fbpx
ActualidadInstitucionalMarina AlbiolNotas de prensaParlamento Europeo

IU busca hasta el último momento que el informe de la Eurocámara sobre Doñana que se vota mañana exija acabar con el proyecto gasístico

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo debe votar el trabajo resultante de la misión de investigación al Parque Natural realizada en septiembre de 2018, al que la eurodiputada Marina Albiol ha planteado una batería de enmiendas donde reclama la suspensión inmediata de los trabajos y la retirada de los permisos a Gas Natural Fenosa (actual Naturgy)

La eurodiputada de Izquierda Unida Marina Albiol considera que el texto del informe definitivo -que se somete a votación mañana jueves- de la misión parlamentaria de investigación al Parque Natural de Doñana debe “hacer un llamamiento inequívoco a que se paralice el proyecto gasístico” y a que “se revoquen los permisos, de manera que se ponga fin a la actividad de Gas Natural Fenosa (hoy Naturgy)”.

Albiol espera que la versión definitiva de este informe, consecuencia de la investigación in situ que organizó la Comisión de Peticiones en septiembre de 2018 “refleje las propuestas que IU ha elaborado durante toda la legislatura en colaboración con la plataforma Salvemos Doñana y las organizaciones ecologistas”.

La parlamentaria europea de IU explica que a pesar de que el documento elaborado por el presidente de la misión a Doñana, el conservador Pál Csáky, contiene “cosas positivas” en su versión preliminar, las enmiendas aportadas por Izquierda Unida buscan que “se refleje de forma nítida que la vida de Doñana pasa por acabar del todo con el almacenaje y el transporte de gas natural”, y por la elaboración de “un nuevo plan de gestión de sus recursos hídricos”.

Desde que a comienzos de febrero se publicara el informe preliminar “hemos dado forma, en colaboración con Salvemos Doñana y las organizaciones ecologistas, a una serie de enmiendas que pueden ayudar no sólo a frenar el deterioro, sino a recuperar el Parque”.

Al contrario de lo ocurrido en otras votaciones, Marina Albiol espera que el PSOE “apoye” esas enmiendas y “entienda que la paralización temporal del proyecto gasístico es tan solo un atajo, un parche temporal, y no la solución”.

“No puede continuar esta operación especuladora que pone en riesgo la biodiversidad de uno de los espacios naturales más importantes de la Unión Europea (UE) y, por tanto, debe acabar definitivamente”, recalca.

Explica que desde IU “pedimos la suspensión inmediata del proyecto y la retirada de los permisos concedidos. Creemos que se ha hecho burlando la regulación europea, sobre todo al otorgarle a Gas Natural Fenosa, hoy conocida como Naturgy, una declaración de impacto ambiental positiva”, cuando “no ha existido una valoración global del proyecto, sino que se dividió en cuatro partes”.

Además, “no se tuvieron en cuenta los riesgos sísmicos, lo que nos puede llevar ante un nuevo ‘caso Castor’. Tampoco hay un estudio de los posibles costes de la recuperación medioambiental del parque, ni del impacto en la agricultura o el turismo de la zona en caso de accidente”.

Sobre la situación de los acuíferos de Doñana, la eurodiputada de IU reclama que el informe resultante haga una mención especial al hecho de que la Comisión Europea denunció al Estado español ante el Tribunal de Justicia de la UE por no proteger los humedales, los hábitats y a las especies, sobre todo aves, del Parque.

En las enmiendas presentadas por IU también se plantea la adopción de “un nuevo plan de extracción y gestión de los acuíferos que respete los principios europeos de prevención y precaución”. Con respecto a la gestión, Albiol cree necesario que se proteja a los inspectores del Parque ante el acoso que, tal y como denuncian, sufren por parte de las personas que tienen pozos ilegales. “Son necesarios más recursos materiales, económicos y humanos, y se debe proteger a los inspectores”, destaca.

Marina Albiol considera “vital” el “cierre inmediato” de los pozos ilegales, así como “limitar las actividades económicas que tengan una demanda muy alta de agua”, para conseguir una “reducción efectiva del estrés hídrico” en el subsuelo de Doñana.

Todo ello debe combinarse con “una mayor aportación económica de la UE para mejorar la gestión de los recursos hídricos”, que serviría para que la actividad agrícola que se mantenga en torno al parque -que bajo ningún concepto debería ser extensiva- “desarrolle su actividad de forma sostenible”.

Etiquetas

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar