fbpx
ActualidadAlberto GarzónCongresoInstitucionalNotas de prensaVídeos

Alberto Garzón reprocha al Gobierno que en todo un año no quiso cumplir los acuerdos y avisa que “sus giros a la derecha y los ‘guiños’ a Rivera indican que eso va a seguir por mucho tiempo más”

El coordinador federal de Izquierda Unida reclama a la ministra Montero en la segunda y última sesión de control al Ejecutivo de la legislatura que vaya más allá de las buenas palabras y pone de manifiesto el doble lenguaje de Sánchez, que hace difícil entender “cómo el candidato socialista puede estar de acuerdo con lo que usted ha dicho y, al mismo tiempo, estar de acuerdo con Ciudadanos”

El coordinador federal y portavoz parlamentario de Hacienda de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha reprochado hoy a la titular de esta cartera, María Jesús Montero, que durante el año que su Gobierno ha estado en funciones no ha querido cumplir con los acuerdos alcanzados con Unidas Podemos en materia económica y ha avisado que ahora, tras abocar el PSOE a unas nuevas elecciones en noviembre, “los giros a la derecha del Partido Socialista y los ‘guiños’ a Ciudadanos indican que esto va a seguir por mucho tiempo más”.

Garzón ha hecho esta reflexión durante su intervención en la segunda y última sesión de control al Gobierno que se ha podido celebrar en esta legislatura, en la que preguntó directamente a Montero “¿cómo justifica el Gobierno en funciones que el tipo efectivo que pagan los seis principales bancos de este país en el Impuesto de Sociedades sea del 1% frente al contraste que paga la clase trabajadora del 15% en el IRPF”.

El máximo responsable de IU argumentó a la ministra que “los seis principales bancos han tenido en solo seis meses 3.500 millones de euros de beneficios y han pagado solo 40 millones de euros de impuestos”, al tiempo que “las grandes empresas pagan un 7% de tipo efectivo y las pequeñas y medianas, cerca del 18%. Ya le decía antes que la clase trabajadora, un 15% de media”.

“Esta asimetría -razonó- se conoce desde hace mucho tiempo y es contraria al espíritu y la letra de la Constitución, que dice que hay que tener un sistema fiscal progresivo. El artículo 31 dice que no solo debe ser así en los subsistemas, no solo en el IRPF, sino que el conjunto del sistema tributario”.

Garzón reconoció que “afortunadamente, desde que pusimos en marcha la moción de censura empezamos a hablar de ello y conseguimos poner en marcha unos Presupuestos que no salieron y que intentaban corregir esto”, principalmente porque es un tema que “afecta a las finanzas públicas y al sostenimiento de los servicios públicos”.

“Sin embargo -expresó-, estamos desconcertados porque en el día de ayer Ciudadanos cambió su táctica y sugirió al PSOE que se abstendría, y entre sus tres condiciones estaba bajar impuestos. El candidato socialista les respondió diciendo que ese supuesto se cumplía”.

En este contexto, Alberto Garzón tiró de realidad para recordar a Montero y a todos los miembros del Gobierno del PSOE presentes en el Hemiciclo, empezando por Pedro Sánchez, que “es Ciudadanos y el señor Albert Rivera quien dijo que el acuerdo entre ustedes y nosotros era ‘negativo y terrorífico para la sociedad’ y que la ‘clase media era la que cobraba más de 300.000 euros al año, más de 10.000 euros al mes’. No entiendo cómo el candidato socialista puede estar de acuerdo con lo que usted ha dicho y, al mismo tiempo, estar de acuerdo con Ciudadanos”.

Para el coordinador federal de IU, “este juego de manos confunde a todo el mundo y, en última instancia, evade el problema real y es que, a pesar de todos los años que han pasado, de todos los gobiernos del PSOE y del PP, nuestro sistema fiscal sigue siendo ampliamente regresivo y beneficia a los ricos”.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar