fbpx
ActualidadCongreso y SenadoEnrique SantiagoInstitucionalNotas de prensaVídeos

Enrique Santiago denuncia en el Pleno que C’s comparte con PP y Vox una “actitud sediciosa” por “negar el derecho a gobernar, a participar o a elegir a los que votan a otras opciones”

El portavoz adjunto de Unidas Podemos responde contundente a Inés Arrimadas al rechazar una proposición de ley de su partido de derechas sobre el Poder Judicial que “muestran un inmenso desprecio a los principios constitucionales de justicia e igualdad” y “justifican el bloqueo a la renovación del CGPJ por la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno, despreciando los derechos políticos de millones de votantes de Unidas Podemos y del Partido Socialista”

Enrique Santiago ha reprochado esta tarde a Ciudadanos en el Pleno del Congreso que sean cómplices del PP y Vox al practicar juntos una “actitud sediciosa” al “negar el derecho a gobernar, a participar o a elegir a los que votan a otras opciones” y por su “empeño en someter al órgano de gobierno de los jueces -el Consejo General del Poder Judicial- a sus intereses partidistas”. Para el portavoz adjunto de Unidas Podemos ese  “bloqueo” impuesto por el conjunto de las derechas a la renovación del CGPJ o el “corporativismo” que el partido de Inés Arrimadas propone para evitarlo “no es ni neutralidad ni despolitización de las instituciones, es una opción política más, es una ideología con trágicas consecuencias en la historia”.

Santiago lanzó esta crítica desde el atril del Hemiciclo durante su intervención para exponer el firme rechazo de Unidas Podemos a la iniciativa que Ciudadanos traía a debate para modificar la Ley Orgánica del Poder Judicial, denominada de forma maniquea como proposición ‘para el refuerzo de la independencia judicial’.

Recordó que hace ya dos años que venció el mandato de los miembros del CGPJ por las continuas trabas de la derecha para renovar a sus integrantes, en lo que es “la mayor degradación del Estado de Derecho ocurrida desde hace años”, mientras “la señora Arrimadas no ha dicho ni una palabra desde esta tribuna” sobre ello.

Abierto el cajón de los reproches políticos razonados, insistió en la idea de que con este “chantaje o bloqueo” Ciudadanos simplemente suma su estrategia a la derecha del Partido Popular y a la ultraderecha de Vox para “repetir la actitud de los gobiernos más autoritarios de la Unión Europea, como Polonia o Hungría, que se han apropiado del órgano de gobierno de los jueces según sus intereses partidistas y políticos”.

Enrique Santiago explicó y ofreció detalles de que esta actitud de los dirigentes de Ciudadanos viene de largo. Sin ir más lejos, recordó cómo en julio y en septiembre el portavoz parlamentario de este partido, Edmundo Bal, dejaba claro que bloquearían la renovación salvo que se aprobara la reforma que presentaban hoy y también si en cualquier acuerdo intervenían personas de Unidas Podemos, entre otras fuerzas, lo que también ratificó públicamente Inés Arrimadas.

Para el diputado de Izquierda Unida, Ciudadanos no solo “ataca la independencia del Poder Judicial”, sino que sus dirigentes “muestran un inmenso desprecio a los principios constitucionales de justicia e igualdad. Justifican el bloqueo a la renovación del Consejo por la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno y así desprecian los derechos políticos de millones de votantes de Unidas Podemos y del Partido Socialista”.

“Ciudadanos, Partido Popular y Vox -denunció- no respetan el principio de igualdad. Igual segregan los barrios de la clase trabajadora al confinar en Madrid a aquellos a los que previamente han negado la adecuada atención primaria, educativa, transporte y rastreadores, que defienden un supuesto derecho a participar en las instituciones exclusivamente a los electores que votan a los partidos de derecha o de extrema derecha”.

Advirtió que con la proposición de ley que presentaba “se blanquean y blanquean a sus socios de la derecha extrema del PP y de la extrema derecha de Vox, disimulando que no tienen más política que quedarse el CGPJ” y, además, defendían un nuevo sistema de elección “tremendamente corporativo, endogámico, sin legitimidad democrática ni representatividad”.

Santiago detalló, por ejemplo, que el procedimiento de elección de los presidentes de los tribunales de Ciudadanos “hace desaparecer los escasos mecanismos que existen en la ley para que la voluntad popular tenga una mínima intervención en la designación de los altos tribunales de las comunidades autónomas”. De la misma manera, “hacen más restrictivo aún el acceso al Tribunal Supremo del turno de juristas de reconocida competencia”.

“¿Cómo se les ocurre proponer que sea el Poder Judicial quien elija al Poder Judicial?”, interrogó de forma retórica y se dirigió directamente a la lideresa de Ciudadanos para preguntarle “señora Arrimadas, ¿van a proponer que el legislativo elija al siguiente Parlamento o que los ministros elijan el siguiente Consejo de Ministros?”

El portavoz de Unidas Podemos aseguró tajante que “en un país democrático las instituciones no son apolíticas, apolíticas son las dictaduras. El Poder Legislativo claro que tiene una orientación política, la que ha decidido el pueblo español yendo a las urnas, y eso hay que respetarlo”.

En ningún país de nuestro ámbito se eligen los órganos de gobierno del Poder Judicial por los propios jueces, sino que interviene los poderes Legislativo, Ejecutivo o ambos, como ocurre en Francia, Reino Unido, Alemania o Estados Unidos, “incluso con votación directa popular en este último caso”, dijo.

Enrique Santiago no quiso limitarse solo a la crítica, por lo que lanzó también una batería de propuestas muy concretas. “Queremos -afirmó- la más amplia participación de los electores en la elección del Consejo General del Poder Judicial. Si las tres derechas se empeñan en bloquear la renovación del Consejo, parasitando el actual requisito de mayoría de 3/5, proponemos una modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial en estricta aplicación del artículo 122 de la Constitución”. Este artículo solo exige mayoría de 3/5 en el Congreso para elegir a los juristas de reconocido prestigio que conforman el CGPJ, como ocurre con otros órganos institucionales.

“Acordemos que el Consejo cese en sus funciones el día en que venza su mandato de cinco años, fecha en la que deberá ser elegido el Consejo siguiente. Acordemos que no pueda efectuarse nombramiento alguno por un Consejo con el mandato vencido y que los efectuados tras su vencimiento sean ratificados por el Consejo entrante”, propuso.

El portavoz adjunto de Unidas Podemos y diputado de IU sentenció que “ningún partido que presuma de respetar y defender los principios democráticos puede negarse a renovar los órganos constitucionales una vez vencido el mandato, según lo establecido en la Constitución”. En este punto, instó a Inés Arrimadas y le recordó que “de ustedes también depende que se cumpla la Constitución, que finalice el secuestro del Poder Judicial organizado por las derechas. Sean serios y cesen en su apropiación del CGPJ”.

Contenido relacionado

Botón volver arriba