ActualidadNotas de prensaRueda de prensaSira RegoVídeos

Sira Rego denuncia que “Pablo Casado se ha puesto del lado de los intereses de la monarquía feudal marroquí” y reclama a Europa que cambie “su modelo migratorio fracasado”

La portavoz federal de Izquierda Unida y eurodiputada asegura en una rueda de prensa telemática que “hay alternativas” a esta política y “pasan por abrir vías legales y seguras, por un cuerpo público y civil de rescate en el mar, por un reparto solidario y vinculante de personas migrantes en todos los territorios europeos” y “muy especialmente por utilizar los recursos que se emplean para levantar muros para la inversión en los territorios de acogida”, dedicando el dinero a “mejorar el empleo decente y los servicios públicos para las poblaciones que son la puerta de entrada a la migración en Europa”

La portavoz federal de Izquierda Unida y eurodiputada, Sira Rego, ha denunciado hoy con dureza cómo la derecha en su conjunto “y el señor Casado fundamentalmente, ha optado por ponerse del lado de los intereses de la monarquía feudal marroquí” en todo lo que tiene que ver con la llegada de personas migrantes a territorio español desde Marruecos, principalmente a Ceuta. Ha advertido de que “Europa está siendo rehén de su propio modelo migratorio fracasado”, algo de lo que llevan tiempo aprovechándose los máximos responsables marroquíes. Aseguró que “hay alternativas” a esta política migratoria y esbozó las propuestas que IU va a “defender y desplegar” tanto a nivel europeo como en todas las instituciones en las que está presente.

Rego ha destacado en una rueda de prensa telemática que esta crisis entre Marruecos y Europa es consecuencia del “chantaje perpetrado por Marruecos contra España utilizando las vidas de esta cantidad de personas migrantes en la frontera con Ceuta precisamente para aumentar su influencia en los territorios ocupados del Sáhara”, una maniobra en la que “el papel de la derecha ha sido lamentable”.

Denunció cómo el Partido Popular “no tiene problemas para salir corriendo a denunciar y utilizar los derechos humanos en algunos casos y, sin embargo, parece que en otros no les interesa en absoluto la defensa de los derechos de esas miles de personas que han sido empujadas por Marruecos precisamente para chantajear a Europa y a España”. Esto demuestra “una posición con muy poca altura de Estado” por parte del partido que lidera Pablo Casado, mucho más interesado en “defender cuestiones que nada tienen que ver con los derechos humanos ni con los intereses de nuestro país”.

Criticó también el “papel bochornoso” de Vox al que ya nos tienen acostumbrados los “odiadores profesionales de la extrema derecha, azuzando el odio y generando bulos para, precisamente, seguir aumentando un conflicto que muchas veces es artificial y artificioso”.

Sira Rego abordó también este problema de manera genérica y reconoció la “preocupación” que le provoca a IU que las instituciones europeas esté centrada solo en un modelo “que sigue empeñado en subvencionar y financiar a terceros países para externalizar fronteras”. Esto acarrea “quedar en manos de una monarquía feudal como la de Marruecos” o de “un Gobierno autoritario” como ocurre en el caso de Turquía, donde “se reproduce el mismo esquema”.

“Hay alternativas para la política migratoria”, dijo, y para darle la vuelta a un modelo que está siendo un “enorme negocio para una serie de multinacionales europeas y élites económicas”, a las que en absoluto les interesa revertirlo.

Rego detalló que la propuesta de Izquierda Unida plantea, entre otras medidas concretas, “soluciones inmediatas que pasan por abrir vías legales y seguras, por un cuerpo público y civil de rescate en el mar, por un reparto solidario y vinculante de personas migrantes en todos los territorios europeos, para que no sufran ese tipo de concentraciones de seres humanos solamente los territorios que son frontera exterior”.

La portavoz de la dirección federal de IU destacó “muy especialmente” que la solución pasa también por “utilizar los recursos que se emplean para levantar muros para la inversión en los territorios de acogida”, dedicando el dinero a “mejorar el empleo decente y los servicios públicos para las poblaciones que son la puerta de entrada a la migración en Europa”.

Apuntó también que no comparte que se utilice el término de ‘crisis migratoria’, porque tras este problema “hay fenómenos más profundos que explican lo que está sucediendo” y porque “supone asumir esa idea de que hay una especie de oleada, cuando eso es irreal”. Advirtió de que “no hay ni una avalancha ni un ‘efecto llamada’, y sí una mala gestión de la política migratoria que hace que haya imágenes con un interés especial para ser utilizadas por la derecha y la extrema derecha”.

Contenido relacionado

Botón volver arriba