ActualidadNotas de prensa

IU reitera formalmente su “solidaridad” y traslada “toda nuestra fuerza al conjunto de la clase obrera italiana y a la dirección del sindicato hermano CGIL” tras el asalto fascista a su sede

Izquierda Unida destaca en un comunicado que estos hechos violentos suponen “un ataque a los cimientos de la democracia que debe ser condenado y combatido con firmeza por todas las personas e instituciones de Europa”

Izquierda Unida ha elaborado un comunicado para expresar formalmente su “solidaridad” y trasladar “toda nuestra fuerza al conjunto de la clase obrera italiana y, especialmente, a la dirección del sindicato hermano Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL)”. La dirección federal de IU es su conjunto y también de manera individual hizo esto mismo de manera directa a lo largo de ayer, nada más tener noticia del violento asalto a la sede central del mayor sindicato de Italia por parte, principalmente, de integrantes del partido neofascista de ese país Fuerza Nueva. “Más que nunca todas nos sentimos afiliadas a la CGIL”, apostilla IU.

Para esta formación, “los fascistas tienen claro quién es su principal enemigo, las/os trabajadoras/es y sus organizaciones sindicales de clase” y el ataque a la sede central del sindicato italiano cumple con “las dos características típicas del fascismo, la cobardía y el nulo respeto a la convivencia democrática”.

“La CGIL -recalca IU- como parte del movimiento internacional de las organizaciones sindicales de clase supone un pilar fundamental de la democracia. Su lucha por el sistema democrático y por los derechos del conjunto de la clase trabajadora le han hecho ganarse el respeto de los demócratas de todo el mundo”.

Recuerda que este ataque “premeditado y orquestado” por los principales dirigentes de la neofascista Fuerza Nueva supuso la conclusión de las manifestaciones ilegales que los fascistas italianos llevaron a cabo a lo largo de la semana pasada. “Es un ataque a los cimientos de la democracia que debe ser condenado y combatido con firmeza por todas las personas e instituciones de Europa”, señala.

“Desde Izquierda Unida hacemos nuestras las palabras del compañero Maurizio Landini, secretario general de CGIL, en el sentido de que ‘es un ataque a la democracia y a todo el mundo del trabajo que rechazamos. Nadie quiere devolver a nuestro país a los veinte años de fascismo’”.

De la misma forma “compartimos la petición de solicitar la disolución de Fuerza Nueva y de los demás movimientos abiertamente fascistas”.

Botón volver arriba