ActualidadGobiernoNotas de prensa

Izquierda Unida considera que el proyecto de ley de Memoria Democrática supone “un paso más para consolidar estas políticas tras el fracaso de la ley de 2007”

IU trabaja ya desde su grupo de Unidas Podemos para que durante la tramitación parlamentaria “se incorporen distintas propuestas y mejoras” que no han tenido cabida en el texto aprobado hoy por el Consejo de Ministros

Izquierda Unida saluda el proyecto de ley de Memoria Democrática aprobado hoy por el Consejo de Ministros. El texto supone “un paso más para consolidar las políticas de memoria democrática en España, tras el fracaso de la denominada ‘Ley de Memoria Histórica’ de 2007, que quedó muy pronto sumida en la inoperancia por el sabotaje de los gobiernos del Partido Popular, que se negaron a aprobar su desarrollo reglamentario e impidieron su ejecución a nivel autonómico y municipal allí donde pudieron”.

Para IU, este proyecto de ley supone un “éxito de la izquierda y del movimiento memorialista. Se cumple también así uno de los compromisos del acuerdo de legislatura entre el PSOE y Unidas Podemos”.

Esta formación señala que, además de la falta de voluntad de las derechas por cumplir la ley de 2007, “contribuyeron también al fracaso sus ambigüedades, la falta de un régimen sancionador coherente con sus postulados y la no declaración de nulidad de las sentencias de los tribunales franquistas, un agravio cada vez más difícil de justificar”.

Desde 2007 Izquierda Unida ha impulsado diversas iniciativas parlamentarias para solventar estas carencias. “Muchas de ellas se evidenciaron en casos tan extremos como que se mantuvieran las condecoraciones oficiales a conocidos torturadores como ‘Billy El Niño’. De ahí que hoy mostremos nuestra satisfacción por el hecho de que buena parte de lo que hemos defendido en esta materia se haya recogido finalmente en el nuevo texto, aunque aún queden algunos aspectos importantes por incorporar”, incide IU.

“Destacamos -detalla Izquierda Unida- la condena inequívoca del golpe de Estado que acabó con la democracia el 18 de julio de 1936, así como del régimen franquista que le siguió, una dictadura alineada con los regímenes fascistas europeos. Solo pudo mantenerse 40 años por la represión más despiadada y por la privación de derechos políticos al pueblo español. Con elecciones libres el régimen franquista no hubiera durado un solo día”.

Como ocurre con cualquier avance normativo, IU valora que “concretar las medidas que contempla la nueva ley, entre ellas la exhumación de las fosas, la construcción de lugares de memoria, la eliminación de vestigios o la reparación a las víctimas del franquismo exige una voluntad política decidida desde el Gobierno, con una dotación presupuestaria suficiente y un desarrollo reglamentario que debe ser urgente. Ya tarda demasiado la construcción de una memoria democrática que sea mucho más que buenas palabras”.

Izquierda Unida seguirá trabajando desde Unidas Podemos para que algunas de las propuestas formuladas por este grupo aún no recogidas tengan su plasmación a lo largo del debate parlamentario. Entre ellas se encuentran:

• La ampliación del periodo de vigencia de la ley a los crímenes franquistas durante la transición, una medida necesaria para cumplir con el mandato de Verdad, Justicia y Reparación de lo que fue una extensión temporal de la represión contra quienes lucharon por las libertades y la democracia en nuestros país.

• La derogación parcial de la Ley de Amnistía, algo necesario también para acabar con la impunidad de los crímenes franquistas. Estamos ante la última oportunidad para que el Estado español salga de la lista de la vergüenza de quienes no han dado ningún paso para castigar los crímenes de lesa humanidad.

• La reparación integral de las víctimas de todos los crímenes franquistas, incluido el resarcimiento económico y la devolución de bienes, moneda, valores y documentos incautados, para hacer justicia a quienes se les privó de recursos básicos como consecuencia de sus opiniones o creencias.

• La construcción de un centro estatal de Memoria en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel, enmarcado en una red de instituciones que faciliten la divulgación y la participación de las organizaciones sociales en su gestión.

• La resignificación completa del conocido como ‘Valle de los caídos’, que debería recuperar su denominación histórica de ‘Valle de Cuelgamuros’.

Izquierda Unida, en el marco de su labor en el grupo parlamentario confederal de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común, “trabaja ya para que durante la tramitación parlamentaria de este proyecto de ley se incorporen estas mejoras”.

“Esperamos -destaca IU- que se alcance un amplio acuerdo entre todas las fuerzas progresistas, ya que de las derechas no esperamos más que una reivindicación cada vez más abierta del franquismo, como estamos viendo estos últimos días y que cuenta con el beneplácito del líder del PP, Pablo Casado”.

Del mismo modo, “pondremos todo nuestro empeño para acelerar la tramitación de la conocida como ‘Ley de bebés robados’ que, aunque con un ámbito de aplicación más amplio que el de la dictadura franquista, tiene una evidente y clara conexión”.

Contenido relacionado

Botón volver arriba