fbpx
ActualidadAlberto GarzónNotas de prensaRueda de prensaVídeos

Alberto Garzón traslada al jefe del Estado que “todavía tenemos tiempo” para llegar a un acuerdo y avisa de las “jugadas tácticas y partidistas” de algunos, que solo llevan “al bloqueo y a elecciones”

Tras su encuentro con Felipe de Borbón, el coordinador federal de Izquierda Unida reclama a Pedro Sánchez en rueda de prensa que esté “a la altura” del momento histórico y acepte realizar concesiones, como ya ha hecho Unidas Podemos. Deja claro que si finalmente el PSOE cede a las demandas que le ha lanzado ya Ciudadanos o las que pudiera haber desde el PP y hay un “acuerdo de derechas”, entonces “serán los órganos de IU quienes decidirán el sentido del voto”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha trasladado esta tarde al jefe del Estado, Felipe de Borbón, que “todavía tenemos tiempo” para que pueda alcanzarse un acuerdo de gobierno de última hora entre Unidas Podemos y el PSOE, a pesar del “pesimismo” existente, de las “heridas y cicatrices” que ha dejado la negociación de los últimos meses y, sobre todo, de las “jugadas tácticas y partidistas” de algunos, que solo llevan “al bloqueo y a que haya elecciones el 10 de noviembre”.

Garzón trasladó esta reflexión en rueda de prensa en el Congreso después del séptimo encuentro que ha mantenido en el Palacio de La Zarzuela con quien él siempre califica como “ciudadano Felipe de Borbón”, dentro de la nueva ronda de contactos abierta por éste para decidir si propone o no otra vez un candidato para una nueva sesión de investidura para ocupar La Moncloa.

“El deseo de Izquierda Unida -dijo- es que el PSOE liderado por Pedro Sánchez atienda la demanda del espacio de Unidas Podemos para llegar a ese acuerdo. Se equivocaría mucho si nos lleva a una repetición electoral por su incapacidad para alcanzarlo”.

Garzón alertó a Sánchez y a la dirección socialista de que “estarían infravalorando en exceso el hastío y la frustración” que la falta de entendimiento entre las fuerzas políticas “está generando entre la gente”. Al tiempo, tachó de “irracional” la actitud de los dirigentes socialistas, a quienes también indicó que “se equivocarían si creen que el coste político por lo que está pagando solo lo pagarían el resto de formaciones.

El máximo responsable de IU consideró que el bloqueo socialista a un acuerdo “frustraría a las bases de la izquierda que votaron con entusiasmo para parar a las tres derechas” y llevaría a  conceder una “segunda oportunidad para las derechas reaccionarias” que representan PP, Ciudadanos y Vox.

Alberto Garzón está convencido de que en el seno del PSOE “hay gente que comparte esta reflexión”, por lo que reclamó a Pedro Sánchez que esté “a la altura” del momento histórico y que acepte hacer concesiones, algo que Unidas Podemos ya ha hecho en reiteradas ocasiones en los últimos meses. A su juicio, permitir un gobierno de coalición es “el camino más rápido” para que no haya unos nuevos comicios.

Preguntado por los/las periodistas sobre si había trasladado al jefe del Estado el sentido del voto de IU, indicó que “en ningún momento hemos hablado de ello”, principalmente porque “ni siquiera sabemos si finalmente habrá una sesión de investidura”.

Eso sí, aclaró que si finalmente Sánchez cede a las demandas que le han lanzado ya desde Ciudadanos o las que pudiera haber desde el PP y hay un “acuerdo de derechas”, entonces “serán los órganos de Izquierda Unida quienes decidirán el sentido del voto”.

A preguntas también de los/as informadores sobre la oferta lanzada a Sánchez esta mañana por Albert Rivera para que Ciudadanos se abstenga en una hipotética investidura, indicó que este cambio le parecía “paradójico y contradictorio” con el discurso mantenido hasta ahora. “Sus razones tendrá, no sé si demoscópicas o de otro tipo”, apuntó con ironía, dadas las malas expectativas que otorgan las encuestas a Rivera en caso de unos nuevos comicios.

Alberto Garzón lamentó que a los dirigentes socialistas les falte en estos momentos “un poco de sentido de la realidad”. Insistió en que el PSOE “se equivocaría” si consiente en ir a una investidura con una posible abstención del PP y Ciudadanos, ya que así “estaría mirando a la derecha” cuando las bases socialistas “ya le dijeron a Sánchez que mire a la izquierda, no a Rivera ni a Casado”. Apostilló que eso “sería un acuerdo envenenado para las familias trabajadoras”.

Etiquetas

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar