fbpx
ActualidadAlberto GarzónComisión ColegiadaNotas de prensaÓrganos federalesRueda de prensaVídeos

Alberto Garzón dice que Sánchez “no puede insistir en pedir apoyos a derecha a izquierda” y le exige que “se decida ya” tras ser uno de los “principales responsables del auge de Vox”

El coordinador federal de IU ofrece una rueda de prensa tras reunirse la Comisión Colegiada Federal para valorar los resultados electorales del 10N y afirma que el líder del PSOE “debería salir y decir ‘España es un país diverso, plurinacional’ y ofertar una coalición a Unidas Podemos; si esa oferta es buena, Izquierda Unida la apoyará, pero no vamos a aceptar ni chantajes ni dilemas creados por él”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha exigido al líder del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que “se decida” y diga pronto con quien quiere formar un nuevo Ejecutivo, ya que “no puede seguir insistiendo en pedir apoyos a derecha e izquierda. Tiene que elegir”.

Garzón ofreció a media mañana una rueda de prensa tras concluir la reunión de la Comisión Colegiada Federal de IU, órgano de dirección de la formación, encargado de hacer una primera valoración de alcance de los resultados electorales del 10N. Insistió en varias ocasiones en la idea de que “la situación a la que hemos llegado es responsabilidad de Sánchez, por lo que está en unas circunstancias en las que no puede eludir más tomar decisiones”.

El máximo responsable de IU comenzó su intervención “agradeciendo a la militancia y a los simpatizantes el esfuerzo realizado en estas segundas elecciones que no hubiéramos querido que tuvieran lugar”. Apuntó que Sánchez tenía un doble objetivo cuando convocó los comicios celebrados ayer “fortalecer al Partido Socialista”, pero sin olvidar “debilitar y destruir al especio de Unidas Podemos”. Sentención, por tanto, que el líder socialista “no ha cumplido ninguno de estos dos objetivos. Ha tenido un error de cálculo más que notable”, y sus intenciones “solo han servido para fortalecer a la extrema derecha”.

“Sobre la conciencia de Pedro Sánchez -dijo- recae la responsabilidad de haber permitido reforzarse a la extrema derecha. Ahora es necesario un acuerdo a la izquierda para plantar cara al neoliberalismo”.

Analizó con más profundidad que la importante subida de Vox obedece a varias causas, entre las que citó que “PP y Ciudadanos les han blanqueado y legitimado el discurso. Pablo Casado y Albert Rivera son los padres de Abascal. Que nadie se sorprenda de la fuerza actual de la extrema derecha”.

Para Alberto Garzón, “a la extrema derecha se le combate con políticas que benefician a las familias trabajadoras”, por lo que el Gobierno que debe salir de los comicios de ayer tiene necesariamente que “romper con el neoliberalismo y las políticas de recortes” impuestas desde hace años. (Nadia) Calviño es más neoliberalismo”.

Preguntado por los periodistas sobre si la ministra de Economías puede suponer un escollo insalvable para lograr un acuerdo con el PSOE indicó que “en nuestra cultura política no está el vetar a nadie, quizás en la de otros sí”, en alusión indirecta a las pasadas trabas puestas por el propio Sánchez y su Gobierno para que Pablo Iglesias pudiera formar parte del mismo.

También indicó a preguntas de los informadores que Izquierda Unida no tiene una preferencia sobre la forma de gobierno que se haga, mientras sea de izquierda, y que ello no supondrá ningún problema con el resto de componentes de Unidas Podemos.

Opinó que Sánchez “tiene que aclararse qué España quiere, porque es él quien ha ganado las elecciones. Debería salir y decir ‘España es un país diverso, plurinacional’ y ofertar una coalición a Unidas Podemos. Si esa oferta es buena, Izquierda Unida la apoyará. Pero no vamos a aceptar chantajes de Sánchez ni dilemas creados por él”.

“Unidad no es homogeneidad -señaló también el máximo responsable de IU-; se puede normalizar la diferencia. Vamos a explorar y valorar todas las opciones, pero antes hay que esperar y que el PSOE diga por dónde quiere ir y cuáles son sus intenciones, más allá de seguir pidiendo de forma peligrosa la abstención del PP”.

“Es Pedro Sánchez quien debe hacer ofertas. Si el PP le concede la abstención será a un precio que pagarán todas las familias trabajadoras”, avisó.

Garzón explicó que “vamos a seguir trabajando para fortalecer a Unidas Podemos desde Izquierda Unida. Nuestro esfuerzo será frenar a la derecha y proteger todos los derechos de las familias trabajadoras”.

Reconoció que tras la bajada en votos y diputados de ayer “hay necesidad de hacer autocrítica. Hemos visto menguar nuestro apoyo los últimos años y eso requiere una reflexión más sosegada. Todos tenemos algún tipo de responsabilidad en la repetición de las elecciones, pero la nuestra no es la misma que la que tiene Pedro Sánchez por lo que ha pasado”.

Etiquetas

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar