fbpx
ActualidadCongreso y SenadoEnrique SantiagoInstitucionalNotas de prensa

Enrique Santiago denuncia que los “espurios” intentos del PP y Ciudadanos para llevar a Pablo Iglesias al Congreso son “su primera aportación a la moción de censura de Vox”

El portavoz adjunto de Unidas Podemos les acusa durante su intervención en la Diputación Permanente de la Cámara Baja de “hacerle el trabajo sucio a la ultraderecha” con actuaciones que no son más que “un nuevo paso para la desestabilización institucional, ‘golpismo de guante blanco’ de quienes creen que el poder les corresponde solo a ellos y a perpetuidad”

El portavoz adjunto de Unidas Podemos en el Congreso, Enrique Santiago, ha tachado hoy de “nuevo intento de la oposición de derechas para dañar al Gobierno de coalición” las diversas solicitudes de comparecencia que han unido de nuevo al PP y a Ciudadanos para que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, explique su papel en las acusaciones contra Podemos por supuestas irregularidades durante la campaña electoral. Aseguró que estas propuestas “gebelianas” suponen, simplemente, “una primera aportación de ambas fuerzas políticas a la moción de censura anunciada por Vox”.

Durante su intervención en el punto de la Diputación Permanente de la Cámara Baja celebrada desde esta mañana donde se trató este tema, Santiago denunció que actuaciones parlamentarias de esta naturaleza “suponen un claro ejemplo de la utilización espuria y manipulación del consenso social contra la corrupción”.
“Buscan desprestigiar a Unidas Podemos e intentan paralizarnos política y organizativamente, y para ello no dudan en utilizar políticamente a los tribunales. Todo les vale para conseguir sus objetivos”, indicó.

Para Enrique Santiago, el PP y Ciudadanos “vivían mejor” actuando contra el estado de alarma y el mando único del Gobierno de España frente a la pandemia. “Ahora que la lucha contra la pandemia corresponde a las comunidades autónomas, algunas claman por que vuelva el mando único y continúan haciendo lo único que saben hacer: responsabilizar al Gobierno de coalición de su incapacidad para atender los problemas de los españoles”, apuntó.

Son las mismas comunidades autónomas donde el PP y Ciudadanos “gobiernan o sustentan al gobierno, y donde constantemente blanquean a la ultraderecha sumándola de facto a la actividad de gobierno”. Para Santiago, estamos ante una “incompetencia criminal” que pretenden ocultar sus responsables “inventando un supuesto caso de financiación ilegal que no existe, hablando en términos de rigurosidad jurídica que ustedes nunca han conocido”.

El también diputado y responsable federal de Justicia de Izquierda Unida advirtió de que Ciudadanos y el PP “pretenden arrogarse una legitimidad de la que carecen, a la vista de los innumerables casos de corrupción y presunta financiación ilegal que enfrentan ambos”.

Aclaró con los datos en la mano que “más el PP, claro, con varios cientos de casos y más de 1.000 investigados, aunque Ciudadanos en su corta vida no se queda atrás, que recuerde ahora con casos como Cazorla, Espartinas, Logroño, Rojo, Soler y Arroyomolinos/Enredadera”.

Denunció rotundo que “la derecha corrupta inicia su operación de desgaste al Gobierno de coalición, coordinadamente con la anunciada moción de censura de la ultraderecha. Ustedes ya están apoyando la moción de censura al hacerle el trabajo sucio a Vox con iniciativas como éstas. Un nuevo paso para la desestabilización institucional, ‘golpismo de guante blanco’ de quienes creen que el poder les corresponde solo a ellos y a perpetuidad”.

Razonó que la estrategia pasa por “desprestigiar a las fuerzas políticas que han acabado son su hegemonía, intentar inhabilitarlas electoralmente y destruir políticamente a los líderes que las encabezan”.

Desde que surgió en 2014, Podemos se ha enfrentado a estas operaciones de desgaste permanentemente. Por ello, Santiago reprochó a los actores de la derecha en casos como estos que “ustedes saben que esta acusación que hacen quedará en nada, como en nada han quedado las anteriores 18 investigaciones judiciales por las mismas causas. Pero no pedirán perdón nunca”.

Eso sí, les reconoció que “lo que han conseguido son los buscados ríos de tinta y horas de emisión de noticieros difamatorios, de los que al final solo queda el desgaste mediático. Esa es su intención con esta nueva iniciativa y lo saben”.

“Es el coste -dijo- que tenemos en Unidas Podemos porque osamos desafiar el poder omnímodo de los poderosos que desde hace siglos gobiernan sobre personas, bienes y haciendas de este país en defensa de sus exclusivos intereses”.

Reprochó a sus adversarios políticos que “la derecha española sigue fielmente el guión que les ha marcado su nuevo guía propagandístico, el señor Steve Bannon, con sus tácticas de esparcir odio y mentiras en lugar de formular propuestas que sirvan para mejorar la vida de los españoles”.

Frente a las acusaciones y ataques de los ‘populares’, recordó al partido de Pablo Casado que “ayer mismo conocimos que el Tribunal de Cuentas está investigando un pago irregular de 411.000 euros que habría realizado el Partido Popular durante la campaña de las elecciones generales del 28 de abril”.

El PP habría abonado esa cantidad a una compañía especializada en la “mentira política” para que desarrollase una campaña en Facebook haciéndose pasar por votantes de otros partidos llamando a la desmovilización de la izquierda.

Enrique Santiago considera que esto se incluye en una “auténtica ‘guerra sucia’ de la que forman parte las propuestas que ahora debatimos, que no son más que un nuevo ataque de quienes usan profusamente la mentira en la confrontación política”.

Y volvió a tirar de datos para señalar que “no cabe mayor desfachatez” al llevar al Congreso propuestas así “cuando los únicos procedimientos judiciales abiertos a fecha de hoy en España por financiación irregular de partidos políticos son los que tiene abiertos el PP: el ‘caso Imelsa’ y el caso de la ‘contabilidad B’”.

El PP es investigado como responsable penal en el ‘caso Imelsa’ y como beneficiario a título lucrativo en la ‘contabilidad B’ destapada por su ex tesorero Luis Bárcenas. El mismo PP que ya fue declarado en la sentencia de Gürtell beneficiario a título lucrativo de la mayor red de corrupción que ha existido en España.
Para el portavoz adjunto de Unidas Podemos, “no les preocupa todo esto porque aspiran a tener los mecanismos para manejarlo todo, incluido el Poder Judicial, porque como decía el señor Cosidó ‘controlaremos desde atrás’”.

Puso como último ejemplo el que el pasado 10 de julio se conociera que “el Poder Judicial dejaba sin refuerzo a la juez que instruye el ‘caso Imelsa’, al rechazar el Consejo prorrogar las medidas de refuerzo necesarias para llevar este caso a juicio, que tras años de instrucción duerme el sueño de los justos”.

“Señores del PP -exigió tajante-, dejen de manipular al Poder Judicial. Concluyan de una vez el bloqueo que tienen organizado para impedir la renovación de los órganos de gobierno del Poder Judicial”.

Enrique Santiago hizo una consideración final y señaló que “es imprescindible mantener la credibilidad de las instituciones del Estado”, para lo cual hay que “velar para que no coincidan diligencias mediáticas con la anunciada moción de censura de la extrema derecha y la derecha extrema contra el Gobierno de coalición. Esa coincidencia supondría una evidente utilización del Poder Judicial en los asuntos políticos”.

Contenido relacionado

Botón volver arriba