izquierda Unida, que decidirá en última instancia.

5. En el caso de traslados de personas a grupos institucionales que dependan de la Coordinadora Federal de Izquierda Unida, deberá concurrir el acuerdo de la federación u organización regional o local de origen.

6. Las personas que realizan trabajos de carácter político, técnico o administrativo en los grupos institucionales están sujetas al mismo límite temporal en el ejercicio de sus funciones que afecta a las personas cargos públicos. Ningún contrato podrá tener validez por una duración superior a la legislatura.

Su trabajo debe responder al código de lealtad exigible a las personas cargos públicos y estarán obligadas al secreto de aquellas deliberaciones que el grupo institucional o la dirección correspondiente de Izquierda Unida haya calificado como reservadas. El incumplimiento de estas obligaciones podrá acarrear la sanción que se establezca en los distintos reglamentos. Igualmente, estarán sujetas, si realizan trabajos de carácter político, al control e información económica que afecta a las personas cargos públicos.

7. Para la designación de estas personas, se garantizarán los principios de publicidad, mérito y capacidad en su selección, que se hará de entre las personas afiliadas a Izquierda Unida, siempre que el puesto lo permita, siendo elegida por el órgano de base o, en su defecto, por el órgano político correspondiente. Las personas que realizan trabajos de carácter político están sujetas al mismo límite temporal en el ejercicio de sus funciones que afecta a las personas cargos públicos.

8. Cualquier miembro del personal político, técnico o administrativo que haya iniciado su labor en un gabinete parlamentario siendo afiliada o afiliado a Izquierda Unida y que a lo largo de la legislatura haya abandonado su militancia en Izquierda Unida no podrá volver a formar parte de dicho gabinete parlamentario en la siguiente legislatura.

9. Cualquier miembro del personal político, técnico o administrativo de un gabinete parlamentario que no esté al corriente del pago de la carta financiera no podrá volver a formar parte de dicho gabinete parlamentario en la siguiente legislatura.

10. Para corroborar el cumplimiento de la carta financiera, el personal político, técnico o administrativo que forme parte de un gabinete parlamentario debe remitir la información económica y contractual que le sea solicitada por la persona responsable de finanzas.

11. El Portal de Transparencia debe recoger el listado de miembros del personal político, técnico o administrativo que forman parte de los gabinetes parlamentarios (atendiendo a criterios de privacidad) y, dado que cobran sueldos públicos, sus remuneraciones.

Botón volver arriba