fbpx
ActualidadAlberto GarzónNotas de prensaVídeos

Alberto Garzón señala desde Málaga que “nuestro mensaje más importante es que el estado de las cosas no es inamovible, se puede cambiar y somos la alternativa para hacerlo”

El máximo responsable de Izquierda Unida y cabeza de lista al Congreso por Málaga de Unidas Podemos comparte acto público en una abarrotada Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad malagueña con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y advierte de que “cuando Rivera dice que subir el salario mínimo fue un error y ahora Casado dice que lo bajará, lo que están haciendo es política de clase”

Los máximos responsables de Izquierda Unida y de Podemos, Alberto Garzón y Pablo Iglesias, además de respectivos cabezas de lista por Málaga y Madrid al Congreso por Unidas Podemos, han protagonizado esta mañana en la Universidad malagueña, en el Campus de Teatinos, el mayor acto público de lo que llevamos de precampaña en esta ciudad. Ante el más de medio millar largo de personas, en su mayoría universitarios/as, y con un número aún mayor que se ha quedado fuera por falta de capacidad, Garzón ha dejado claro antes de que mañana arranque oficialmente la campaña electoral que “nuestro mensaje más importante es que el estado de las cosas actual no es inamovible, se puede cambiar y somos la alternativa para hacerlo”.

Garzón e Iglesias han detallado distintas propuestas en la abarrotada Aula Magna de la Facultad de Ciencias de la Comunicación junto a, entre otras/os, las candidatas malagueñas nº 2 y 3 al Congreso, Eva García Sempere e Isabel Reyes Franco, así como el coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo.

En un tono coloquial pero muy riguroso en cuanto a los datos desgranados, el máximo responsable federal de IU constató que “han pasado más de 10 años del inicio de la crisis y a nadie le cabe duda ya de que ha sido una estafa, un saqueo de dinero de los de abajo hacia los de arriba”.

Sobre la actualidad más inmediata y respondiendo a las últimas propuestas de los dos principales dirigentes de la derecha, advirtió de que “cuando Rivera dice que subir el salario mínimo fue un error y ahora Casado dice que lo bajará, lo que están haciendo es política de clase”.

Para Garzón, “el aumento de la desigualdad se ha normalizado y no debería ser normal. Hace 10 años ser mileurista era un drama y ahora nos lo venden como un privilegio. Tenemos ahora una oportunidad para cambiarlos”.

El cabeza de lista de Unidas Podemos por Málaga reforzó su mensaje político en materia económica con datos concretos contrastados e incuestionables, Así, recordó que en la última década “los salarios han subido apenas un 0,8% y los beneficios empresariales un 64%. Ese es el poder realmente dominante en este país, a los que nadie vota”.

A esta idea sumó el que “el 25% de contratos en 2018 fueron de menos de una semana de duración. Eso es normalizar la precariedad y así es imposible tener un plan de vida. Quieren que vivamos día a día a merced de los caprichos de un jefe o de los mercados”.

Mientras tanto, los responsables de todo ello o quienes lo consienten tienen nombres y apellidos, y están perfectamente identificados los puestos desde lo hacen. Garzón reprochó al gobernador del Banco de España que “mientras cobra cerca de 200.000 euros al año nos pide que nos jubilemos más tarde. Acabarán pidiendo que nos jubilemos al morir para no pagar pensiones”.

Denunció también que hace apenas unas semanas el Gobierno socialista de Pedro Sánchez “se ha negado a intervenir en el mercado inmobiliario para regular y poder bajar los alquileres. El PSOE nunca toca las verdaderas estructuras del poder cuando gobierna”.

El coordinador federal de IU avisó de que “los recortes en servicios públicos son machistas porque afectan más a las mujeres. Cuando no hay pensiones, cuidados ni ayudas públicas eso recae más sobre la mujer, que se acaba quedando en casa”.

Alberto Garzón se mostró convencido del buen resultado que logrará Unidas Podemos el 28A y animó a participar a todas las personas presentes en el abarrotado acto, porque “un puñado de votos puede, más que nunca, cambiar los resultados en cada provincia. Os pedimos que os movilicéis porque la única alternativa somos Unidas Podemos”.

Pablo Iglesias, por su parte, ha propuesto la creación de una empresa pública de energía “que compita de tú a tú” con las grandes eléctricas privadas para bajar la factura de la luz y garantizar la transición energética.

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno aseguró que “vamos a ser capaces de poder crear la empresa pública de energía que nuestra patria merece”, que será la garantía para lograr un modelo energético sostenible y basado exclusivamente en el desarrollo de las renovables.

Destacó que para comprender el poder real de las eléctricas en España hay que hacer memoria y entender lo que significan las ‘puertas giratorias’, que son “corrupción legal e institucionalizada. Hasta que no acabemos con ellas y no se prohíba que ex presidentes y ex ministros puedan acabar en los consejos de administración de grandes empresas energéticas no va a bajar la factura de la luz. Hasta quienes no nos han votado nunca y no nos van a votar reconocen la evidencia: solo Unidas Podemos podrá hacer que las ‘puertas giratorias’ se prohíban definitivamente”.

Eva García Sempere, diputada por Málaga durante la legislatura recién concluida y que de nuevo opta a repetir escaño, resumió durante su intervención que en estas elecciones generales del 28A solo hay “tres opciones: volver al medievo con el trío de derechas, el inmovilismo cobarde del PSOE o construir un nuevo país con Unidas Podemos”.

Coincidió con el resto de intervinientes en la idea de que las formaciones de derechas, aunque aparentemente compiten entre sí, “vienen a quitar derechos. Nos quieren en casa, asustadas y oprimidas. Nosotros venimos no solo a defender los que tenemos, sino a conseguir otros nuevos”.

García Sempere, que desde Izquierda Unida fue la encargada de coordinar la redacción completa de la proposición de ley para regularizar y legalizar la eutanasia, que luego se registró a través del grupo de Unidos Podemos, denunció que “este país ya tendría una ley sobre esta materia si algunos no hubieran antepuesto los intereses de su partido a los de la ciudadanía”.

Cuando esta proposición de ley se votó en el Pleno de la Cámara en 2017 PP y Ciudadanos la rechazaron directamente, mientras que el PSOE simplemente se abstuvo sabiendo perfectamente que de esa forma la propuesta no podía salir adelante.

Etiquetas

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar