ActualidadCongreso y SenadoEnrique SantiagoInstitucionalNotas de prensaVídeos

“Que les hayamos perdonado no les da autoridad moral para presentarse como demócratas y descalificar lo que representó y representa el PCE”, advierte Enrique Santiago al PP

El portavoz de Izquierda Unida en el Congreso y secretario general del Partido Comunista de España recuerda en el Pleno al partido de Pablo Casado que la derecha que representan “ha ilegalizado al PCE tres veces, porque ha representado la libertad, no como ustedes” y denuncia que “ahora preparan el terreno para la cuarta ilegalización, esta vez también de todas las fuerzas de izquierdas y nacionalistas, como propuso Vox en esta Cámara”

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida y secretario general del Partido Comunista de España (PCE), Enrique Santiago, ha respondido esta tarde de forma contundente en el Congreso al nuevo intento del Partido Popular por equiparar de forma torticera al comunismo y al nazismo para tratar de condenar políticamente a ambos. “Que les hayamos perdonado -indicó Santiago a la bancada ‘popular’ por el pasado franquista de sus fundadores y su defensa de la dictadura- no les da ninguna autoridad moral para presentarse como demócratas y descalificar lo que ha representado y representa el Partido Comunista de España”.

El también portavoz adjunto del grupo de Unidas Podemos valoró que con la proposición no de ley defendida hoy por el PP, en la que se insta al Gobierno a ‘adherirse a la Resolución del Parlamento Europeo de 19 de septiembre de 2019 de condena de los totalitarismos nazi y comunista’ lo que realmente ocurre es que “el ‘trío de Colón’ está en campaña electoral permanente atacando a la izquierda, copiando discursos y argumentos del NO-DO franquista”.

Advirtió de que “criminalizando al comunismo buscan descalificar a los demócratas que trajeron la democracia a España. Para ustedes son comunistas no solo la militancia del PCE, una de las fuerzas políticas que más ha luchado por la democracia y la libertad, sino que, como en el franquismo, han vuelto a utilizar el término ‘comunista’ para insultar a cualquier persona de izquierdas, que defiende lo público o la garantía de los derechos constitucionales”. Reprochó al partido que lidera Pablo Casado que “los derechos los quieren solo para ustedes, para los demás nos dejan las obligaciones”.

Enrique Santiago destacó que la propuesta lanzada por el PP “se desautoriza sola al escuchar a su compañera y candidata Díaz Ayuso declarar que el fascismo es el ‘lado bueno de la historia’. Buscan el odio, el enfrentamiento entre españoles nuevamente”.

Recordó a la bancada ‘popular’ que la derecha que representan “ha ilegalizado al Partido Comunista tres veces; porque el Partido Comunista ha representado la libertad, no como ustedes” y denunció que “ahora preparan el terreno para la cuarta ilegalización, esta vez también de todas las fuerzas de izquierdas y nacionalistas, como propuso Vox en esta Cámara”.

Santiago apuntó que equiparar al nazismo con cualquier ideología “es banalizar el mal y los crímenes contra la humanidad que Hitler y Mussolini perpetraron en España”. Recordó que “el nazi-fascismo es el único sistema que ha planificado y ejecutado la eliminación industrial de colectivos y pueblos enteros: comunistas sí, también gitanos, judíos, homosexuales, discapacitados. Tanta maldad nunca había sido conocida antes, por lo que hubo que hasta crear un nuevo delito, el de genocidio”.

“Al decir la señora Ayuso que ‘el fascismo es el lado correcto de la historia’ -insistió-, el Partido Popular se convierte en cómplice de todo eso y revictimiza a millones de víctimas del nazi-fascismo”.

A su juicio, la “irresponsable competición” del PP con la ultraderecha “está degradando la democracia, pero también a ustedes. Fueron franquistas reconvertidos a demócratas quienes fundaron el PP, prebostes de la dictadura que acordaban penas de muerte contra militantes del PCE por el único delito de hacer oposición política a la dictadura”.

Recordó también que fueron los mismos que “habían conspirado contra el sistema constitucional” previamente, los que “dieron un golpe de Estado y trajeron la invasión nazi a España”, acabando así “con la libertad durante 40 años, años en los que la derecha franquista de la que ustedes nacieron fusiló, encarceló, torturó y exilió a cientos de miles de compatriotas”.

Dirigiéndose de nuevo directamente a las filas del PP, Santiago indicó que mientras Manuel Fraga “aprobaba la condena a muerte de Julián Grimau en el Consejo de Ministros de Franco, los comunistas construían la reconciliación nacional. Impulsamos el pacto constitucional y dimos apoyo a esta Constitución que a ustedes tanto les costó aceptar, ¿o no lo recuerdan?”, les interpeló.

Volvió a indicar que “los comunistas, los socialistas, todos los demócratas, les habíamos perdonado, a pesar de que siempre habían rechazado en el Pleno de esta Cámara condenar el franquismo”. Por ello, exigió a los dirigentes del PP con rotundidad que “no vuelvan a hacer política con el odio y el enfrentamiento entre españoles. Cesen en su empeño de llevar a la ultraderecha al gobierno”.

“Imagino -dijo- el inmenso sufrimiento por su deriva franquista entre los pocos demócratas que van quedando en sus filas. No escuchen a las voces de su partido que decían que ‘con Franco vivíamos en paz’ o exaltaban la ‘extraordinaria placidez del franquismo’.

Les pidió, por el contrario, que escuchen a Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón “militante de su partido y padre de la Constitución, cuando dijo ‘tengo una gran admiración por el Partido Comunista de España. El partido con el que yo nunca he coincidido políticamente, fue una fuerza decisiva durante toda la época autoritaria. Quien de verdad hizo oposición fue el PCE’.

Enrique Santiago acabó su intervención recordando otra frase, esta vez del poeta y militante comunista Marcos Ana, quien cuando su torturador le preguntó ‘¿por qué es usted comunista?, le respondió ‘porque lucho por una sociedad en la que a nadie le puedan hacer, lo que usted ahora me está haciendo a mí’.

Contenido relacionado

Botón volver arriba