fbpx
ActualidadComunicadosFran Pérez

IU denuncia el “acoso y señalamiento” que sufren en Bolivia miembros de misiones de observación internacional en las que participa para boicotear su trabajo en las elecciones de hoy

Comunicado de la Comisión Internacional de Izquierda Unida Federal

1. Izquierda Unida denuncia públicamente que el Gobierno boliviano de Jeanine Áñez lleva varios días acosando a varios observadores internacionales que, invitados por el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE), se encuentran en este país para verificar la transparencia y el respeto a la legalidad y a la voluntad popular durante la jornada electoral de este domingo, contribuyendo así a la recuperación de la democracia en Bolivia y a evitar un nuevo fraude electoral.

Entre las personas que trabajan como observadoras en Bolivia, además de las que pertenecen a misiones de Naciones Unidas, la Fundación Carter, el Parlasur, la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal) o la Internacional Progresista, se encuentran las enviadas por el Partido de la Izquierda Europea (PIE), entre las que están su vicepresidenta y dirigente de IU, Maite Mola, así como el responsable de Política Internacional de IU, Francisco Pérez. Además, también se encuentran en La Paz los/as parlamentarios/as de Unidas Podemos en el Congreso Lucía Muñoz y Gerardo Pisarello.

2. IU denuncia el acoso sufrido por varios de los observadores con los que comparte trabajo en Bolivia, como es el caso de Federico Fagioli, diputado argentino que fue detenido por el Gobierno boliviano en el aeropuerto y solo le fue permitida su entrada al país tras las gestiones realizadas por la Embajada argentina y la ONU. Otros cinco observadores argentinos fueron devueltos a su país.

La denuncia de IU se extiende también al comportamiento autoritario del ministro del Interior, Arturo Murillo, quien a la llegada de nuestros compañeros a Bolivia hizo declaraciones y publicó el siguiente texto amenazante en Twitter: ‘Nuestras elecciones serán una fiesta democrática y cuantos más observadores haya, mejor para todos. Pero advertimos a los agitadores y gente que busca generar violencia que no son bienvenidos. Los ponemos entre rejas o en un avión. Compórtense, sabemos quiénes son y dónde están’.

El conjunto de las misiones de observación, incluida la de nuestros/as compañeros/as de Unidas Podemos, han ignorado las provocaciones de esta naturaleza. Continuaron su trabajo como observadores manteniendo reuniones institucionales o con candidatos como es su obligación, y siguiendo en todo momento el programa de trabajo propuesto por el TSE de Bolivia.

3. IU denuncia de forma contundente, además, cómo en este acoso a los observadores españoles ha participado el medio de comunicación ‘OK Diario’ cercano a la ultraderecha y al frente del cual está Eduardo Inda, que mantiene una estrecha relación de connivencia con el Gobierno golpista de Áñez.

‘OK Diario’ ha llegado a participar en este señalamiento a nuestros observadores, publicando las fotografías de inmigración de Maite Mola, Fran Pérez, Gerardo Pisarello y Lucía Muñoz, además de tener acceso a sus formularios de Aduana, lo que solo la Policía puede facilitar. Además, este medio ha llegado a publicar en hotel en que se alojan nuestros compañeros, una irresponsabilidad que ha puesto en grave riesgo su integridad física, mucho más en una ciudad en la que desde hace mucho tiempo campan a su aire grupos violentos de ultraderecha.

4. A partir de las amenazas del ministro Murillo y de las informaciones de ‘OK Diario’ fuimos advertidos de que las fotografías de estos cuatro compañeros han sido profusamente reproducidas en redes de ultraderecha con mensajes amenazantes, hecho que ha sido puesto en conocimiento del TSE.

Debido a todas estas circunstancias, IU hace responsables de lo que pueda ocurrirles a estos compañeros tanto al ministro Arturo Murillo y su Gobierno, como a ‘OK Diario’, Este medio ya señaló hace meses a Carlos Romero, exministro del presidente Evo Morales, quien posteriormente fue golpeado y detenido por el Gobierno golpista.

5. Nuestros compañeros en Bolivia han mantenido su actividad de observación y continuarán hoy domingo, día de la jornada electoral, con su trabajo con absoluta normalidad, recorriendo colegios de votación y siguiendo los resultados con posterioridad en los centros de cómputo, tras lo cual presentarán en su momento el correspondiente informe de su observación.

6. Izquierda Unida desea para Bolivia una jornada electoral pacífica y tranquila, en la que el pueblo vote libremente se respete de forma escrupulosa la voluntad popular, porque la reconciliación nacional pasa siempre por las urnas. IU espera que se recupere la democracia y que este país hermano se aleje definitivamente de golpes y de fraudes, y que de nuevo el pueblo vuelva a ser soberano.

Contenido relacionado

Botón volver arriba