fbpx
ActualidadAlberto GarzónCongresoEnrique SantiagoEva García SempereInstitucionalNotas de prensaRoser Maestro

IU pregunta al Gobierno en el Congreso si “está preocupado por la opinión de la sociedad sobre la monarquía” y por qué el CIS de Tezanos “sigue sin realizar encuestas” sobre esta cuestión

Trascurridos ya 50 meses -12 desde que Pedro Sánchez preside el Gobierno- desde la última pregunta del Centro de Investigaciones Sociológicas sobre esta cuestión, los/as diputados/as de Izquierda Unida Alberto Garzón, Enrique Santiago, Eva García Sempere y Roser Maestro firman una iniciativa en la que plantean también al Ejecutivo del PSOE si “comparte la excusa del presidente del CIS cuando alega que ‘la forma de Estado no es un problema que figure entre las preocupaciones de los ciudadanos’”

Izquierda Unida ha registrado esta mañana una iniciativa en el Congreso, coincidiendo con varios actos institucionales programados para conmemorar el primer lustro del reinado de Felipe de Borbón, para que el Gobierno de Pedro Sánchez explique, entre otras cuestiones, si “está preocupado por la opinión que sobre la corona pueda tener la sociedad española” y, en estrecha relación con ello, “cuáles son los motivos por los que el CIS sigue sin realizar encuestas sobre la monarquía española”.

La batería de preguntas formalizada hoy lleva la firma de los/as cuatro diputados/as de Izquierda Unida encuadrados/as en Unidas Podemos, encabezados por su coordinador federal, Alberto Garzón, además de Enrique Santiago, Eva García Sempere y Roser Maestro.

Los/as parlamentarios/as recuerdan en su iniciativa que “fue en abril de 2015 la última vez que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) preguntó directamente a la ciudadanía por la monarquía. Desde esa fecha, el CIS dejó de realizar encuestas sobre el papel del rey y sobre la percepción de la corona por parte de la sociedad española. Nunca antes había ocurrido algo así: 50 meses sin ningún trabajo demoscópico del CIS sobre la monarquía española”.

De ahí que Izquierda Unida pregunte de forma muy concreta al Ejecutivo del PSOE si “va a seguir ocultando el CIS la opinión de la ciudadanía sobre la monarquía”, dejando muy claro que el Centro de Investigaciones Sociológicas “es un organismo autónomo dependiente del Gobierno, con la finalidad principal declarada de contribuir al conocimiento científico de la sociedad española, básicamente a través de la realización de encuestas periódicas”.

La última vez que el CIS consultó sobre la monarquía la ciudadanía dio una nota media de 4,34, tres puntos menos que en 1995, cuando la nota media de la Casa Real era de 7,5. Es pregunta que se en 2015 solicitaba a las personas entrevistadas que dieran una puntación del 0 al 10, en la que 0 significa ‘ninguna confianza’ en la monarquía y 10 ‘mucha confianza’.

El resultado mencionado del 4,34 fue, no obstante, mejor que el de la anterior encuesta de un año antes, que se saldó con una nota media de 3,72. Las peores cifras para la monarquía se produjeron en abril de 2013, con una nota media de 3,68. Esa encuesta fue la primera que se realizó después del bochornoso espectáculo del Rey Juan Carlos I cazando en Botsuana.

Alberto Garzón, Enrique Santiago, Eva García Sempere y Roser Maestro señalan también en su iniciativa parlamentaria que el presidente del CIS, José Félix Tezanos, ha llegado a justificar públicamente que no incluye esta pregunta en los sondeos bajo su responsabilidad porque es un tema que ‘no preocupa’ a la gente. Por ello, cierran la iniciativa parlamentaria que el Gobierno debe responder por escrito interrogando si “comparte la excusa del presidente del CIS para no incluir preguntas sobre la monarquía, alegando éste que ‘la forma de Estado no es un problema que figure entre las preocupaciones de los ciudadanos’”.

Izquierda Unida ya dirigió una iniciativa similar la legislatura pasada al entonces Gobierno del PP de Mariano Rajoy. La registró el 12 de abril de 2018, coincidiendo con la proximidad del 14 de Abril, conmemoración del aniversario de la II República. Hubo que esperar casi seis meses y presentar una solicitud de amparo a la Mesa del Congreso para lograr una respuesta.

La contestación correspondió ya, tras la moción de censura, al Gobierno del PSOE. Utilizó apenas cuatro párrafos para quitarse de encima el problema y uno de ellos fue para indicar que ‘en relación con la información interesada cabe señalar que la pregunta de referencia fue formulada durante la etapa del Ejecutivo anterior’. Izquierda Unida denunció ya entonces que el Gobierno de Pedro Sánchez recurría a argumentos “vagos, genéricos y sin entrar en ninguna de las cuestiones planteadas” para ahorrarse dar explicaciones.

Contenido relacionado

Back to top button