fbpx
ActualidadCongreso y SenadoEnrique SantiagoInstitucionalNotas de prensaVídeos

Enrique Santiago denuncia que PP y Vox buscan “crear una alarma social injustificada” por la llegada de trabajadores migrantes dentro de su “política de odio para buscar confrontación entre españoles”

El portavoz adjunto de Unidas Podemos señala durante su intervención en la Diputación Permanente del Congreso que “es absurdo pedir una comparecencia para explicar la reducción del 32% de las llegadas de inmigrantes este verano” y anima a la derecha a que “propongan medidas para acabar con la muerte de trabajadores del campo debido a las condiciones indignas en las que demasiadas veces realizan su trabajo”

El portavoz adjunto de Unidas Podemos en el Congreso, Enrique Santiago, ha advertido esta mañana que el PP y Vox tratan de “crear una alarma social injustificada” con la llegada de trabajadores extranjeros migrantes a España, dentro de lo que ha tachado como como su “política sobre el odio para buscar motivos para la confrontación entre españoles”.

Santiago hizo esta dura crítica durante su intervención en el punto de la Diputación Permanente de la Cámara Baja en el que se debatió la solicitud de comparecencia del Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones formulada por la derecha para explicar las ‘actuaciones adoptadas por su Ministerio para coordinar la respuesta del Gobierno ante la llegada de inmigración irregular durante los meses de verano’.

No sin cierta ironía, el también portavoz parlamentario de Izquierda Unida indicó que “es absurdo pedir una comparecencia para explicar la reducción del 32% de las llegadas de inmigrantes este verano”.

Razón que el principal problema que en los últimos meses ha tenido España en relación  a la inmigración “no ha sido la llegada de inmigración irregular”, dado que “se han reducido las entradas irregulares tanto por aeropuertos, por las vallas de Ceuta y Melilla, y por vía marítima”, sino “la falta de mano obra para acometer las campañas de recolección agrícola y las condiciones en que se desenvuelve esta actividad”.

Enrique Santiago recordó que estas campañas “se nutren mayoritariamente de trabajadores extranjeros ante el rechazo de la población española a asumir tareas duras y mal pagadas”.

“Es la falta de españoles dispuestos a realizar estas tareas -apostilló- lo que hace que los empresarios tengan que recurrir a trabajadores extranjeros y, como es conocido, se producen numerosos abusos en sus condiciones laborales. Esto también afecta a la falta de control de la extensión de la pandemia”.

Cargado de datos reales frente a la visión torticera hecha por la derecha, expuso que en este mes de agosto “cuatro empresarios han sido detenidos en la provincia de Albacete por delitos contra los derechos de los trabajadores, por emplearles sin darles de alta en la Seguridad Social ni respetar sus derechos laborales”.

“Sería más útil -sugirió- que el PP propusiera que el Ministro de Inclusión comparezca para hablar de las medidas necesarias para garantizar estos derechos de los muy esenciales trabajadores extranjeros del campo en nuestro país”.

Se dirigió también a los miembros de este grupo parlamentario para pedirles que “agradezcan el trabajo y el esfuerzo de los trabajadores extranjeros y de los nacionales que realizan trabajos esenciales para la sociedad española” y para que “propongan medidas para acabar con la muerte de trabajadores del campo debido a las condiciones indignas en las que demasiadas veces realizan su trabajo”.

Afeó a la portavoz del PP que tomó la palabra previamente en este punto que “en el repaso de las noticias que ha hecho, ha olvidado que el 4 de agosto la Guardia Civil detuvo al dueño de una explotación en Murcia, acusado de abandonar a uno de sus jornaleros frente a un centro de salud en Lorca, en pleno golpe de calor y que finalmente perdió la vida”.

El trabajador era nicaragüense y tenía 42 años. “Podría haberse salvado si su jefe hubiese llamado al 112 cuando perdió el sentido, pero en vez de eso decidió literalmente tirarlo cuando no podía trabajar”.

Santiago puso más ejemplos sobre la mesa y señaló que el caso de Murcia es una repetición de lo ocurrido en diciembre “cuando un empresario abandonó ya fallecido a un inmigrante marroquí de 31 años en el centro de salud de Pozo Alcón, en Jaén. Era un trabajador que falleció recogiendo aceituna, sin tener ni contrato de trabajo ni documentación en orden”.

“Por cierto -detalló-, el empresario que actuó de esta forma deshumanizada fue apoderado de Vox en Hinojares en las elecciones generales del 10 de noviembre pasado y en su día también fue concejal del PP, ocupando diferentes puestos de este partido en esa misma localidad”.

Insistió en denunciar el hecho de que en un momento de evidente descenso de llegadas de extranjeros “el PP con esta solicitud pretende dar a entender que en España existe una llegada masiva de inmigrantes. Esto se debe a que el PP, al igual que Vox, desde hace tiempo siguen las directrices de hacer política sobre el odio, de buscar motivos para la confrontación entre españoles, conforme a las órdenes que reciben de líderes políticos extranjeros como Steve Bannon”.

Lamentó que no se hayan oído “condenas del PP por las acciones de los pseudo empresarios explotadores, ni les hemos oído ofreciendo medidas para paliar esta explotación o pedir un refuerzo de las inspecciones laborales”.

El portavoz adjunto de Unidas Podemos apuntó con claridad que “no tiene sentido pedir que se eliminen las restricciones de las llegadas de extranjeros turistas y, a la vez, crear una alarma social injustificada por la llegada de trabajadores extranjeros necesarios para importantes sectores productivos españoles, reclamados por el sector empresarial”.

Argumentó que en la actual situación “no podemos permitirnos el colapso en sectores importantes como el trabajo agrícola, como ha estado a punto de ocurrir este verano al aparecer focos descontrolados de covid en los lugares donde malviven los jornaleros extranjeros”.

Santiago señaló que las personas migrantes “deben disponer de un sistema de acogida con protocolos claros, evitando así focos descontrolados de la pandemia”. Para ello, es necesario que el Ministerio de Inclusión “fortalezca la acogida de forma global y garantice dispositivos y presupuestos económicos para ello. De esta forma   garantizaremos las condiciones de trabajo dignas, la debida regularización e integración a todos los trabajadores extranjeros”.

De la misma manera, animó a todos los grupos a que “se sumen a la propuesta que desde Unidas Podemos hemos presentado para la concesión de la nacionalidad y la regularización de estos trabajadores extranjeros que garantizan nuestra seguridad humana y el funcionamiento  de servicios básicos”.

Respondió a las críticas feroces que siempre lanza la derecha a este tipo de medidas recordando que es una “propuesta coincidente con la que ha formulado el Vaticano”. Al hilo de esto, comentó que su subsecretario de Migrantes y Refugiados, el sacerdote Fabio Baggio, ha señalado recientemente que la regularización de inmigrantes tras el coronavirus ‘es una solución que beneficie a todos’ y limita la extensión de la pandemia”.

“Nosotros, al igual que este responsable de la Iglesia católica, el señor Baggio, opinamos que también en España la regularización de extranjeros en el actual contexto es una solución que nos beneficia a todos y a todas”, concluyó.

Contenido relacionado

Botón volver arriba