fbpx
ActualidadCongresoEnrique SantiagoInstitucionalNotas de prensaVídeos

Enrique Santiago exige a la derecha que “se centre en el trabajo y deje los shows” y recuerda que la “zona cero” del Covid-19 fueron “las residencias de Madrid que gobierna el PP hace más de 20 años”

El portavoz adjunto de Unidas Podemos y portavoz de Izquierda Unida en el Congreso responde con contundencia a los virulentos ataques al Gobierno en general, al ministro Alberto Garzón e incluso personales vertidos por portavoces de la derecha y la ultraderecha durante la comparecencia del titular de Consumo. Argumenta que “ustedes son en sí mismos la peor de las ‘fake news’”e ilustra sus alusiones particulares indicando que “entiendo que me odien: los de Vox, por llevar a los tribunales a su adorado general Pinochet, y el PP, por llevar a los tribunales la orgía de dinero negro que tenían en su sede como ‘contabilidad B’”

El portavoz adjunto del grupo de Unidas Podemos y portavoz de Izquierda Unida en el Congreso, Enrique Santiago, ha reclamado esta mañana en el Congreso a los/as portavoces/as de algunos grupos de la oposición de derechas que se “centren en el trabajo que se viene haciendo” para enfrentarse a la pandemia del Covid-19 “porque es lo mejor para nuestro país” y que se dejen de “shows y de perder el respeto a los españoles. Si ha habido imprevisión, convengamos que ha sido en todas las administraciones”.

Recordó que “la señora Ayuso (presidenta del Gobierno de la Comunidad de Madrid) en marzo nos decía que no sabía cómo se cerraba Madrid” o “el señor Juan Marín, de Ciudadanos, el 13 de marzo decía que no se podía suspender la Semana Santa”. Mientras, reconoció que recordaba “especialmente a las personas fallecidas en la auténtica ‘zona cero’ de la pandemia, los centros de la tercera edad dependientes de la Comunidad de Madrid, gobernada desde hace más de 20 años por el PP”.

“Ese espectáculo dantesco -detalló- de ancianos abandonados en centros gestionados por los mismos grupos de empresas a los que los ayuntamientos concesionaban la recogida de basura. Es obvio que la basura no se puede gestionar igual que se gestionan los centros de ancianos”.

Santiago respondía así con contundencia los virulentos y desproporcionados ataques, tanto al Gobierno en general, al ministro Alberto Garzón e, incluso, hasta personales, vertidos en el Congreso por algunos/as portavoces/as de grupos de la derecha y la ultraderecha durante la comparecencia del titular de Consumo en la comisión parlamentaria correspondiente a esta cartera.

Frente a los insultos y manipulaciones usados por representantes de Vox y del PP, el parlamentario de IU y secretario general del PCE recordó que hace apenas dos días “se conmemoró el 75 aniversario de la derrota del nazi-fascismo, el único régimen político que diseñó y ejecutó el exterminio de personas en este planeta, el único que llevó a cabo una destrucción planificada de Europa. Miren, mil veces que acaben con la democracia, mil veces que la restituiremos; mil veces que destrocen la civilización, mil veces la reconstruiremos; mil veces que organicen una guerra, mil veces que haremos la paz”.

“Porque miren -dijo-, nosotros y nosotras llevamos toda la vida construyendo paz y democracia”. No dejó pasar tampoco los ataques personales que determinados dirigentes y portavoces mediáticos de estos partidos le vienen dedicando también en los últimos días para aclararles, en relación a las tergiversaciones por su labor como experto solicitado por Estados y organismos internacionales durante el proceso de paz en Colombia, que “en mi caso particular he tenido el inmenso privilegio de participar en un proceso que ha acabado con una guerra de 55 años, un proceso que ha merecido un Nobel de la Paz y que ustedes reducen a una supuesta operación de narcotráfico, lo cual les retrata y retrata su indignidad”.

“Ustedes son en sí mismos -argumentó con ironía- la peor de las ‘fake news’, depongan sus mentiras y disuélvanse”. Enrique Santiago ilustró sus alusiones particulares para cada uno: “Entiendo que me odien; los de Vox, por llevar a los tribunales a su adorado general Pinochet, y el PP, por llevar a los tribunales la orgía de dinero negro que tenían en su sede como ‘contabilidad B’”.

“Que el partido de los 600 cargos públicos y políticos procesados por corrupción -zanjó la cuestión en alusión a los ‘populares’- se permita decirle al señor ministro que coloca a sus amigos en el ministerio, yo solamente les recuerdo que las mentiras tienen patas cortas”.

Santiago había comenzado su intervención como siempre, recordando a las personas fallecidas por el coronavirus y a sus familiares. Dedicó un “agradecimiento especial” a los profesionales de la salud por seguir “en primera línea de combate” y también a los/as trabajadores/as “de los sectores críticos, que nos han defendido en lo peor de la pandemia por apenas un salario mínimo de 900 euros, y gracias a este Gobierno esos 900 euros”.

Reprochó también que para algunos “desde luego poco ha durado el agradecimiento a estos trabajadores. Los clubes liberales ya han salido en tromba para pedir la suspensión del SMI porque dicen que en esta coyuntura es todo un freno a la recuperación económica”.

Ante algunas críticas malintencionadas lanzadas por las derechas explicó que “la realidad es que nos hemos enfrentados a la pandemia con unas tremendas dificultades debido a la pérdida de soberanía industrial y productiva, a la deslocalización y luego por el abaratamiento de costes salariales”.

Indicó que esa misma realidad puso en evidencia que “en España no se podían fabricar EPIs” y agradeció que en un primer momento fueran los proipios trabajadores y trabajadoras, así como algunas empresas quienes decidieran con prontitud “transformar su producción para garantizar esta producción que había sido arrebatada a nuestro país por los teóricos neoliberales de la deslocalización”.

Enrique Santiago agradeció a Alberto Garzón haber puesto en marcha el “escudo social” para proteger de la pandemia a las personas más desfavorecidas y “por haber trabajado coordinadamente con todas la comunidades autónomas para evitar abusos”; incluyó la “importante” coordinación con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia “para poder coordinar la subida de precios”.

A su juicio, desde Consumo se ha hecho lo posible “para impedir estas subidas”, aunque reclamó al ministro “que haga un esfuerzo” para explicar con más detalle “qué medidas habría que tomar para impedir subidas de precios abusivas en situaciones de emergencia como estas, para impedir que personas desalmadas y grupos empresariales pretendan aprovechar un drama como este para enriquecerse”.

Entre las medidas ya ejecutadas destacó “las de protección para los más vulnerables, como la interrupción del plazo de devoluciones durante la vigencia del estado de alarma, la imposibilidad de incremento de precios de la telefonía móvil tras la suspensión de la portabilidad o la resolución de contratos por los consumidores sin penalización”.

Valoró también “las ayudas al sector empresarial de los viajes combinados. Gracias a las medidas de flexibilización de su ministerio se va a permitir que no se descargue sobre ellas, sino sobre las compañías aéreas, que son más grandes, el coste de este tipo de crisis. Y también felicitarles por la moratoria al pago de cuotas de préstamos y créditos no hipotecarios de consumidores vulnerables”.

El parlamentario de Unidas Podemos destacó de forma especial que “todas las personas puedan sentirse protegidas salvo, desgraciadamente, los niños y niñas de las familias más vulnerables de la Comunidad de Madrid que han visto cómo sus hábitos de alimentación han quedado arrinconados”.

Consideró que esto es “quizás el espectáculo más ignominioso de la gestión por parte de las comunidades autónomas” y dijo que “algún día se aclarará cual ha sido ese inmenso negocio hechos con franquicias, que seguro que tiene que ser sometido a tribunales porque no tiene lógica ni justificación alguna si no es en el enriquecimiento particular de alguien”.

Explicó también que “se ha despreciado a estos niños y niñas en contra de todas las indicaciones de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, que ha indicado que el Gobierno de la Comunidad de Madrid no ha aplicado los criterios nutricionales contemplados en los pliegos para comedores escolares y que por eso se deben cambiar esos menús”.

Enrique Santiago no olvidó tampoco agradecer el trabajo hecho “para limitar el juego, especialmente el juego ‘on line’” y coincidió con Garzón en que supone “un problema de clase y de nivel social el padecer este tipo de lacras. Por primera vez en este país se ha limitado mediante un decreto la posibilidad de publicidad del juego, que era algo que sin duda afectada a las familias y a los jóvenes”.

Etiquetas

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar